¿Alejados del fracaso?

¿Alejados del fracaso?

notitle
30 de agosto 2012 , 05:51 p. m.

Como todos los años, desde el 2005, se publicó hace algunas semanas en la revista Foreign Policy el índice de los Estados fracasados elaborado por Fund for Peace. El nuevo ranking pone a Colombia en el puesto 52 (mientras más bajo, más cerca del fracaso), una mejoría de 8 puntos desde el año pasado, cuando nos clasificaron en el 44, y aún más sustancial desde el 2005, cuando nos consideraron al borde del abismo en el puesto 14, muy cerca de Afganistán y Zimbabue.

Hay que insistir en el tema, a riesgo de ser repetitivos. Siempre he creído en la necesidad de prestar seria atención a estos índices, a pesar de mi escepticismo frente a la forma como se elaboran sus indicadores, y de las dudas que puedan tenerse sobre el ejercicio. Tales índices nos ayudan a saber de las percepciones internacionales sobre nuestra realidad -que deben interesar tanto al Gobierno como a la sociedad civil-. Y deberían estimular también mayores tareas introspectivas.

Según el índice del Foreign Policy, las circunstancias colombianas han mejorado. Colombia aparece entre los diez países del mundo que avanzaron más en el último año, tanto en el puntaje total de los indicadores como en el puesto otorgado.

Estas mejorías son relativas e insuficientes. Colombia sigue ocupando el peor puesto en Latinoamérica con la excepción de Haití. Nos sigue Bolivia (62), Ecuador (67) y Nicaragua (70). La distancia con otros países es enorme: Brasil (123), Costa Rica (139), Argentina (145), Chile (151), Uruguay (154). Según estos índices, hemos pues avanzado. Sí. Pero si queremos acercarnos a países como Brasil o Chile, nos falta un largo camino por recorrer.

¿Dónde estarían las principales razones para estar todavía a la vanguardia del fracaso en la región? El ranking de Foreign Policy se elabora a partir de doce indicadores. Nuestros tres peores siguen siendo los relacionados con problemas de refugiados internos, desigualdad y fragmentación de las élites -este último correspondería, creo, a la "polarización", sobre cuyos nefastos efectos he venido insistiendo-. En casi todos los indicadores, con la excepción del desempeño económico y la prestación de servicios, los puntajes recibidos son pésimos.

¿Qué tan válidos y confiables son estos índices? Voces críticas abundan. En un artículo, en World Policy, Lionel Beehner y Joseph Young señalan algunas de sus fallas -conceptuales, metodológicas y prácticas-. La noción de "Estado fracasado" simplifica una realidad mucho más compleja -los Estados pueden fracasar en unas áreas pero no en otras-. El ranking de Foreign Policy no parece retratar fielmente ciertas realidades: el año pasado, Libia ocupó el 111, que indicaba relativa estabilidad. ¿Y puede considerarse a Grecia, en el puesto 138, tan alejada del fracaso?

Barber y Young, sin embargo, no sugieren abandonar el índice de Foreign Policy, sino reformarlo. Otros prefieren echarlo a la caneca de la basura. Esa es la opinión de Claire Leigh, quien desde el Overseas Development Institute -un tanque de pensamiento británico- promueve un proyecto alternativo: en vez de medir el fracaso, Leigh prefiere un indicador de "fragilidad" centrado en "soluciones políticas en vez de problemas". Para Leigh, el índice de Foreign Policy sería una "campaña negativa de relaciones públicas que refuerza percepciones retardatarias y desalienta a potenciales inversionistas y turistas". (The Guardian, 2/7/12).

Comparto muchas de estas críticas. Pero no alcanzan a responder un interrogante fundamental que deben hacerse todos los países que, fruto de la publicidad de tales índices, aparecen ante los ojos de la comunidad internacional como "Estados fracasados", y sus nacionales como "ciudadanos de Estados fracasados": ¿Qué hacer frente a tales índices? Ignorarlos no puede ser buena respuesta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.