Los peligros de la fama mal manejada

Los peligros de la fama mal manejada

Consultamos la opinión de expertos para saber qué tan buena o mala puede llegar a ser la fama.

notitle
29 de agosto 2012 , 06:42 p. m.

(Ver los protagonistas de: Los peligros de la fama mal manejada)

La semana pasada Oscar Naranjo, el exparticipante de 'Protagonistas de nuestra tele', sorprendió al país con su supuesto ataque de nervios. La repentina fama y exagerada popularidad en la que se vio envuelto de la noche a la mañana, al parecer no fue bien asimilada por este costeño.

Lo sucedido con Óscar prende alarmas y hace recordar varios casos parecidos, en los que algunos personajes perdieron su rumbo, otros fueron famosos por un instante y por ser conflictivos pasaron al baúl de los recuerdos. Consultamos la opinión de expertos para saber qué tan buena o mala puede llegar a ser la anhelada fama.

Jaider Villa
Saltó a la fama en la primera versión de Protagonistas de novela, en 2002. La forma de mostrarse como un hombre fuerte, defensor de sus ideales y con su célebre frase: "Yo aquí no vine a hacer amigos", sumado a su belleza varonil hicieron que Colombia se enamorara de él y que ganara con una arrolladora votación. Sin embargo, Jaider fue cambiando, y mientras su fama subía como espuma también lo hacía su soberbia. Era déspota hasta con sus fans, inalcanzable para los medios de comunicación y por él cobraban sumas absurdas hasta por firmar autógrafos. La situación se tornó tan desesperante que se les salió de las manos a los mismos que lo volvieron galán de la noche a la mañana. Resultado de este comportamiento: no volvieron a llamarlo y luego se le vio haciendo pequeños personajes de reparto. Actualmente está viviendo en Miami y dedicado a la venta de autos. Ahora acepta que no supo manejar la fama y que le llegó siendo muy joven.

Carla Giraldo
Para nadie es un secreto que Carla Giraldo tuvo serios inconvenientes luego de saltar a la fama con su primer protagónico en Me llaman Lolita, cuando apenas tenía 13 años, en 1999. Esto la llevó a tener problemas familiares, al punto que tuvo que ser acogida por el Instituto de Bienestar Familiar y, posteriormente, debido a su rebeldía y a sus desórdenes juveniles, fue a dar a la Fundación La Luz, especializada en problemas de adicción. Carla, con los años, volvió a la actuación y es un ejemplo de superación pese a que su vida continuamente es salpicada por uno que otro escándalo.

Michel Alexandro Valencia
Cuentan que la primera transgenerista contratada por Canal Capital como presentadora ha protagonizado varios escándalos a pesar del poco tiempo que lleva. Dicen que se ha vuelto altanera y complicada. Todavía sigue presentando en el canal.

Benjamín Herrera
Se hizo famoso con su personaje de Ramoncito en Dejémonos de vainas cuando apenas tenía 9 años. Fue creciendo en medio de reflectores, entrevistas y el reconocimiento del público. A los 16 años, cuando aún estaba en el seriado, cayó en el alcoholismo. Como lo ha reconocido en varias entrevistas, siempre que llegaba a los eventos sociales era recibido con licor, así fue descendiendo poco a poco, al punto que no solo él se estaba destruyendo sino también su familia. Precisamente gracias a su familia y a su fuerza de voluntad logró salir de esta adicción luego de someterse a un tratamiento en una fundación. Después de Dejémonos de vainas ha hecho muy pocas cosas en TV.

Endry Cardeño
Era la primera vez que un transgenerista actuaba y además protagonizaba. Laisa, su personaje, se volvió muy popular y amado por el público. Pero Endry no supo en ese momento manejar la fama, se creyó el cuento de la diva y exigía como tal. Su éxito duró lo que estuvo la novela al aire. Endry se ganó otra clase de fama: la de complicada. No volvieron a llamarla y regresó a su actividad anterior como peluquera. Después de algunos años, Endry, más madura, reconoció su error y ahora además de filmar una película en Venezuela, protagonizó una obra de teatro con varios elencos. Su papel se lo turnaba nada más ni nada menos que con Ayda Morales y Alejandra Borrero.

Hablan los expertos

Dr. Germán Aguirre:
Médico Neuropsiquiatra, Especialista en comportamiento humano.
"Hay personalidades estables, inteligentes, narcisistas, que necesitan un reconocimiento del entorno, pero cuyas capacidades adaptativas son tan adecuadas que la fama los hace progresar y los estabiliza. Otros desarrollan una inteligencia emocional mediática. Se aferran a la fama como una adicción, y cuando la pierden, la reemplazan por el alcohol, la droga, el sexo, la violencia. Son personalidades desadaptadas que ante la fama pueden desequilibrarse, volverse agresivas, intolerantes, infantiles y vivir cambiando de pareja. Estas personas deberían ser sometidas a un estudio de personalidad. Son susceptibles de cambio y mejoría si buscan ayuda profesional.

Olga Albornoz - Psiquiatra:
"Hay que tener supremo cuidado con los niños. Si es inevitable que entren en estos procesos de fama, deben tener un acompañamiento psicológico permanente, tanto ellos como la familia".

Gloria Franco

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.