La corona de Norte de Santander enredada en un escándalo tipo novela

La corona de Norte de Santander enredada en un escándalo tipo novela

Las versiones del escándalo en el que está involucrada una exprotagonista de 'Nuestra Tele'.

notitle
29 de agosto 2012 , 06:42 p. m.

Una excandidata a la corona de Norte de Santander y exprotagonista de 'Nuestra Tele' dijo de la ganadora del título que era 'la querida' de su papá. Algunos incluso afirmaron que la reina electa y su novio habían vivido juntos. Aquí todas las versiones del primer escándalo rumbo a Cartagena.

Aquí un novelón con varios episodios y una sola corona.

Capitulo I
En 2010, Valentina Ortiz fue una de las favoritas para llevarse la corona de reina de Norte de Santander, peeeroooo... la ganadora fue María Fernanda Núñez, a quien días después le echaron ácido en el rostro: "No me dieron el título porque supuestamente estaba relacionada con el tema. Eso me generó inconvenientes y fue traumático. Se dijo que mi novio estaba detrás de lo que pasó, pero eso es falso. Quiero aclarar que no tenía pareja en esa época. Acabo de comprometerme con Juan David Londoño, pero ni él, ni mi familia, ni yo, tuvimos que ver con eso, y gracias a Dios la justicia capturó a los verdaderos culpables".

Capítulo II
Libre de cualquier pecado, Valentina volvió a jugársela. "El comité de belleza del departamento se comunicó conmigo este año para que presentara de nuevo el casting y, aunque ese siempre fue mi sueño, se vio frustrado porque eligieron a otra candidata para ir por Norte de Santander a Cartagena".

Capítulo III
Ante la pérdida, Valentina entró a la casa-estudio de Protagonistas de Nuestra Tele. Lo logró vistiéndose nuevamente de reina y presentando ante el jurado una audición que esa vez sí la clasificó y que prácticamente fue un exorcismo de lo que le pasó.

Capítulo IV
Previo al encierro como protagonista y ante el anuncio de que Marisela Arévalo fue nombrada por decreto reina de Norte de Santander y que irá este año a Cartagena, Valentina soltó una perla: "Dije que no podía ser que ganara 'la querida' de mi papá. Les pregunté a los del Comité si no se habían tomado la molestia de averiguar muy bien nuestras vidas. Ella tiene una relación con mi papá (Elkin Ortiz). No sé si ahora están viviendo juntos, pero hasta donde sé, así fue en un principio".

Capítulo V
¡Que pase... el novio!
Elkin Ortiz es un hombre mayor, periodista retirado y fue profesor universitario de su novia, Marisela Arévalo. "En eso del reinado siempre las apoyé a ambas. Jamás he tomado partido porque son amores diferentes.No me asombra que mi hija haya dicho eso. Es una niña y tiene derecho a expresarse como quiera. Ella tiene una vida independiente, igual a la mía. Marisela es atractiva, fiel, trabajadora, con aptitudes que nos gustan a los hombres. Nunca hemos vivido juntos. Seguramente en otra oportunidad. Ella vive con sus hermanos y yo vivo solo. Eso es tan solo una tontería".
De Elkin faltó decir que todavía está casado con Érika Ferrer -como lo asegura ella misma-, con quien tiene una bebé de dos años. Valentina es hija de la primera unión de Ortiz.

Capítulo VI
¡Que pase la reina enamorada!
"Elkin es mi novio. Llevamos año y medio, siempre me ha dado mi lugar y no vivimos juntos. Vivo con mi hermana cerca de la universidad. Cuando se presentó el incidente yo vivía con mi hermano, su esposa y mi hermana. Pasó esto y el comité me citó para escuchar mi versión y fortalecimos el vínculo. Yo no interferí en ninguna relación y lo que tenemos es serio y sin terceros. Ellos ya habían terminado".

Capítulo VII
¡Que pase la esposa!
Érika Ferrer es una diseñadora gráfica, madre de una bebé de Elkin Ortiz. Él afirma que están separados: "Ellas viven en Bogotá. Viví con ella un par de meses pero no le gustó la ciudad y se fue a la capital". Sin embargo, Érika dice que "en febrero de 2011 viajé y los amigos que dejé en Cúcuta me contaron que él se fue a vivir con la novia que tiene actualmente. Veía mensajes románticos de texto entre ellos y en una red social. Mi hija tenía 7 meses en ese entonces y cuando vi eso decidí regresar a casa de mi familia. Pero no nos hemos divorciado. Siempre dijo que me aburrí de la ciudad y del clima pero cuando llevabamos dos años de matrimonio me agredió, por eso me fui. Trabajo las 24 horas del día para mantener a mi hija".

Capítulo VIII
Ante los comentarios, el Comité de Belleza del departamento contrató a un detective, como lo confirma Yolanda de Colmenares: "Soy la representante de Raimundo Ángulo en Cúcuta. Somos un grupo de gente de la sociedad cucuteña donde nadie tiene intereses de plata ni de llamar la atención, por ende ya somos personajes de la ciudad. Supervisamos, y no es como dice Valentina. Comprobamos que eso es un chisme y una rabieta por no haber ganado. Ya hablamos con un abogado, y si se levantan calumnias les van a meter una demanda".

Capítulo IX
Como presidente del Concurso Nacional de Belleza, Raimundo Ángulo tiene la última palabra: "No tengo ni idea de si han vivido. Eso es derecho de su intimidad. A mí sí me llegó un rumor pero eso para nosotros no es problema porque en el reglamento lo que dice es que esté casada. Hoy en día viven muchas personas juntas.

¿Pero vivir no es como estar casados?
Ella no está casada y, pese al rumor, para nosotros no tiene ninguna implicación que la inhabilite para participar porque no vive con su novio sino en otro sitio.

Dicen que vivieron...
Cuando me llegó el rumor verificamos y en este momento vive con un hermano.

Capítulo X
¡Colorín colorado, este cuento no se ha acabado!

Cristina Estupiñan Ch.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.