Isla Margarita, la perla del caribe a solo dos horas de Bogotá

Isla Margarita, la perla del caribe a solo dos horas de Bogotá

Esta isla venezolana ofrece 70 playas, gastronomía, compras y Caribe.

notitle
29 de agosto 2012 , 05:16 p. m.

Al llegar a isla Margarita, en Venezuela, la sencilla fórmula de playa, brisa y mar cobra más sentido para quienes pisan este punto del país vecino en el Caribe, ubicado a poco más de dos horas de vuelo desde Bogotá.

Margarita está en el estado de Nueva Esparta y la conforman tres islas (península de Macanao, Margarita e isla Coche), que cuentan con cerca de 70 playas. Allí, con el suave choque de las olas y la vista del mar de varios colores, comienzan las vacaciones.

En este lugar hay opciones para todos: practicar kitesurf, jugar voleibol, broncearse sobre la arena o, simplemente, mirar hacia el horizonte mientras la rutina diaria queda atrás, muy lejos.

Hicimos un recorrido de tres noches y cuatro días, y comprobamos que es un destino conveniente para los colombianos.

Visitamos los hoteles Lagunamar (con ocho piscinas), Portofino (con dos piscinas) y Dunas, los tres muy recomendables. El plan para recorrer este destino vale en promedio 800 dólares, una semana, con tiquete aéreo y todo incluido.

En las noches recorrimos Pampatar y en el día visitamos interesantes pueblos y el parque Cerro del Copey, que gozan de buena seguridad las 24 horas.

Es una isla libre de impuestos, lo que la hace atractiva a la hora de comprar ropa de marca, relojería, artesanías y joyas.

En Playas de Manzanillo usted puede ver a los pescadores en plena acción.

Playa de La Restinga, un lugar recomendado para escaparse a contemplar el atardecer.

Comida típica, uno de los atractivos de Isla Margarita

Llegar a isla Margarita, la Perla del Caribe, es fácil. Los vuelos salen de Bogotá a Caracas y duran una hora y media; luego, en el aeropuerto de Maiquetía, basta tomar una conexión a Porlamar, que se demora unos 35 minutos.

Después de bajarse del avión, los visitantes encuentran planes para todos,  que atraen a los turistas a este pedazo de Venezuela en el Caribe, que mide 950 kilómetros cuadrados y donde viven cerca de 500.000 personas.

Sus 70 playas son públicas y perfectas para pasar un buen día; pero los margariteños (o 'ñeros', como se les dice a los locales) recomiendan algunas como El Agua, El Humo, Manzanillo, Parguito y El Yaque.

Uno de los sitios más apetecidos es Manzanillo. Allí es recomendable preguntar por el restaurante de la Popular Rosenda. Es uno de los 28 establecimientos típicos de Margarita y le permite al viajero relacionarse directamente con los pescadores de la zona, que estarán encantados de sacarle su almuerzo directamente del mar.

Ya sentados a la mesa, no hay que perderse algunos platos típicos de la región, como las pepitonas guisadas (moluscos pequeños), las patitas de calamares, el pastel de chucho (plátano con raya pintada, queso y salsa bechamel) y el pan de casabe, que es una receta indígena a base de yuca.

Además de excelentes playas, en Margarita hay otros sitios donde se pueden pasar algunas horas descansando del sol. En Asunción, la capital del estado de Nueva Esparta, es recomendable visitar la catedral, que alberga a la patrona de la isla. A solo 10 minutos está el castillo de Santa Rosa, ubicado en una montaña desde donde se aprecia una buena vista panorámica. Saliendo del castillo se encuentra una carretera que atraviesa la sierra de la isla y que lleva al Valle, otro municipio típico de Margarita, donde está el santuario de la Virgen del Valle, patrona de los pescadores, la Armada y de todo el oriente de Venezuela.

Justo antes de llegar al Valle vale la pena detenerse en el Parque Nacional Cerro Copey, una reserva natural de clima un poco frío donde, en contacto con la naturaleza, se le dedica un espacio del viaje a la relajación.

Ya por la tarde, después de haber hecho estos recorridos, una buena idea es pasar por Juan Griego, un municipio costero cercano a la laguna de Los Mártires. En ese punto se levanta un mirador desde el que se disfruta el atardecer. El sol se hunde poco a poco en las aguas del Caribe. Sin duda, una buena forma de despedirse de Margarita.

La Restinga y el Museo Marino

Es una laguna que queda saliendo hacia la península de Macanao, donde le ofrecerán un recorrido en lancha para llegar a una especie de puerto que le abre las puertas a una de las playas más bonitas de Margarita, que lleva el mismo nombre: La Restinga. No obstante, róbele unos minutos al mar y vaya hasta el Museo Marino, ubicado a 10 minutos de esta zona, donde podrá ver la historia natural de toda la isla y observar especies exóticas y multicolores, como los caballitos de mar.

Daniel Valero
Enviado especial
Invitación de Xperience, Turismo Alternativo S.A.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.