Camboya le reclama al Museo Metropolitano de Nueva York

Camboya le reclama al Museo Metropolitano de Nueva York

Otro capítulo más de la devolución a sus países de tesoros artísticos. El caso colombiano.

notitle
29 de agosto 2012 , 05:04 p. m.

Camboya, un país amigo de E.U., reclamó al Museo Metropolitano de Nueva York las estatuas de dos guardias sacadas de un templo sagrado en las selvas del sureste de Asia. Se trata de 2 piezas de un metro de alto, 400 kilos de peso, en arena rocosa y que datan del siglo X d.C. Fueron robadas de Camboya y posteriormente pasaron a manos de un coleccionista que a la vez las donó al MET en la década de los setenta. Los centinelas arrodillados están en la colección permanente del museo y hacen parte de una galería que muestra objetos de alta calidad y belleza  de la civilización Khmer.

El gobierno camboyano pidió a través de Anne LeMaistre, representante de la Unesco en Phnom Phen, la capital de Camboya, la restitución de las piezas e inició una petición formal al MET para la devolución.  De acuerdo con el informe preliminar y evidencias, las 2 piezas y otra más, que estuvo en subasta en Sotheby's, hacen parte de un grupo de estatuas robadas durante el conflicto civil en el país asiático.  Por cerca de mil años las estatuas estuvieron en el templo Prasat Chen, en la región de Koh Ker, a 200 millas al noroeste de Phnom Phen y ahora decoran una galería del MET. Es como si se hubiesen robado 2 guerreros de San Agustín y estuvieran expuestos en un corredor del Museo de Historia Natural de Nueva York.

Es necesario decir que existen, entre otros, 2 argumentos de base para la disputa de objetos que son parte del patrimonio nacional y fueron hurtados: por un lado, los historiadores de arte dicen que los museos son los lugares ideales para albergar la obra, ya que es necesario tener las condiciones físicas y adecuadas para asegurar que la pieza se conserve. Además un público masivo tiene acceso directo y puede disfrutarla. Por otra parte, los países demandantes sostienen que estos objetos fueron robados, sacados y vendidos de forma ilegal por intermediarios a coleccionistas, casas de subasta o museos.  Por lo tanto parte del patrimonio nacional, representado por creaciones desde que los hombres comenzaron a pintar en las paredes de las cavernas, es propiedad de los países donde se originó la pieza.

A partir de los 60s la Unesco comenzó a plantear la idea de repatriación de piezas a sus países de origen como forma de reparación histórica por la expoliación a las colonias. Desde entonces muchas naciones han solicitado la devolución de tesoros y durante la última década, sobre todo, los museos estadounidenses han devuelto numerosos objetos como un gesto de respeto y buena voluntad.  Uno de los casos más recientes fue una diosa del Museo Getty que regresó a Italia. La Venus de Morgantina de 2500 años fue instalada en el museo arqueológico de Aidone, Sicilia. Asimismo, Phillipe de Montebello ex director del MET gestionó durante la dirección del museo numerosas devoluciones y afirma, en repetidas ocasiones, que "podría considerarse como un gesto de responsabilidad y generosidad que debe servir de ejemplo a otras instituciones".

De igual forma expertos colombianos han pedido al gobierno español a través de distintos mecanismos la devolución de 122 piezas del tesoro quimbaya. Sin embargo, debido a que los tratados sólo se refieren específicamente a objetos sacados ilegalmente, no es este el caso, ya que las piezas fueron donadas en 1892 por el Presidente Carlos Holguín a María Cristina de Habsburgo, reina regente de España. Vale la pena aclarar que el 4 de septiembre de 2009 el juzgado 23 de Bogotá falló una acción popular interpuesta por Felipe Rincón Salgado, según la cual la donación constituyó una transferencia inconstitucional y vulneró gravemente el patrimonio colombiano. El fallo ordenó a la Cancillería, el Ministerio de Cultura, el Instituto Colombiano de Antropología y la Procuraduría iniciar acciones pertinentes. La Academia de Historia del Quindío, bajo la dirección de Jaime Lopera, con apoyo de las 24 academias del país y una carta que envié a la Princesa de Asturias Doña Letizia pedimos la devolución de las piezas bajo argumentos legales y como un acto de responsabilidad y afecto de los españoles hacia los colombianos.
 ¿Ingenuidad o perseverancia? Camboya, así como otros países saqueados durante invasiones, ataques o conflictos tienen derecho a demandar restitución del patrimonio cultural. 74 piezas de cerámica y orfebrería del tesoro quimbaya están en el Museo Field de Chicago. Fueron a parar a las bodegas del museo estadounidense cuando llegaron como parte de un préstamo a la Exposición Mundial de 1893. Nunca regresaron a Colombia ni tampoco han sido expuestas desde entonces. Ya es hora de que también las solicitemos al museo. No las tienen en  exposición permanente pero están guardadas bajo llave en los sótanos del museo en Chicago. Colombia ya posee una infraestructura ajustada para salvaguardar sus propios tesoros y poder, entre otros, investigar  a fondo un período de nuestra historia precolombina.

Los colombianos tenemos derecho a ver dichas piezas. Voceros del Museo Field sostienen que fueron donaciones o compradas de forma legal. Así sucedió en el caso de los centinelas arrodillados del templo camboyano y que reclaman hoy su país. Harold Holzer, vicepresidente de asuntos externos del MET, sostiene que "no están ocultando nada y tienen la documentación legal de la adquisición".  Aunque el Museo Field de Chicago también tenga pruebas de las compras y donaciones, a los colombianos nos toca iniciar un reclamo justo y necesario. No creo que sea una absoluta quijotada.

Por Alister Ramírez Márquez
Nueva York

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.