Nueva EPS, en la mira de la Contraloría

Nueva EPS, en la mira de la Contraloría

Investigadores fiscales no descartan que exista una posible desviación de recursos.

29 de agosto 2012 , 07:25 a. m.

Giros irregulares a hospitales y centros de salud, inconsistencias en compra y facturación de medicamentos y en los recobros ante el Fosyga, lo mismo que en el pago de honorarios y dividendos a sus socios con dineros del sistema de salud, hacen parte de los cuestionamientos que llevaron a la Contraloría General a poner en la mira de sus investigaciones a la Nueva EPS.

Estas inconsistencias hacen parte de los hallazgos que hizo el organismo de control después de examinar con lupa los estados financieros y contables de la EPS en sus cuatro años de creada.

Por estos hechos tendrán que responder dos de los presidentes que la Nueva EPS ha tenido: Héctor Cadena Clavijo y José Fernando Cardona (actual cabeza de la entidad), así como los miembros de su Junta Directiva. (Lea: Nueva EPS, dispuesta a responder cuestionamientos de Contraloría).


La auditoría adelantada por la Delegada de Asuntos Sociales concluye que existen méritos para la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal ante un posible detrimento patrimonial que superaría los 200 mil millones de pesos.

La mitad de esa cifra son giros por anticipos a IPS (hospitales y centros de salud), supuestamente, sin soportes que los justifiquen.

Los investigadores fiscales no descartan que detrás de esto exista una posible desviación de recursos.

"Es tal el desorden contable encontrado que la misma entidad desconoce cuáles procedimientos médicos están cancelando", señalaron a ELTIEMPO.COM fuentes cercanas a la investigación. Dijeron también que estos mismos vacíos han sido detectados en el reconocimiento de incentivos económicos pactados en los contratos con las IPS por la atención de los pacientes.

En la adquisición y suministro de medicamentos se han encontrado posibles sobrecostos que superarían los 40 mil millones de pesos.

Los proveedores, además son firmas que pertenecen a dos de las cuatro cajas de compensación que son socias de la Nueva EPS. La auditoria señala que también se evidencia una práctica que es común en casi todas las EPS investigadas: los precios no se ajustan a los del mercado.

"Nos sorprende ver cómo ninguna EPS compra de manera directa a los laboratorios. En la mayoría de los casos se le compra a un tercero", manifestaron los investigadores.

También se encontraron casos de fórmulas médicas que han sido facturadas varias veces con medicamentos de alto costo y que no figuran en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

Otro cuestionamiento que hace la auditoría del organismo fiscal es un contrato con Famisanar (EPS de la que hacen parte Cafam y Colsubsidio) que entrega en calidad de arriendo el uso de un software administrativo por el que paga mil millones de pesos y según la Contraloría presenta deficiencias.

La Nueva EPS debe explicar, señala la Contraloría, cómo puede repartir utilidades a sus socios y pagar altos honorarios a sus directivos (1.125 millones de pesos en dividendos en los cuatro años)
 a pesar de arrojar un déficit de 10 mil millones de pesos.

El examen contable del organismo encontró que la entidad cuenta con una alta mayoría de afiliados mayores de 50 años y un alto número de atención en enfermedades, lo cual no concuerda con el estado financiero encontrado.

REDACCIÓN JUSTICIA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.