'Farc y Eln, en mesas distintas pero en iguales condiciones'

'Farc y Eln, en mesas distintas pero en iguales condiciones'

Así se refirió el padre Echeverri sobre los posibles diálogos de la paz con estos grupos armados.

29 de agosto 2012 , 02:59 a. m.

El padre Darío Echeverri González, secretario de la Comisión de Conciliación Nacional, aseguró en diálogo con EL TIEMPO que los acercamientos entre las Farc y el Gobierno pasan por un momento de madurez para hacerlos públicos y dice que el papel de la Iglesia estará en ambientar esta negociación.

Echeverri González  explicó que no es conveniente que las Farc y el Eln se sienten en la misma mesa a negociar. Pero insiste que este diálogo sí debe darse de manera paralela.

¿Era el momento apropiado para hacer públicos los acercamientos del Gobierno y las Farc?

Creo que sí. A pesar de que el anuncio tiene coincidencias electorales con Venezuela, pero en Colombia, presentar esa noticia al país en un año electoral, o sea el año entrante para nosotros, no hubiera sido afortunado. Es un tiempo de madurez para el Presidente Santos, de madurez de un proceso de ambientación y es la hora de arrancar y qué bueno que se cuenta con la ayuda de Noruega, que son expertos en la facilitación de estas negociaciones. Ojalá podamos prosperar. Primero, que haya de las Farc y del Gobierno una voluntad positiva. Y segundo, que haya toda la fuerza para superar las desconfianzas y que el país puedan contar con el respaldo que se necesita  para ese proceso.

¿Cuál ha sido y será el papel de la Iglesia?

La Iglesia, y esto hace parte de su misión y de su vocación, expresa toda la disponibilidad para ejercer los mejores oficios para ambientar negociaciones de paz y de reconciliación. Eso ha sido y será indiscutiblemente.

¿Cómo avalúa los acercamientos. ¿Este será el que nos lleve a la paz?

Muchos Gobiernos lo han intentado. También lo intentó el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Es una obligación para los Gobernantes buscar los caminos que conduzcan a la superación del conflicto y a la paz.

El presidente Santos ha iniciado y llevado un tiempo largo inspeccionando caminos, acercándose, ha habido diálogos previos, ahora ya salió a la luz pública llevándose con mucha prudencia y sigilo.

¿Qué les ha dicho el Presidente Santos?

De parte de la Iglesia hay un compromiso con la paz. La Iglesia le ha reiterado al Presidente de la República su disponibilidad para ejercer sus buenos oficios. La Iglesia dará su mejor colaboración, el Presidente en sus visitas a la Conferencia Episcopal, a la Asamblea General del Episcopado, ha expresado la necesidad de la cooperación de la Iglesia. Esa Iglesia católica, que al igual que todos los colombianos anhela una Colombia reconciliada y en paz, y que sabe que el diálogo es la puerta que hay que cruzar.

Hoy o mañana esos diálogos nos conducirán a la paz, superando todas las dificultades, son muchas, todas las desconfianzas. Y se abrirá la puerta para llegar a una negociación, a una superación del conflicto, y algún día a la paz anhelada.

El lunes el Eln, a la par de los anuncios, indicó su voluntad de entrar también en un proceso de paz. ¿Qué pertinencia tiene este pronunciamiento?

El lunes salió Nicolás Rodríguez  Bautista y expresó su deseo de poder entrar en un diálogo que condujese a una paz con el Eln. Nicolás Rodríguez Bautista en múltiples ocasiones ha expresado ese deseo. Incluso,  retaban a la Iglesia para que ambientara y facilitara un poco esas condiciones para un dialogo y una negociación. Ojalá, no creo que sea en la misma mesa que las Farc pero qué bueno que fuera de manera paralela. Estoy seguro que así, al mismo tiempo, y no importa que sea en mesas distintas, se pueda avanzar tanto con Farc como con Eln.

El proceso de las Farc va mucho más adelante... 

De todas maneras el camino recorrido con las Farc puede iluminar un camino con el Eln. Se puede avanzar más rápidamente teniendo en cuenta las lecciones aprendidas, y poner casi como en iguales condiciones un proceso con Farc y Eln.

¿Cuáles son los puntos álgidos de esta negociación?

Primero, la superación de la desconfianza, es un gran desafío. Segundo, marchar con la verdad, ser capaz de mirarse a los ojos con la verdad por delante. Avanzar decididos a superar dificultades grandes. Tercero, el problema de la droga, la desmovilización y entrega de las armas. También hay que superar la desconfianza de la opinión pública. Y  la maldita guerra es un maldito negocio que produce réditos muy grandes para muy pocos. La paz es otro negocio que produce réditos para muchos. Ojalá esos pocos que ganan con la guerra logren ser involucrados en una negociación para avanzar en la búsqueda del bien común.

¿Esta vez si habrá una real disposición de las Farc para el diálogo?

Sé que hay dificultades. Lo decía Fabián Ramírez en un comunicado. Pero se trata de eso de superar las dificultades.

REDACCIÓN JUSTICIA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.