Tarjeta SIM permitió captura de presuntos autores de ataque a Londoño

Tarjeta SIM permitió captura de presuntos autores de ataque a Londoño

Otra pieza determinante en la investigación fue una llamada de un habitante del Tolima.

notitle
28 de agosto 2012 , 09:49 p. m.

La tarjeta SIM desde donde se dieron las últimas instrucciones para el atentado a Fernando Londoño, el 15 de mayo pasado en Bogotá, y que fue hallada en la casa del menor de 16 años señalado de poner la bomba tipo lapa en la camioneta del exministro, es una de las pruebas contra los presuntos responsables de ese acto terrorista.

En la madrugada de este martes, tras varios meses de investigación, la Dijín, el Gaula y el CTI capturaron al menor, que ese día lleva una peluca, y a otros cuatro hombres sindicados de ser los responsables del ataque, en el que murieron el escolta Ricardo Rodríguez y el intendente Rósember Burbano, y 48 personas más resultaron heridas. (Vea Así fueron las capturas de los autores del atentado contra Londoño).

El fiscal general, Eduardo Montealegre, señaló que la organización responsable del atentado recibió al menos 1.000 millones de pesos y se mantuvo en la tesis de que las Farc serían las autoras intelectuales.

En el mismo sentido se refirió el director de la Policía, el general José Roberto León Riaño, quien indicó que en otros casos las Farc han pagado a organizaciones ilegales con el fin de que no se les endilguen los hechos.

Pero llegar a la banda delincuencial que ejecutó la acción terrorista fue un proceso largo. Se analizaron 35.000 líneas detectadas en el recorrido que ese día hizo Londoño desde Radio Súper -donde dirige el programa La Hora de la Verdad- hasta la calle 74 con avenida Caracas, y se armaron las 'fichas' detectadas en la infiltración que hombres de la Policía hicieron a vendedores ambulantes en la capital y a la banda el 'parche de Zuley', en el distrito de Aguablanca, en Cali.

De allí, dos testigos claves llevaron a los investigadores a Cali, donde Diego Fernando Tabares, 'Lucho' -quien logró fugarse en medio de la operación- y César Ruiz, 'Bigotes', coordinaron el envío de sicarios a Bogotá.

Fue un vendedor de la calle quien les indicó a los uniformados el "hotel de mala muerte" donde el menor de edad se había hospedado desde el 8 de mayo, día en que llegó a la capital. En ese hotel, ubicado sobre la Caracas, hallaron en una caneca un imán y un papel con un número celular: era el de Nelson Aguirre, 'Chapulín', quien presuntamente condujo la moto en la que escapó el menor. 'Chapulín' también llegó el 8 de mayo.

El número de teléfono aparecía entre las miles de líneas detectadas inicialmente. Luego los investigadores recibieron una llamada que resultó clave en la investigación.

Se trataba de un habitante de Espinal (Tolima), quien contó que en su negocio dos jóvenes -el menor y 'Chapulín'- hablaban del éxito de una "vuelta coronada" y aportó otro número al que ese día los jóvenes llamaron antes de salir del pueblo.

Ellos se comunicaron con César Ruiz, 'Bigotes', jefe de la banda a la que, según la Policía y la Fiscalía, pertenecen los capturados.
Con el aval de un juez, el teléfono de 'Bigotes' fue intervenido y así se conoció que tenía su 'oficina' en la esquina del parque Zuley, en el barrio El Vallado, de Cali, y se dedicaba al microtráfico, al sicariato y al hurto.

La interceptación también permitió conocer que 'Bigotes' hablaba con Ulises Castellanos, 'Apu', de otras acciones ilegales en Bogotá. De acuerdo con la investigación, fue 'Apu' el encargado de hacer la inteligencia previa a Londoño y de ubicar la moto y el hospedaje para el menor y 'Chapulín'.

El enlace entre 'Bigotes' y 'Apu' era Diego Fernando Tabares, 'Lucho', quien pese a haber sido condenado a 34 años logró la libertad en el 2009 argumentando enfermedad cardiaca. Alias 'Lucho' es señalado además de haber suministrado la bomba lapa y el dinero para el atentado.

REDACCIÓN JUSTICIA

Uno de la banda, libre pese a que fue desvirtuada enfermedad

Por padecer supuestamente una enfermedad cardiaca, el juez primero de ejecución de penas de Cali suspendió el 20 de agosto del 2009 la pena de 34 años contra Diego Fernando Tabares Marín, 'Lucho', quien escapó y hoy es señalado de ser el 'cerebro' del atentado contra el exministro Londoño.

Por esta jugada jurídica, y pese a su amplio dosier criminal, Tabares solo pagó seis años de prisión.

El dictamen inicial, de Medicina Legal, señalaba que Tabares tenía una enfermedad coronaria y pedía seguimiento, pero en un segundo examen, realizado el 17 de septiembre del 2009, no se halló una enfermedad grave. Sin embargo, Tabares siguió libre.
Entre los antecedentes de este hombre está su pertenencia a los R-15, la histórica banda de atracadores de Cali conformada en su mayoría por exintegrantes de la Fuerza Pública.
Tabares fue capturado el 8 de julio del 2003 como miembro de una banda internacional de secuestradores llamada 'los Pelacos' (Persecución a Ladrones de Corbata), que en el 2002 plagió al empresario Alfonso Darquea Coloma, primo del exministro de Energía de Ecuador Francisco Acosta Coloma.

A Tabares se le señala hoy de contactar a cada uno de los seis participantes del atentado contra el exministro Londoño y de suministrar la bomba tipo lapa, similar a los artefactos usados por la ETA, para sus ataques terroristas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.