El Meta es puro Llano

El Meta es puro Llano

notitle
28 de agosto 2012 , 09:08 a. m.

Recorrimos uno de los departamentos más grandes de Colombia: de Caño Cristales, en el sur, hasta Puerto Gaitán, donde se ven los delfines rosados.

Entre mayo y diciembre, hectáreas enteras están inundadas y solo los árboles más altos se destacan sobre el agua. Así es el paisaje en gran parte del Meta durante esta época de invierno: ríos desbordados que forman pozos en los que se reflejan el sol y el arcoíris a lado y lado de carreteras planísimas.
 
Estamos recorriendo el Meta y sabemos que para ello se requiere paciencia, pues las distancias son enormes en este departamento, que con 85.770 kilómetros cuadrados es uno de los más extensos del país. Solamente cubrir los 191 kilómetros que separan a Villavicencio de Puerto Gaitán toma más tiempo (3 horas) que manejar de la capital del departamento hasta Bogotá.
 
El Meta es un destino que exige tiempo para conocerlo; pero la recompensa bien lo vale. Entre otros, aquí están la belleza única de Caño Cristales, en La Macarena; los delfines rosados que se ven en Puerto Gaitán; y el Bioparque Los Ocarros, con sus 1.200 animales de 180 especies, a 3,5 kilómetros de Villavicencio.
 
También, delicias de la comida local como la carne a la llanera (mamona) de Cumaral; la piña de los puestos en los bordes de la carretera hacia Restrepo, el pan de arroz de San Martín y el sin igual queso siete cueros, que se encuentra en la vía que va de Puerto López a Puerto Gaitán. Un viaje para descubrir una Colombia distinta.
 
La fauna del Llano

Para visitar el Bioparque Los Ocarros es necesario contar con unas cuatro horas. La idea es no estar de afán mientras se recorre este zoológico de 5,5 hectáreas. Siempre hay algo que sorprende a quienes no están familiarizados con la fauna de esta región.
 
A 3,5 kilómetros al nororiente de Villavicencio (vía al Casanare), al otro lado del río Guatiquía, está este zoológico, donde llama la atención el animal insignia del parque, el ocarro, un armadillo gigante (los de aquí pesan cerca de 45 kilos) que excava las madrigueras en las que duerme.
 
En Los Ocarros hay 1.200 animales de 180 especies. Al caminar por los senderos se ven venados colorados, osos perezosos, estanques llenos de tortugas, cocodrilos del Orinoco, babillas, marimondas y gavilanes polleros. También, a través de un vidrio de forma piramidal, se aprecian anacondas enormes que descansan junto a unos charcos y se asolean enroscadas en los árboles. La colección la completan decenas de serpientes venenosas, como la talla X, la guardacaminos y la cuatro cabezas; y en el acuario, cachamas y pirañas. 
 
Delfines a la vista

Los delfines rosados no son exclusivos del Amazonas. Para verlos también es posible manejar 191 kilómetros desde Villavicencio hasta Puerto Gaitán, un municipio del nororiente del Meta con 15.000 habitantes y cuya economía gira alrededor de las explotaciones petroleras.
 
Una canoa con motor fuera de borda (potrillo le dicen en la región) es la embarcación que nos espera en el río Manacacías. Bajo el mando del lanchero Gabriel Carvajal, pescador y constructor de estas lanchas, vamos río abajo, en dirección a Puerto Carreño.
 
Unos 12 kilómetros después, el Manacacías se une con otros dos ríos: el Yucao y el Meta. Ahora cae una lluvia delgada y el nivel del agua tapa los troncos de muchos árboles en la orilla. Cuesta creer que en este punto se realiza cada enero el Festival de Verano. En esa época el agua baja cerca de dos metros y se forman playones donde unas 40.000 personas arman la rumba.
 
Hoy queremos ver los delfines rosados, que aquí son conocidos como toninas. No es fácil porque el agua es café y estos mamíferos se asoman brevemente para respirar, de forma que muchas veces solo se oye el chapoteo que producen y apenas se ve la estela que dejan en el punto donde emergieron.
 
Por fin, luego de que Carvajal describe círculos en el río y golpea con el puño la madera de la embarcación para atraerlos, algunos sacan la cabeza. Misión cumplida. Una garza gris levanta el vuelo al paso de la lancha y los cantos agudos de las urracas violacas (pollos de monte) nos despiden desde las copas de los árboles.
 
De la piña al pan de arroz

Uno de los placeres de viajar por el Meta es la comida. Apenas saliendo de Villavicencio hacia Restrepo, ambos costados de la carretera se pintan con el amarillo de las piñas. Estas frutas son tan dulces y suaves que aquí los vendedores se refieren a ellas como manjar. El precio, además, es increíble: ocho piñas pequeñas por 10.000 pesos. 
 
Más adelante está Cumaral, la 'capital mundial de la mamona'. A la entrada de este pueblo hay cerca de 10 asaderos típicos, a los que un domingo pueden llegar hasta 5.000 personas. La mamona es una carne blandita, cuyo secreto, según William Vásquez, propietario del restaurante Los Caporales, está en que el ternero haya sido criado con buena sal y buen pasto, y tenga solo entre 12 y 17 meses.
 
"La carne se cocina en un palo de guayacán o naranjo entre 40 y 70 minutos. Las presas más gruesas, entre una hora y media y dos horas", explica Vásquez, que hace 30 años está dedicado al negocio de servir "la mejor carne a la llanera en el mundo".
 
Más lejos, en la ruta que une a Puerto López con Puerto Gaitán, se consigue el incomparable queso siete cueros. Se hace con cuajada, su textura es similar a la del caucho y la hoja de plátano en la que se envuelve conserva su frescura.

Otro sitio fundamental en la ruta gastronómica por el Meta es San Martín, donde el pan de arroz es el principal atractivo. Varias tiendas venden estas rosquitas que se preparan con cuajada y se cuecen con leña en hornos de barro. El resultado es una delicia tostadita, casi adictiva. Muy sabrosa también es la torta de gacho. Es dulce y se hace a base de cuajada y bocadillo.

Planes de aventura

No tan publicitadas como en otras partes del país, actividades de aventura como el rafting están disponibles en el Meta. 

Para recorrer algunos kilómetros del río Ariari hay que llegar al municipio de Cubarral, ubicado 58 kilómetros al sur de Villavicencio. Allí, los turistas reciben instrucciones de los guías antes de montarse en el bote de caucho, con sus chalecos salvavidas y sus cascos.

Este plan se complementa con un sancocho en Guamal, a la orilla del río Humadea, donde cientos de personas se bañan los fines de semana. En este sitio, donde el agua es transparente y fresca, los habitantes están preocupados porque ya les anunciaron que pronto habrá una explotación petrolera en la montaña y no quieren que su río se contamine.

Otro plan muy común entre quienes buscan emociones fuertes es el de montar a caballo. Basta tomar la vía que va a Restrepo, hacia el norte de Villavicencio, para encontrar fincas que ofrecen este tipo de planes. Una de ellas es el Campo Ecológico Gramalote, en Restrepo. Allí, además de cabalgatas, se ofrece la experiencia de ver el trabajo de vaquería; se observan aves y los visitantes pueden hacer caminatas.
 
Un lugar donde los turistas encuentran programas diferentes es la Hacienda Marsella (kilómetro 15 en la vía a Puerto López). Allí, es posible montar en el buggy cerrero, un vehículo que antes era una combinada y fue adaptado para transportar a 32 personas por esta finca para ver búfalos, vacas, caballos, micos y cachirres (caimanes), entre otros.

Si usted va

La carretera entre Bogotá y Villavicencio está en muy buen estado y los tres túneles acortan el camino. El trayecto en la sola vía puede tomar cerca de dos horas, pero la demora está en la salida de la capital.

Las carreteras del Meta son planas, pero a pesar de esto es necesario tener en cuenta que los recorridos son largos. Primero, por la extensión del departamento, pero también debido a que las vías son solo de dos carriles y están llenas de tractomulas que llevan crudo.

Dónde comer

-Asadero Los Caporales, en Cumaral. La mamona es la especialidad. 313 250 3772; loscaporales@hotmail.com

-Estadero La Isla. Guamal. Rico sancocho. 313 377 5915; estaderolaisla@hotmail.com

-Don Kino. San Martín. El pan de arroz es delicioso. Calle 2 N° 5-19, barrio Camoa. 314 469 0186.

-Casa Los Trigos. Calle 9 N° 3-55. San Martín. Pan de arroz y torta de gacho. 310 349 1942.

-El Chuzo Gourmet. Villavicencio. Buenas hamburguesas. www.elchuzogourmet.com


Dónde alojarse

-Hotel Las Pampas. Antigua vía a Guamal, km 27. (8) 656 8030, 320 341 5398; www.hotelcampestrelaspampas.com. Desde $150.000 por persona (en acomodación doble). Ofrece pasadías, con almuerzo y el uso de 4 piscinas, por $20.000.

-Hotel Wyndham Garden. Desde $139.000 por persona, en acomodación séxtuple. Incluye alojamiento en fin de semana y alimentación completa, entre otros. 489 3030; www.wyndham.com

-Hotel del Llano. www.hoteldelllano.com; (8) 671 7000, 579 8996 (Bogotá). Desde $170.000, en habitación doble (hasta 30 de septiembre, solo en fines de semana sin puente).

-Centro Permacultural Cosmogénesis. 3 cabañas. Entre Restrepo y Cumaral. 321 204 9367, 314 235 8156. www.cosmogenesis.org Desde $55.000 por persona, con desayuno.

-Lagos de Menegua. Km 17 vía a Puerto López. Tiene 24 habitaciones, ofrece tours en campero, caminatas, cabalgatas y pesca deportiva. www.lagosdemenegua.com; 616 0439, 315 326 6068. Desde $110.000 por persona (en acomodación doble), con desayuno, cena, uso de kayak, pesca deportiva y caminata.

-Bioparque Los Ocarros. (8) 664 8713, 300 815 6222. Entrada: $8.000, niños hasta 11 años y mayores de 65; $11.000, mayores de 11 años.

-Hacienda Marsella. www.haciendamarsella.com, 311 219 5065, (8) 669 8840; admon@haciendamarsella.com

-Campo Ecológico Gramalote. Km 7 vía a Restrepo. www.campoecologicogramalote.com, je@hsllanos.com; 310 628 2528. Cabalgatas, desde $30.000.

-Delfines rosados en Puerto Gaitán y rafting en Cubarral. Vergel Aventura. www.vergelaventura.com; 311 281 9328, 300 264 3760, (8) 682 5353.

-Parque Las Malocas. Aquí se aprecia la vida típica del Llano. Hay manga de coleo. (8) 662 4643; 310 332 2101. Entrada, $5.000.

Juan Uribe
Enviado especial de EL TIEMPO
Villavicencio (Meta)
Invitación del Instituto de Turismo del Meta, Acodres-Meta y Cotelco-Meta.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.