Por qué la prudencia de Santos / Análisis

Por qué la prudencia de Santos / Análisis

27 de agosto 2012 , 11:51 p. m.

Muchos se preguntaban ayer (lunes) por qué el presidente Juan Manuel Santos no salía a confirmar los acercamientos con las Farc mientras iban y venían versiones extraoficiales sobre los encuentros de delegados del Gobierno con representantes de la guerrilla.

Su silencio hasta las horas de la noche y luego su alusión explícita a la "prudencia y seriedad" con que quiere manejar los diálogos exploratorios con esa guerrilla indican que Santos se está cuidando de decepcionar al país y que solo hablará de un diálogo con las Farc cuando vea señales inequívocas de la voluntad de paz del grupo armado.

Precisamente, durante su encuentro con los indígenas del Cauca, envió un claro mensaje en ese sentido: "Si la historia me recuerda como el Presidente que logró la paz, yo moriría tranquilo". Y luego dijo: "Para terminar el conflicto, yo, como Presidente, necesito la certeza de que hay una voluntad del otro lado".

Claramente, Santos se está dando el tiempo necesario para obtener signos ciertos de las Farc, y seguramente cuando lo oigan hablar de un proceso de paz con esa guerrilla es porque ha logrado la certeza de que su contraparte está dispuesta al cierre definitivo del conflicto que él busca.

Marisol Gómez Giraldo
Editora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.