'Neil Armstrong nos enseñó el poder de un pequeño paso': Obama

'Neil Armstrong nos enseñó el poder de un pequeño paso': Obama

Por complicaciones de tipo cardiovascular, murió el primer hombre que pisó la superficie lunar.

notitle
25 de agosto 2012 , 08:12 p. m.

"Houston, aquí la base 'Tranquilidad', el águila aterrizó". Estas fueron las primeras palabras del comandante de la misión del Apolo XI, Neil Armstrong, cuando el piloto Buzz Aldrin alunizó manualmente el Eagle (Águila) en el Mar de la Tranquilidad el 19 de julio de 1969. Mike Collins completaba la tripulación. (Siga este enlace para ver una galería de fotos sobre Neil Armstrong).

El 20 de julio, a las 2:56:48 GMT (9:56.48 de la noche del 19 en Colombia) Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar la luna, luego de salir de su módulo con una escalera tan corta que lo obligó a saltar para llegar al piso. (Lea también: La importancia de Neil Armstrong y el Apolo 11 para la humanidad)

"Es un pequeño paso para el hombre, un paso gigante para la humanidad", fue la ahora legendaria frase que acompañó ese momento, presenciado por millones de telespectadores. Ese hombre, que se convirtió además en el símbolo de la profecía cumplida del presidente de EE. UU., John F. Kennedy, asesinado en 1963, de "poner un estadounidense en la luna antes del final de la década" murió este sábado a los 82 años en Ohio (EE. UU.), días después de superar una operación de corazón. (Lea también: La historia detrás de Neil Armstrong).

Armstrong, que fue ingeniero aeronáutico, piloto y astronauta, nació el 5 de agosto de 1930 en Wapakoneta, Ohio. En 1949 ingresó a la Marina, donde prestó sus servicios hasta 1952. Se graduó en Ciencias e Ingeniería Aeronáutica en la Universidad de Purdue (Indiana), y más tarde amplió estudios en la Escuela de Graduación de la Universidad de Carolina del Sur. (Lea: Los primeros pasos lunares de Armstrong, un revés para la URSS).

Inició sus contactos con la NASA en el Centro de Investigaciones Lewis, donde trabajó como piloto de pruebas desde 1955. En 1962 fue admitido como astronauta. Fue suplente de la tripulación del Géminis 5 y organizador de vuelos espaciales tripulados, para pasar luego al equipo de vuelos de alunizaje. En este destino estuvo a punto de perecer el 7 de mayo de 1968, durante una prueba en la que el módulo lunar se incendió en el desierto de Texas.

Después de la proeza del Apolo XI, Armstrong siguió ligado a la NASA, que abandonó en 1971 para regresar a su tierra natal e impartir clases como profesor de Ingeniería Aerospacial. Un ciudadano que se volvió además una insignia de la carrera espacial estadounidense, porque simbolizó siempre el triunfo sobre la desaparecida Unión Soviética, que en aquellos años de 'Guerra Fría'había logrado enviar al espacio el primer Sputnik en 1957, y luego al primer hombre al espacio, Yuri Gagarin, en 1961.

Este Sábado, el presidente de EE.UU., Barack Obama, lamentó la muerte de Armstrong, a quien calificó como una persona que enseñó al país "el enorme poder de un pequeño paso. Neil es uno de los mayores héroes estadounidenses de todos los tiempos. Era un héroe a regañadientes, porque siempre creyó que sólo estaba haciendo su trabajo", dijo Obama. Por su parte, el candidato republicano Mitt Romney declaró: "la luna llora ahora a su primer hijo terrícola".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.