¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

El poder de los LGBT en la alcaldía de Petro

Ya son más de cien personas de diferentes orientaciones sexuales que hacen parte del Gobierno.

CAROL MALAVER
Pese a las críticas de algunas voces del Concejo de Bogotá y la resistencia de sectores de la ciudadanía, la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas (LGBT) se ha abierto espacios políticos y sociales luego de la llegada de Gustavo Petro a la alcaldía.
Aunque en otras administraciones hubo proyectos de gran alcance en relación con la visibilización de esta población y el restablecimiento de sus derechos, la actual les ha abierto espacios reales, incluso en puestos administrativos de importancia y gestión, según ellos, porque esta fue la principal debilidad de otros gobiernos.
La secretaria de Integración Social, Teresa Muñoz, lo sabe.
"Estamos comprometidos con la equidad y la diversidad. El Plan de Desarrollo se compromete a garantizar espacios de visibilización y participación a las poblaciones más excluidas, entre ellas la LGBT", explicó.
Por eso, hoy varios de ellos ocupan cargos administrativos, como Tatiana Piñeros, un transexual de maquillaje sobrio y traje ejecutivo que asumió el cargo de directora de gestión corporativa en la Secretaría de Integración y el reto de manejar $ 570.000 millones de presupuesto en una entidad a la que la Alcaldía le encomendó gran parte de su programa de gobierno.
También están Marina Avendaño, subdirectora local de Integración Social en Chapinero; Juan Carlos Prieto, director de Diversidad Sexual, y Blanca Inés Durán, directora de la Defensoría del Espacio Público. "Lo que tienen que ver es nuestra capacidad como profesionales más allá de nuestra vida personal", dijo Piñeros. Pero no todos quieren que su historia se dé a conocer.
"Muchos prefieren no hacer visible su orientación sexual", dijo Muñoz.
Reinserción laboral
El Distrito les ha abierto espacios laborales significativos. Hay 21 en el proyecto Misión Bogotá, 15 más en procesos de contratación y se espera que para este semestre se vinculen 60 personas más como guías en vías públicas.
Para las dependencias a cargo de la política pública también se contrató un equipo de profesionales: 10 en la subdirección para asuntos LGBT; 8 en la Dirección de diversidad sexual y 10 en la gerencia de mujer y géneros del IDPAC.
Pero quizá el hecho más significativo fue la apertura de la subdirección para asuntos LGBT, el pasado 4 de abril, con el único propósito de restablecer sus derechos y erradicar la discriminación. "Allí se atenderá a los más vulnerables, como los que se dedican a la prostitución", dijo Muñoz y agregó que en este proyecto, y a través de la subdirección para asuntos LGBT, se invertirán 13.000 millones de pesos.
José Hermes es, sin duda, uno de los beneficiados. Pasó de ejercer la prostitución a convertirse en ejemplo de superación para otros que no han podido salir de las calles. "Escucharlas como un día alguien me escuchó a mí es mi misión. Esa es la oportunidad que nos están dando. No veo cuál es el problema", dijo.
'Hacia una dictadura de diversidad sexual'
El concejal de familia Marco Fidel Ramírez, del partido de Integración Nacional, ha sido uno de los principales críticos a la hora de defender la participación de otras comunidades vulnerables en el Distrito. Para él, es claro que no hay equidad.
¿Cuál es su postura frente a la participación de la comunidad LGBT en el Distrito?
Respetamos a la comunidad LGBT, pero no compartimos su visión de vida, familia y sociedad. Es incuestionable su derecho a participar en la política y en el Distrito, pero deben tener el mismo derecho otros sectores que pensamos diferente y a quienes no se nos está dando un tratamiento equitativo.
¿Hay favoritismos?
Existe un explícito favoritismo del alcalde Gustavo Petro hacia la comunidad LGBT, al crear mediante el Decreto 149 de 2012 una subsecretaría dependiente de la Secretaría de Integración Social, encargada de atender estos asuntos, cuyo centro comunitario proyectado costará 15.800 millones de pesos que pagaremos todos los bogotanos. Se deja por fuera a la comunidad cristiana de Bogotá, que se acerca al millón de personas y considero que merece tener como mínimo una secretaría de Asuntos Religiosos.
La comunidad LGBT goza de designación de recursos exclusivos. La familia tradicional poco le importa. Bogotá, de la mano del alcalde Petro, se dirige hacia una dictadura de la diversidad sexual.
¿En el Concejo se han evaluado los éxitos de esta comunidad en la Administración?
No hay una evaluación cuantificada. No obstante, veo con preocupación cómo esta comunidad ya cuenta con programas en franjas triple A en el Canal Capital, al igual que altos cargos en diferentes secretarías, así como una subsecretaría LGBT que maneja cuantiosos recursos del tesoro distrital.
Cifras
El 54,48% de la población LGBT en Bogotá dijo haber sido discriminado, según una investigación de Integración Social que entrevistó a 1.213 personas.
Las agresiones continúan. El 50,6% ha sufrido alguna física o verbal. En la Encuesta Bienal de culturas 2009, en la que se preguntó por la respuesta ciudadana ante una agresión hacia personas LGBT sólo el 38,8% defendería al agredido; el resto avalaba la violencia.
Lo más movido de @BogotaET
@huguitoelvolao
"La mitad del trancón en Bogotá se debe a la actitud de la gente #malaleches".
@alexandraarizav
"Pilas que los alcaldes locales en Bogotá deben hacerle caso a su jefe pero no pueden violar las leyes".
@afgalindo
"El alcalde de Bogotá debería saber que en Colombia, además de las drogas, el transporte público tradicional es una mafia no declarada".
@Paula_0318
"La inseguridad en Bogotá es cada vez más terrible, qué asco, dos robos en un mismo bus".
Carol Malaver
Redactora de EL TIEMPO
CAROL MALAVER
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO