Periodismo de verdad / El otro lado

Periodismo de verdad / El otro lado

24 de agosto 2012 , 08:25 p. m.

El periodismo de verdad es el que habla de los asuntos del poder, se les mete a los grandes temas y cuenta historias, y al hacerlo produce conocimiento y reflexión.

Dos ejemplos son el documental periodístico del francés Roméo Langlois sobre cómo lucha el Ejército colombiano, y el testimonial de Pirry sobre cómo los indígenas están en la mitad de la guerra entre la guerrilla y los militares.

Langlois fue retenido 33 días por las Farc (del 28 de abril al 30 de mayo pasados). La historia es contundente: soldados del Ejército que destruyen laboratorios de coca sufren la muerte de un militar y el periodista queda en manos de la guerrilla.

Langlois no usa música, solo sonido ambiente, y el silencio es recurso del contar; no usa adjetivos, solo texto narrativo con testimonios de soldados que trabajan con dignidad y valentía. Su documento es la mejor prueba del heroísmo de los soldados, la sinsalida de los campesinos, el imperio de la coca y la falta de pudor de las Farc.

Tuvo que venir un extranjero a contarnos la dureza de nuestra guerra, la lucha cínica contra el narcotráfico y el heroísmo de nuestros soldados. Y es que, como dijo Germán Rey, "el periodismo colombiano registra la guerra, pero no la cuenta. Y el periodismo es contar para saber de qué estamos hechos".

Por el lado colombiano, Pirry (19 de agosto), que hace de la pasión su mejor narración, va al Cauca y no se conforma con la idea de que "los indios son problema" y ofrece un testimonio de cómo el pueblo nasa es el sacrificado por la barbarie de los guerrilleros y la arrogancia del Estado militar. Lo cuenta editorializando, pero también con imágenes y voces de los indígenas. Hay muchos adjetivos, pero es que ante el abuso de los poderosos guerreros, los narradores de la historia solo tienen la palabra.

Y logra un documento valioso sobre el modo en que los indígenas se juegan la vida, defienden su dignidad y asumen su cultura.

Estos dos modos de hacer periodismo no gustan al oficialismo periodístico: al francés le dijeron guerrillero; al colombiano, 'showcero'. Pero sus modos de contar han dicho más que todos los informes para el olvido de cada noche, o los modos agresivos de entrevistar (o, mejor, de acusar y no dejar hablar) de Luis Carlos Vélez, Yamid Amat y Darío Arismendi.

El periodismo de verdad, decía el maestro Kapuscinski, siente empatía por los que sufren y viven tragedias (indígenas y soldados) y no está seducido por el poder.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.