Así fue el escalofriante tiroteo en la puerta del Empire State

Así fue el escalofriante tiroteo en la puerta del Empire State

Detalles del hecho en el que murieron 2 personas y 8 resultaron heridas en el corazón de Nueva York.

24 de agosto 2012 , 05:11 p. m.

Horas después de que un hombre armado asesinara a un excompañero de trabajo antes de ser dado de baja por la policía en un intercambio de disparos que hirió a ocho personas, en el centro de Nueva York, se percibía una mezcla de nerviosismo y afán por reanudar el frenético y usual ritmo de esta ciudad.

Jeffrey Johnson, de 58 años, causó conmoción este viernes en la mañana cuando en una de las intersecciones más congestionadas de la capital del mundo, la Quinta Avenida con la calle 34, asesinó a sangre fría a un excompañero de trabajo, Steven Ercolino, de 41 años. Johnson había sido despedido un año antes de la empresa de accesorios femeninos Hazan Import Corp., cuyas oficinas están ubicadas en la calle adyacente al edificio Empire State. Reportes de varios medios locales informaron que los dos hombres habían sostenido en el pasado una relación contenciosa que en un momento llegó a los golpes.

Dos trabajadores de construcción que vieron a Johnson caminar hacia el edificio Empire State luego de dispararle a Ercolino alertaron a oficiales de la unidad antiterrorismo que permanentemente vigila la zona. Cuando los policías trataron de detener al asesino, este respondió abriendo fuego, lo que terminó en un intercambio que disparos que hirió a ocho personas, incluyendo turistas y empleados del área.

La noticia sobre el tiroteo causó escalofríos en la ciudad que en menos de un mes marca el undécimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre y en un país que ha registrado en las últimas semanas episodios de tiroteos masivos, incluyendo uno en un teatro de cine en Aurora, Colorado y otro en un templo Sikh, en Oak Creek, Wisconsin.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, aclaró apenas una hora después del episodio que no se trataba de un acto terrorista, sino de un asesinato.

El alto número de víctimas responde a la naturaleza de la zona, una calle comercial con almacenes, restaurantes, cafeterías y el edificio Empire State, una atracción visitada por miles de turistas al día, especialmente en esta época de verano. De hecho, el observatorio en el piso 86 permaneció abierto a los visitantes, a pesar de que la policía acordonó por varias horas la entrada principal sobre la Quinta Avenida (el edificio tiene dos entradas adicionales por las calles laterales).

El tráfico de la ciudad, que de por sí es bastante pesado en esa zona, fue un caos, justo cuando empezaba la jornada laboral a las nueve de la mañana. El servicio de metro más cercano, a apenas una cuadra sobre la Sexta Avenida, no sufrió interrupciones.

En la tarde, la policía seguía revisando el área y turistas y curiosos se agrupaban sobre la barrera para tomar fotos y video. Rebecca Fox, de 27 años, una testigo que habló para la cadena CNN, comparó la escena a un episodio de la serie de televisión CSI. "Pero esto era real", dijo.

Una de las víctimas fue Erica Solar, de 30 años. Su hermano le dijo a la edición metropolitana del 'Wall Street Journal' que Solar iba camino a un Dunkin Donuts por un café cuando recibió un disparo en la parte trasera de su rodilla.

Otra de las víctimas identificadas por medios local fue un guía turístico que estaba vendiendo entradas para el observatorio del Empire State. En videos tomados minutos después de los disparos y cargados a YouTube se ve a varias víctimas tendidas en el piso y sangrando mientras la policía trata de despejar el área de turistas.

Irónicamente, media hora antes del tiroteo, el alcalde Bloomberg se había pronunciado en una intervención radial sobre la necesidad de un mayor control para el porte de armas.

"Simplemente hay demasiadas armas en circulación... El argumento de que las armas no matan sino es la gente la que mata es una de las cosas más cínicas que se puedan decir", había dicho el jefe de la ciudad. Bloomberg encabeza una colación de más de 700 alcaldes que están tratando de que se apruebe una nueva legislación para limitar el porte de armas en Estados Unidos.

De acuerdo con informes de diarios locales, el asesino fue descrito por vecinos de su apartamento en el norte de Manhattan como una persona solitaria, amante de los animales y aficionado a McDonald's, a donde al parecer iba todos los días.

Claudia Sandoval Gómez
PARA EL TIEMPO
Nueva York

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.