Recorrido nocturno en el humedal Córdoba

Recorrido nocturno en el humedal Córdoba

Cerca de 50 personas asistieron a uno de los recorridos nocturnos por los humedales de Bogotá.

notitle
24 de agosto 2012 , 02:40 p. m.

Uno a uno se fueron sumando al grupo que esperaba en la esquina de la 116, justo en frente del Agustiniano Norte; las seis de la tarde era la hora acordada.

Llegaban para darse una 'vueltica' por uno de los cuatro humedales reconocidos que hay en el norte, uno de los más defendidos, el humedal Córdoba. También conocido como Itzatá, dominio sagrado de Itza, princesa del agua que habitó hace muchos años esas tierras.

"Bogotá no es solo cemento, pero la gente la percibe como una 'costra urbana', queremos resignificarla realizando estos recorridos", comentó Jorge Escobar, miembro del equipo de Humedales Bogotá, que aseguró que la meta es fomentar los recorridos nocturnos; este es el primero.

"Despertemos los sentidos"

Luego de media hora de espera y de un calentamiento físico, para las casi 50 personas que llegaron, inició la caminata bajo la luz de la noche.

"Estoy emocionado porque no conozco el humedal. En la medida en que los ciudadanos recorren estos espacios se enamoran más de su ciudad. Esa es la idea enamorarnos", comentó Andrés Plazas, miembro de Amigos de la Montaña, que decidió conocer el Córdoba de noche.

Paso a paso Jorge iba contando la historia de este "paraíso verde", como lo nombraron algunos de los valientes de esta aventura que duró tres horas.

"Nada entra y nada sale del humedal. Cuidado con las fotos y el flash, que puede perturbar el ecosistema. El silencio es básico. Recuerden que durante el recorrido nos acompañará la Policía, del cuadrante 15", decía Jorge, antes de entrar al espacio del que son vecinos los habitantes de Niza Antigua. "Este humedal es uno de los que está mejor conservados gracias a la Acción Popular que interpuso la comunidad para su conservación", reveló Escobar, que iba relatando los secretos del Córdoba.

"Aquí encontrarán muchos árboles como los urapanes, árboles fruteros de lulo, papayuela, uchuva, curuba y mora, entre otros", comentaba y agregaba "más la diversidad de aves que migran a este espacio".

Mientras otros visitantes también hacían sus aportes. "Ahorita escuchábamos una tingua -no sé por qué canta a esta hora-. Solo acá encontramos entre 4 ó 5 especies de aves nocturnas como la lechuza blanca, el búho negruzco y lo más probable es que haya una especie de chotacabras", comentó Pedro Camargo, biólogo.

Durante el recorrido, el conectarse con un espacio verde en medio de la ciudad se hace realidad para varios, así lo aseguró Susana Prieto, un paisa que estudia en Bogotá y encontró la paz a 50 metros del caos citadino.

"A uno le venden la idea de que los humedales acá son un pantanero, que no sirven y están estorbando para la construcción. Esto demuestra que hay más de lo que se cree. Los invito a que se apropien de su ciudad porque siento que los bogotanos no la quieren y no la cuidan", expresó.

Si desea saber cuándo será el próximo recorrido consulte su página web: humedalesbogota.com

REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.