Barcelona le ganó a Real Madrid, al final, por una nariz...

Barcelona le ganó a Real Madrid, al final, por una nariz...

Se impuso 3-2 en el juego de ida de la Supercopa de España. El próximo miércoles, la vuelta.

notitle
23 de agosto 2012 , 05:34 p. m.

La Supercopa española pudo tener dueño desde este jueves si el Barcelona rubricaba una goleada en el Camp Nou sobre el Real Madrid, pero entre la atajada de Íker Casillas, que evitó el cuarto gol local y el error seguido del arquero Víctor Valdés que propició el segundo tanto visitante, el triunfo catalán, aparte de ajustado (3-2), deja la llave abierta para la vuelta del próximo miércoles en el Santiago Bernabéu. (Vea las imágenes del partido entre Barcelona y Real Madrid).

Ventaja mínima para los azulgranas, que fueron superiores en el trámite del juego, amparados en el estilo de fútbol-control que convirtió en época Pep Guardiola y ahora ha heredado Tito Vilanova.

El Real tampoco cambió su libreto. Aguantó lo que pudo y en las pocas que tuvo, resolvió, para que el clásico español tuviese un poco de lo mismo: el Barça con balón e iniciativa, aunque con una diferencia, no menor: sin profundidad.

Por eso la media distancia fue la vía que le permitió al local acercarse en el primer tiempo con dos remates de Messi y uno más de Pedro.

El negocio igual lo hacía el Madrid con el empate y aún más cuando Cristiano Ronaldo le marcaba por cuarta ocasión consecutiva al Barcelona en su cancha (10 ST). Cabezazo, 0-1 y silencio en un Camp Nou que despertaría un minuto después con la igualdad de Pedro, en acción que reclamó Mourinho por presunto fuera de lugar.

Se sacudió el estadio y de paso el local, cuyo desequilibrio no corrió por cuenta de Messi. Esta vez Iniesta le robó el protagonismo al 10 y aparte de propiciar el penalti que cambió por gol el argentino (25 ST) para iniciar la remontada, asistió a Xavi en el tercero (32 ST).

Era fiesta y otro título a la vista para el Barça, pero lo que hizo con las manos, léase superioridad traducida en goles, lo desbarató con los pies de Valdés, que retó el oportunismo de Di María para que el argentino pusiera el 3-2 (40 ST) y cambiara así el punto final por tres suspensivos.


Fabián Mauricio Rozo
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.