Tips para que mantenga su piel hidratada

Tips para que mantenga su piel hidratada

Es el órgano más extenso del cuerpo y uno de los más vulnerables ante la falta de hidratación.

notitle
22 de agosto 2012 , 11:52 p. m.

A la piel se le nota cuando tiene sed. Al fin y al cabo, en los primeros años de vida la cantidad de agua que contiene alcanza el 80 por ciento y esto se refleja en la lozanía, elasticidad y tersura tan características de los bebés. En la vejez, la cifra desciende al 60 por ciento.

Precisamente, retener agua y evitar su pérdida es una de sus funciones, pero con la exposición a la radiación ultravioleta, los cambios de clima e incluso el uso indiscriminado de jabones, sus propiedades se ven afectadas y se reflejan en resequedad. La edad, el estado de salud y la alimentación deficiente también pasan cuenta de cobro.

Que se vea hidratada depende del contenido de agua del estrato córneo (capa externa de la piel) y los lípidos de su superficie, que cuando se mantienen equilibrados se nota en su aspecto y evidencia que está cumpliendo su función protectora. "Si este equilibrio se rompe, una condición dermatológica conocida como 'piel seca' puede ocasionar diversas infecciones, alergias o eccemas", explica la médica estética Andrea Acevedo. Por eso es necesario mantenerla hidratada y saludable.

Que luzca apagada y sedienta puede ocurrir en edades tempranas. Una de las causas más comunes es la dermatitis atópica, "la cual tiene una predisposición genética importante, acompañada de una alteración en la función de barrera de la piel, así como en el sistema inmune", explica la dermatóloga María Bernarda Durango.

Por eso es preciso protegerla desde recién nacidos para evitar la aparición de alergias o resequedad extrema que conlleva a enrojecimiento, descamación y picazón. Esta condición puede permanecer hasta la etapa adulta y se advierte en niños que tienen un familiar con la misma enfermedad o con alergias (asma, rinitis). Las zonas más afectadas son rostro, tronco y extremidades, en especial los pliegues internos de las rodillas y los codos.

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

¿Es más seca la piel blanca? "Las de fototipos I a III (las más claras) generalmente son más sensibles a múltiples factores externos, lo que puede generar tendencia a deshidratación, pero no necesariamente las pieles blancas se caracterizan por la resequedad", explica Acevedo.

En las mujeres es más común el aspecto seco de la piel por los cambios hormonales. "Y se ve más afectada su hidratación en el período del climaterio (la menopausia)", precisa la médica estética. "Se torna más delgada, pierde elasticidad y tersura y el porcentaje de agua disminuye", agrega María Mezzatesta, representante de Figurella Colombia.

La de los hombres, en cambio, es más gruesa y más grasa y estará más protegida por el manto lipídico generado por las glándulas sebáceas.

Una buena hidratación de la piel no es un asunto secundario, pues pueden aparecer enfermedades como la dermatitis atópica o eccema atópico, una afección que comienza con resequedad extrema, por eso la limpieza y nutrición de la epidermis es fundamental en los cuidados.

La piel también puede reaccionar a irritantes como detergentes, perfumes o polvo, agentes que la hacen propensa a que se inflame y pique. Se recomienda limpiarla con un limpiador o barra libre de jabón y humectarla con hidratantes hipoalergénicos.

Para Mezzatesta, a partir de los 30 años la piel empieza a cambiar porque su función de barrera protectora se debilita progresivamente, el intercambio de oxígeno en las células es más lento, la epidermis pierde cada vez más humedad y su elasticidad disminuye. "Las principales causas que provocan su resequedad -dice ella- son la evaporación del agua debido a la exposición al sol o a una atmósfera demasiado seca y la pérdida de grasa por el uso de jabones o productos con alcohol".

Sin embargo, "en la tercera y cuarta edad es cuando más pierde agua y se deshidrata con más facilidad", explica Durango. Influyen los factores ambientales, el clima, la polución, la edad, e incluso la mala elección de un limpiador y un hidratante terminan por agredirla.

¿Es más seca la piel blanca?

La raza no hace que una piel sea más seca sino más sensible y que tenga  predisposición a la rojez y a estar más seca, y esto está condicionado genéticamente. La piel de la mujer con los estados de menopausia puede sufrir de resequedad y más aspereza. Algunas enfermedades sistémicas, como la de la tiroides, pueden disminuir las grasas y el agua de la epidermis y ocasionar la resequedad.

Un coctel muy natural

La vitamina A, conocida como la vitamina de la belleza, favorece los procesos de regeneración y protege de los agentes atmosféricos.

La vitamina E ayuda a luchar contra el envejecimiento prematuro, protege las membranas celulares y previene las arrugas.

La vitamina C brinda elasticidad a los tejidos.

El zinc repara los daños de la piel.

Los alimentos antioxidantes garantizan salud, bienestar y belleza.

Incluya en su dieta: pan y pasta integrales, leche y quesos bajos en grasa, carne blanca, pescado, aceite extravirgen de oliva, hortalizas, legumbres, papas, fruta,  fibra y fruta seca.

Reduzca o elimine: bebidas alcohólicas, grasa animal, carnes rojas, fritos, embutidos, alimentos con preservantes, café y chocolate.

Mantenga constante su peso, duerma lo suficiente, realice actividad física regularmente, camine al aire libre en zonas no contaminadas.

Ni se le ocurra: seguir dietas exprés y con una supresión exagerada de alimentos. Evite el cigarrillo, la exposición excesiva al sol y ensayar con cremas que no sean de probada calidad.

¿Hidratantes o humectantes?

"Las cremas hidratantes contienen sustancias como aminoácidos, lactato de sodio, urea y alantoína, que dan a la piel flexibilidad y evitan su resequedad. Las humectantes aportan agua, la revitalizan y así evitan que la humedad natural se pierda", explica la dermatóloga María Bernarda Durango.

Según la médica estética Andrea Acevedo, los activos hidratantes tienen como finalidad mantener, reforzar o restaurar la hidratación de la piel. Los humectantes son sustancias que reducen la sensación seca de la piel al restaurar el nivel normal de agua en la epidermis.

La hidratante puede aplicarse en la mañana, antes del protector solar y en la noche. En el cuerpo se aconseja después del baño. La reaplicación depende, de acuerdo con Adriana García, experta en cuidado de la piel, de las condiciones externas a las que esté sometida. "Si está condicionada a clima cálido, su hidratación debe ser cada cuatro horas, así se pueden cubrir sus necesidades de hidratación".

Elija la hidratante de acuerdo con su edad y estado de resequedad de su piel. A partir de los 35 años se pueden aplicar cremas nutritivas que ayuden a evitar la formación de líneas de expresión, arrugas y surcos. Se recomiendan cremas con sustancias activas para remover las células muertas y mejorar la calidad de la piel.

Cuando los productos que se va a aplicar contienen principios activos que pueden generar fotosensibilidad, se aconseja usarlos solo en la noche, recomienda Acevedo.

Para García, lo ideal es usar una crema nutritiva rica en Vitamina E para recuperar la piel de los daños producidos por una exposición prolongada al sol y a factores ambientales que producen envejecimiento prematuro.

La dermatóloga María Bernarda Durango dice que es fundamental retirar el maquillaje en las noches y usar productos ricos en vitaminas, antioxidantes, ácido hialurónico y colágeno.

Mantenga sus  reservas de H20

1. No olvide limpiar su rostro mañana y noche. Evite el uso de productos ricos en alcohol o agresivos con la piel.

2. Incluya una crema hidratante en su rutina diaria de belleza. Ayuda a preservar las reservas de agua.

3. Incluya en su alimentación diaria una fruta roja por su alto contenido de vitamina C o, en su defecto, un suplemento nutricional que le aporte todas las vitaminas y minerales que necesita la piel.

4. Aplique productos que aporten directamente a la piel vitaminas y ácidos grasos que la nutran. 

5. Evite la exposición directa a los rayos del sol y más sin protector solar.

6. Consuma líquido (agua, infusiones o jugos). La medida ideal es un litro de agua por cada 20 kilos de peso.

Asesoría: María Bernarda Durango, médica dermatóloga. Tels. 633 6116, 648 1577, Bogotá. Andrea Acevedo, médica estética de Alan González Cirugía Plástica & Tratamientos No Quirúrgicos. andrea.acevedo@alangonzalez.com. María Mezzatesta, representante de Figurella Colombia. www.figurella.com.co. Adriana García, experta en el cuidado de la piel de Amway Colombia.  

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.