Exconcejal prófugo culpado de asesinar a su esposa regresó a la cárcel

Exconcejal prófugo culpado de asesinar a su esposa regresó a la cárcel

Entre mediados de mayo y junio, el político ya había estado recluido en la Penitenciaría de Cúcuta.

22 de agosto 2012 , 11:24 p. m.

El exconcejal de Cúcuta, Julio César Vélez González, quien se entregó el martes a las autoridades, fue enviado nuevamente a la Penitenciaría de esta ciudad. Previamente le habían legalizado la orden de captura que tenía pendiente desde hace más de 20 días, por la muerte de su esposa María Claudia Castaño Avendaño, de 21 años, ocurrida el 17 de abril del 2010.

La solicitud hecha por la defensa del dirigente político para que se levantara la medida de aseguramiento en su contra no prosperó, luego de ser aplazada la audiencia que se cumplió en el Juzgado Segundo Penal del Circuito, ubicado en el Palacio de Justicia, donde se adelanta su caso.

Durante la audiencia, el abogado Jaime Granados, apoderado del exconcejal, Jaime Granados presentó nuevas pruebas como la historia clínica y otros argumentos para intentar demostrar que la muerte de la joven estuvo ligada a un presunto suicidio.

Ante esto, el abogado de la familia de la víctima, la Fiscalía y el ministerio público pidieron al juez plazo prudencial para analizar la información suministrada por la defensa y el juez fijó el 30 de agosto a las 2:30 p.m. como nueva fecha para retomar la diligencia y seguir con este proceso.

El dirigente político, quien se encontraba prófugo de la justicia, era buscado desde comienzos de agosto por las autoridades, que le expidieron una orden internacional de circular roja a través de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para ser buscado en 190 países del mundo.

El expresidente del Concejo de Cúcuta se entregó a las 11:30 de la mañana en la oficina del coronel Álvaro Pico Malaver, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta y después fue trasladado hacia el Casino de Oficiales del mismo comando, ubicado en el sector de San Mateo.

"El concejal llegó acompañado de sus abogados y un familiar. Se presentó directamente en mi oficina, se le hizo la diligencia de lectura de sus derechos, posteriormente se le hizo efectiva la orden de captura y de manera inmediata se informó a la autoridad requirente para que proceda en la parte judicial", explicó el coronel Pico, quien dijo que Vélez se presentó voluntariamente.

Su abogado, Jaime Granados, dijo que el político se entregó a la justicia dando cumplimiento a lo ordenado por el juez que resolvió imponerle la medida de aseguramiento y como quiera que la Corte Suprema de Justicia resolvió, el viernes pasado, declarar improcedente la tutela que presentaron en su defensa.

"El concejal, conciente que ante la decisión de la Corte Suprema de Justicia no se ampara su derecho, ha decidido ponerse, lo más pronto posible, a disposición de las autoridades para continuar los procedimientos, dado que él quiere dar ejemplo de respetar a la administración de justicia", precisó su apoderado.

Vélez ya había estado recluido en la cárcel Modelo de Cúcuta entre mediados de mayo y mediados de junio, cuando fue liberado en función de un fallo de tutela expedido por el Tribunal Superior de Cúcuta, que dejó sin efecto la medida de aseguramiento privativa de la libertad que le fue impuesta al dirigente político.
Mediante este fallo, la Sala Penal del Tribunal ordenó al juez valorar nuevamente los elementos que le permitieron expedir la medida de aseguramiento, diligencia que se repitió con la misma conclusión: la privación de la libertad de Vélez González a comienzos de agosto, fecha en la cual el concejal implicado no se presentó, tras lo que le fue expedida orden de captura.

Vélez había sido trasladado en la tarde del martes al Palacio de Justicia, donde a partir de las 5:00 p.m. se realizaba una audiencia pública en el Juzgado Segundo Penal del Circuito y en la cual sus abogados pretendían, con nuevas pruebas, obtener su libertad.

Desde la muerte de su esposa, quien fue hallada muerta de un disparo en la cabeza en la madrugada del 17 de abril del 2010, en su residencia del barrio Quinta Oriental, de Cúcuta, se ha considerado como responsable al expresidente del Concejo, a quien inicialmente le dictaron medida de aseguramiento por presunto homicidio agravado, pero al poco tiempo logró quedar en libertad.

Por su parte, el Concejo de Cúcuta se negó a prorrogarle la licencia no remunerada y el Partido Social de Unidad Nacional (U) le suspendió la militancia.

REDACCIÓN CÚCUTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.