Editorial: Camisetas multadas

Editorial: Camisetas multadas

22 de agosto 2012 , 06:26 p. m.

El pasado 28 de junio, Italia eliminó a Alemania de la Copa Europa con un gol de Mario Balotelli que este celebró despojándose de su camiseta. Millones de telespectadores vieron un cuerpo de estatua griega; lo que vio la Fifa (autoridad mundial del fútbol) fue una grave falta contra sus reglamentos. Balotelli recibió una tarjeta amarilla y debió pagar una elevada multa.

El domingo pasado reapareció en el Barcelona, tras prolongada lesión, David Villa. A poco de entrar al campo anotó un gol y lo festejó exponiendo una camiseta interior con la foto de su mujer y sus hijas y el agradecimiento por su apoyo durante los meses que estuvo inactivo. Otra vez: donde el público vio un gesto de amor familiar, la Fifa vio un agravio, que costó a Villa un llamado de atención y 2.000 euros.

Los ejemplos abundan. Al morir repentinamente el jugador español Dani Jarque, uno de sus compañeros mostró una camiseta con un homenaje a su amigo y tuvo que pagar 3.000 euros. También el campeón español Andrés Iniesta, cuya corrección en el campo es famosa, festejó su gol en la final de la Copa Mundo exhibiendo una franela que decía: "Dani Jarque, siempre con nosotros". Lindo el recuerdo. Pero el árbitro lo amonestó y la Fifa le impuso multa de 1.444 euros, pues ambos castigos son automáticos.

Es hora de preguntarse qué fetichismo aqueja a la Fifa respecto a la camiseta. En una época se permitía que los jugadores se despojaran de ella en sus celebraciones, como lo hacen de manera casi instintiva. Después prohibieron esta demostración. También prohibieron mostrar camisetas interiores con "cualquier clase de publicidad, lema, leyendas, siglas, anagramas o dibujos, sean los que fueren sus contenidos o finalidad".

Está bien sancionar lemas políticos o publicitarios (como se hizo con el danés Nicklas Bendtner, que anunciaba una casa de apuestas en los calzoncillos). Pero resulta torpe, terco, inútil e innecesario hacerlo con otras expresiones. El árbitro tiene el poder de expulsar, amonestar, conceder goles y señalar faltas. ¿Por qué no permitirle que juzgue si la camiseta exhibida entraña algún acto antideportivo o expresa un sentimiento noble? Que la Fifa se ocupe de prohibir los partidos europeos que empiezan al filo de la medianoche y deje en paz las celebraciones inofensivas.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.