Confieso que soy corrupto / Opinión

Confieso que soy corrupto / Opinión

21 de agosto 2012 , 07:17 p. m.

La confesión del general Santoyo en una corte de Estados Unidos sobre su vinculación directa con las AUC nos deja un sabor amargo a los colombianos, porque reitera una vez más que en todos los estamentos del Estado hay corruptos y que los funcionarios sucumben ante prebendas, sin importar la misión constitucional que tienen en el Estado ¿O será que los funcionarios del Estado permanentemente están con Dios y con el diablo, con la ley en una mano y la delincuencia en la otra?

Ejemplos como este son los que hacen que las instituciones pierdan legitimidad y las nuevas generaciones piensen en la posibilidad de prepararse para delinquir desde las filas de las Fuerzas Militares, el Congreso y cualquier entidad de Estado.

En pleno siglo XXI, los niños y niñas de este país se han acostumbrado a la palabra corrupto y conocen lo que significa, quizá más que la palabra honesto, pues diariamente los colombianos reciben un lo siento o un me equivoqué del corrupto, pero el daño y la desestabilización de la democracia es el legado que le dejan a la niñez colombiana.

Diana Mireya Pedraza González
Dra en Sociología Jurídica e Instituciones Políticas
dianapedrazagonzalez@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.