Así fue la noche en la que lanzaron a Cristian Jiménez por un ascensor

Así fue la noche en la que lanzaron a Cristian Jiménez por un ascensor

Cumple un mes y tres días en coma. Por el caso hay cuatro jóvenes con detención preventiva.

notitle
16 de agosto 2012 , 09:37 p. m.

"Cristian trató de defenderse; cayó al piso, le seguían dando patadas, puños y botellazos, pero no pudo más. Fueron todos en gavilla. Uno de ellos le cogió la cabeza, como un coco, y la golpeó contra las puertas del ascensor, hasta que se abrieron. Más de seis personas lo golpearon y lo botaron por el elevador".

Con este frío relato, el fiscal 209 describió la manera como varios universitarios -algunos de ellos integrantes de barras de Santa Fe- agredieron al estudiante de derecho de la Universidad Católica Cristian David Jiménez, de 19 años, quien hace más de un mes permanece en coma en la Clínica Colombia. (Lea: Medida de aseguramiento contra jóvenes por lanzar a otro en ascensor).

Diana Acuña, madre de la víctima, ha sido la cara visible de este drama. "Los culpables deben pagar por sus errores", dijo la mujer, que durante la diligencia judicial no ocultó la tristeza que la invade desde la noche del 14 de julio, cuando su hijo Cristian salió de la casa para ir a una fiesta en el conjunto residencial Carlos Lleras Restrepo. (Lea: Madre de joven que lanzaron por ascensor dice que no fue un accidente).

Horas después él fue objeto de una golpiza, antes de ser arrojado, desde un quinto piso, por el ducto de un ascensor.

Durante la audiencia del martes, en la que dos de los involucrados fueron enviados a la cárcel Modelo y los otros tres, cobijados con detención domiciliaria, quedó al descubierto una vez más la pesadilla de la familia del universitario.

El drama no ha sido solo para los familiares de la víctima, también para sus agresores, todo por culpa de una riña en medio de tragos que se transformó, legalmente, en una tentativa de homicidio agravado, que contempla penas de entre 16 y 45 años de prisión.

Uno de los jóvenes enviados a la cárcel Modelo es Andrés Eduardo Ruiz, de 19 años, quien cursaba segundo semestre de enfermería.

Vivía con sus padres y un hermano menor en la torre 14, cerca de la 34, donde ocurrió la desgracia. Esa noche subió al apartamento 504, en el que se celebraba una fiesta, y en medio de un 'pogo' recibió un golpe sin intención por parte de Cristian David. La ira lo llevó a llamar a varios amigos, que estaban, al parecer, en un bar de la calle 80, para que lo respaldaran. Ellos acudieron y, luego de llegar a bordo de un taxi, fueron en busca de Cristian para "agredirlo con sevicia", como lo expuso el fiscal.

Hans Herber Acuña, de 20 años y el menor de tres hermanos, fue uno de los muchachos que respaldaron a Andrés. Él fue, según la Fiscalía, el encargado de violentar la chapa del apartamento donde se encontraba Cristian y uno de los líderes de la arremetida. Por eso, este joven, que acaba de prestar servicio militar, estará en la cárcel Modelo, por lo menos, hasta que empiece el juicio.

Como autor de la paliza actuó Ramiro de Jesús Gloria Lambrano, residente en el mismo conjunto y estudiante de décimo semestre de ingeniería civil. Su abogado dijo que su cliente "es un muchacho de bien y sin antecedentes judiciales", que simplemente cometió un error.

Sin embargo, en palabras del propio juez del caso, "ese error es el que mantiene entre la vida y la muerte a la víctima". Otro de los implicados es Manuel Francisco Abril, de 20 años, estudiante de psicología que, además, afronta otro drama familiar: su padre fue arrollado recientemente por un bus de TransMilenio y Medicina Legal le dictaminó 100 días de incapacidad. "En este momento, el padre depende económicamente de Manuel", dijo el jurista, en su defensa.

Finalmente, Camilo Andrés Beltrán, quien cursa estudios de administración de empresas, fue presentado por su abogado como un muchacho "sano", a pesar de haber participado en la riña.

El jurista llevó cartas del rector del colegio en el que Beltrán cursó su secundaria, y de la secretaría de la universidad donde se formaba profesionalmente. En ellas dan fe de su buena conducta y desempeño académico. Sin embargo, el juez lo cobijó, al igual que a Abril y a Gloria Lambrano, con casa por cárcel mientras arranca el juicio.

La Fiscalía sigue la pista de Berthol Nicolás Dussán Molina, quien, según las investigaciones del CTI, sería uno de los principales protagonistas de la agresión contra Cristian. Dussán fue, según el ente acusador, el único que no se presentó de manera voluntaria, y por eso hay una orden de captura en su contra desde el 19 de julio.

REDACCIÓN BOGOTÁ. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.