OPI denuncia aumento de violencia en Puerto Berrío

OPI denuncia aumento de violencia en Puerto Berrío

Analistas consideran crítica la situación. Autoridades dicen que se combate el delito.

15 de agosto 2012 , 05:12 p. m.

El Observatorio de Paz Integral (OPI), adscrito al programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (PDPMM), denunció que en Puerto Berrío (Antioquia) la presencia de cinco grupos de Bacrim están generando asesinatos, desplazamiento interurbano, desapariciones y reclutamiento de jóvenes para grupos armados ilegales.

En un informe, entregado ayer en Barrancabermeja, los investigadores del Observatorio revelaron sus conclusiones tras varios meses de análisis de la situación y contactos directos con las comunidades afectadas.

Según el OPI, y apoyado con cifras del Instituto de Medicina Legal, en el primer semestre del 2012 fueron asesinadas allí 22 personas y tres más se encuentran desaparecidas, constituyéndose, después de Barrancabermeja, en el segundo municipio con más hechos violentos en el Magdalena medio.

Los pobladores les aseguraron a los analistas que la coyuntura que se vive en Puerto Berrío es ocasionada por la disputa territorial que mantienen los grupos conocidos como 'Los Paisas', 'Águilas Negras', 'Los Botalones', 'Los Urabeños' y 'Los Rastrojos'.

El municipio, por su privilegiada posición geográfica, es punto de conexión entre Antioquia, Santander, el Eje Cafetero y la Costa Caribe, ruta usada para el microtráfico de estupefacientes.

Según el estudio, el enfrentamiento entre las bandas provocó la aparición de 'fronteras invisibles' en barrios como El Oasis, Colombia, Portón de la Vega,  Milla I y II y el sector de La 80. Allí, de acuerdo con los denunciantes, hay grupos de hombres que no pueden pasar de un barrio a otro porque son atacados de inmediato.

Este año cinco familias han salido desplazadas de la población de 30.000 habitantes situada a 194 kilómetros al oriente de Medellín.

Frente a los descrito, la Iglesia católica señala al narcotráfico, desempleo y ausencia del Estado como "el motor" de lo que sucede en la calurosa población. "La gente ante falta de oportunidad de empleo ha visto en lo ilegal una oportunidad de vivir, lo cual es aprovechado por los actores armados", dijo un representante de la Iglesia.

Robinson Baena, alcalde de Puerto Berrío, dice desconocer las denuncias sobre 'fronteras invisibles', asegura que la situación ha ido mejorando y que a través de acciones adelantadas con la Policía, Ejército y CTI se está combatiendo a la delincuencia.

"Aquí todos los días se capturan personas por diferente delitos, es decir, la actividad operativa es visible. El apoyo hacía las víctimas ha sido total y se trajo un grupo interdisciplinario de profesionales que asesoran a más de 1.500 víctimas que buscan reparación a través de vía administrativa".   

El coronel Fernando Méndez, comandante de la Policía del Magdalena Medio, no respondió las diversas llamadas telefónicas que este medio hizo a su celular.

REDACCIÓN BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.