Con Messi al mando, Argentina derrotó 3-1 a Alemania en amistoso

Con Messi al mando, Argentina derrotó 3-1 a Alemania en amistoso

Khedira (autogol), Messi y Di María,anotaron para los 'albicelestes'; Höwedes descontó.

notitle
15 de agosto 2012 , 04:56 p. m.

Con un gol de Lionel Messi, que también falló un penal, Argentina venció 3-1 a Alemania en Fráncoft, en un partido amistoso que los 'albicelestes' aprovecharon para vengar la goleada 4-0 sufrida en el Mundial-2010 y ponerse a punto para las eliminatorias. (Vea las imágenes del partido).

Los argentinos abrieron el marcador con un gol en contra del volante germano Sami Khedira (45+1) para luego estirar la cuenta por intermedio de Messi (52) y Ángel Di María (73), mientras que los alemanes descontaron con una diana de Benedikt Höwedes (82). (Selección de Brasil venció 3-0 a Suecia en partido amistoso).

El partido se le enderezó a los sudamericanos con la expulsión del portero Ron-Robert Zieler (30) en la acción que cometió penal y fue expulsado por el árbitro sueco Jonas Eriksson.

Pero los locales se mantuvieron en partido porque el ingresado arquero suplente Marc-Andre ter Stegen le detuvo el penalti a Messi, que finalmente se tomó la revancha al convertirle un gol con un zurdazo bien colocado tras centro desde la izquierda.

El conjunto de Alejandro Sabella, que puso en punta a Messi y Pipita Higuaín para hacer pie en el medio con el doble cinco Mascherano-Gago, encaminó el triunfo de forma inesperada, cuando el combativo volante Sami Khedira, figura de la Mannschaft en la Eurocopa-2012, hizo un rechace fallido de un córner que terminó en gol (45+1).

Sabella olfateó bien el partido y mandó en el segundo tiempo al Kun Agüero en lugar de José Sosa para lastimar a la fragilizada defensa alemana.

Un punta serio por un volante de ida y vuelta. Y el resultado llegó rápido, con una triangulación entre Messi-Higuaín y el Kun. Messi lo remató con aquel zurdazo delicioso (2-0, 52 minutos).

Con el partido 2-0, Messi se hizo amo y señor del centro y volvió loca a la defensa germana cada vez que aceleró, pero finalmente fue el madridista Di María quien concretó la goleada 3-0 con un misil de zurda de unos 30 metros que se le clavó en el primer palo al joven portero ter Stegen.

El técnico alemán Joachim Löw, quien estaba en el centro de la escena después de la inesperada eliminación de la Mannschaft en semifinales de la Eurocopa a manos de Italia, estaba petrificado en el banquillo, sin encontrar otra vez respuesta del equipo, pese a que había cuadros como Boateng, Badstuber, Bender, Khedira, Özil, Klose.

Low había dado descanso al capitán Philip Lahm, el volante Bastian Schweinsteiger, tocado en el tobillo, y de Mario Gómez, en recuperación, pero la base del equipo estaba y no le dio resultado.

El encanto con su público tampoco será eterno, ese que se había confirmado tras golear 4-0 a Argentina en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica-2010 frente a Diego Maradona.

Este miércoles en Fráncfort, Messi y compañía vengaron aquel golpe que sigue vivo en los hinchas 'albicelestes'.

Sobre el final y después de generar algunas ocasiones de gol más por empuje que por claridad, el lateral Höwedes (82) llegó al gol, como premio por no bajar los brazos ante el rey Messi, otra vez decisivo, como en Barcelona y Argentina. 

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.