Compromiso social en la narrativa de Soto Aparicio

Compromiso social en la narrativa de Soto Aparicio

notitle
14 de agosto 2012 , 05:08 p. m.
Una constante en la obra narrativa de Fernando Soto Aparicio es su temática social. En todo cuanto escribe, el novelista boyacense refleja la realidad social de esta Colombia que le duele en el alma. Su trabajo literario está lleno de referencias a las clases marginadas. El obrero, el campesino, el educador, la prostituta, el idealista, el estudiante son personajes que se pasean por las páginas de sus libros con su fardo de nostalgias. Sus obras hacen siempre referencia al hombre sin futuro, al niño sin mañana, a la mujer que vende su cuerpo, al trabajador asalariado. Soto Aparicio escribe sobre la pobreza, sobre el desarraigo, sobre la soledad, sobre la  angustia y sobre el dolor humano. 
 
Si Honorato de Balzac retrató en sus libros a la sociedad francesa de su época, Soto Aparicio ha retratado a quienes en los países de América Latina habitan los cinturones de miseria. Desde su primera novela, 'Los bienaventurados', ganadora en España del premio Nova Navis en 1960, la preocupación por los problemas de Colombia ha hecho de Fernando Soto Aparicio el novelista más comprometido socialmente. 'La rebelión de las ratas', que fue su segunda novela, ganadora del premio Selecciones en Lengua Española en 1962, confirmó su interés por explorar en la realidad social de este continente de mestizos. Rudesindo Cristancho es el símbolo de la desesperanza.
     
En su libro de cuentos 'Bendita sea tu pureza', Fernando Soto Aparicio vuelve sobre un tema que le ha dado identidad a su trabajo narrativo. En esta obra se recogen treinta cuentos que se identifican entre sí por su persistente exposición de los problemas que ha vivido Colombia. Todos los actores del conflicto armado que agobia al país están presentes en estos relatos breves que dejan en el lector la sensación de que esa noche oscura no termina. Guerrilla, paramilitares, narcotráfico, delincuencia común son temas que preocupan al escritor. En una prosa fluida, de gran aliento poético, elaborada con maestría, Soto Aparicio expone al lector facetas de esa violencia que está desangrando a Colombia.
 
Los personajes que Fernando Soto Aparicio recrea en 'Bendita sea tu pureza' son seres humanos de carne y hueso, con sus angustias, con su miedo a cuestas, con su dolor de patria. Marquitos, el acordeonero que todas las mañanas se ubica en un punto estratégico de la ciudad para pedir unas monedas mientras toca el instrumento, es un hombre que ha perdido la vista porque fue testigo de una masacre cometida por los paramilitares. Huyó de su tierra para salvar la vida. Allá, en la vereda, quedaron sus recuerdos. Y ahora vive de la caridad pública. Marquitos fue  un hombre que empuñó en sus manos el azadón para hacer producir la tierra.
 
El Chato es un humilde payaso de circo que, al quebrarse la empresa donde trabajaba, debe emplearse como voceador callejero de un restaurante; un día desea cambiar esa vida de privaciones; entonces decide irse para Miami en busca de nuevos horizontes. Como no tiene dinero para el pasaje, debe hacerlo en el tren de aterrizaje de un avión. Sin embargo, no alcanza a llegar a su destino porque el frío de las alturas acaba con su vida. El gringo Blacky, por su parte, es un narcotraficante que llega a un pueblo en su avioneta particular para comprar hoja de coca. Con sus alforjas repletas de dólares y sus guardaespaldas armados hasta los dientes, humilla al productor. Pero aparece una mujer valiente que le dice la verdad sobre la responsabilidad de su país en el problema que vive Colombia.
           
En este libro de cuentos Fernando Soto Aparicio nos muestra la cara amarga de esa Colombia que se debate en muchas guerras sin perder la esperanza. Los protagonistas de estos relatos son seres anónimos que se van "a morir de hambre a las ciudades", que se convencen de que "los ideales de la revolución se han quedado por el camino", que comprenden cuán dura es la existencia cuando se vive en medio del fuego cruzado. El jugador de fútbol a quien el primer gol contra el arco contrario le cuesta la vida, el campesino que se deja embaucar por todo tipo de charlatanes, el estudiante que ve impotente cómo asesinan a toda su familia son seres humanos que protagonizan, sin proponérselo, los conflictos sociales que sacuden al país.
 
Por todo lo aquí expuesto es que 'Bendita sea tu pureza' se convierte en un libro testimonio. Aquí Soto Aparicio muestra la realidad del país en toda su dimensión, sin ocultar la verdad. El novelista vuelve por sus fueros de narrador con sentido social. Esta es una obra que despierta en el lector la conciencia crítica. Porque todo lo que el escritor narra sucede en la realidad. Es decir, no son simples ficciones. Las escenas que el novelista retrata en una prosa de fino acabado estético son comunes en esos pueblos donde la violencia se entronizó con su inventario de muertos. La sangre que corre por las páginas de este libro es el testimonio de una época que los familiares de las víctimas jamás olvidarán.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.