Colombia, el paraíso de las vías inconclusas

Colombia, el paraíso de las vías inconclusas

En 20 años no ha sido entregada ni una sola carretera de doble calzada completamente terminada.

notitle
11 de agosto 2012 , 08:21 p. m.

El país necesitará tres años para inaugurar el túnel de La Línea; cuatro para estrenar las autopistas de la Prosperidad (antes de la Montaña), y cinco para poder conectar con dobles calzadas continuas el centro del país con los puertos del Caribe.

Es más, según expertos del sector de la infraestructura, como Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), creen que será más rápido llegar a los puertos a través del río o del tren que usando las carreteras.

"Será posible hacerlo antes si las concesiones o los grandes proyectos de obra pública vencen los obstáculos prediales, ambientales, con comunidades y ahora de minería ilegal, que hoy los tienen frenados", explicó Caicedo, quien sostuvo que el país está pagando caras las obras que no construyó en las últimas dos décadas, como túneles y viaductos.

"Porque en su momento, el Gobierno Nacional, el local, los funcionarios y hasta la comunidad de la zona consideraron que las obras, muchas de ellas recomendadas por el gremio de la construcción, eran inconvenientes e innecesarias", dijo Caicedo, quien culpó de los actuales problemas de las carreteras a la mala estructuración de los proyectos.

Esa improvisación de poner buldóceres y obreros en la vía sin tener estudios y diseños para mostrar resultados no salvó al país del rezago. Por el contrario, lo dejó con un gran problema sin resolver que se ha venido postergando en los últimos 20 años: terminar las carreteras de doble calzada.

El ramillete de contratos firmados por los últimos cuatro gobiernos no ha servido para que el país se ponga al día en infraestructura, cuyo atraso se calcula en al menos tres décadas. En el escalafón del Foro Económico Mundial 2012, Colombia ocupa el puesto 108 en calidad de vías entre 142 países.

Planeación Nacional, en un informe realizado en el 2011 por Econometría, comparó las carreteras con una colcha de retazos, al decir que las vías en concesión, en general, corresponden a tramos cortos e inconexos.

Solo la Ruta del Sol, que reducirá a la mitad el tiempo de viaje entre el centro del país y la Costa, es el primer corredor que se dio en concesión completo. Su primer tramo, entre Villeta-Guaduas, está trancado por líos ambientales desde hace 6 meses.

En el inventario de obras que están o pasaron por el congelador, figuran el Túnel de la Línea, suspendido en tres ocasiones y hoy sin túnel de retorno y carretera de salida al Quindío; las Autopistas del Café -una doble calzada entre Manizales, Pereira y Armenia- que duraron 5 años paradas y hasta el año pasado empezó a tomar impulso, el plan de Odinsa es entregarlas en diciembre próximo.

En ese maletín también están la vía Bogotá-Girardot enredada por predios y con un título minero otorgado por el Ingeominas en plena vía, en el alto de Canecas; y la doble calzada Briceño-Tunja-Sogamoso (BTS) que lleva 10 años en construcción y un avance de obra del 85 por ciento a marzo del 2012.

Ante este panorama, Édgar Higuera, gerente de Logística, Transporte e Infraestructura de la Andi, calcula que en los 50 principales proyectos de corredores viales que están ejecución, hay 22 corredores con problemas ambientales o prediales en algún tramo.

"En estos corredores hay más de 30 tramos viales con dificultades para iniciar o continuar su construcción y algunos corredores se encuentran completamente frenados. Los tramos afectados suman más de 800 kilómetros que corresponden al 45 por ciento de la longitud total de los corredores con problemas, eso lo lleva a uno a ver la magnitud de lo que el país está enfrentando", comenta.

Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (antes Inco), entidad creada por el Gobierno Santos para ordenar la casa, afirmó a EL TIEMPO que el Gobierno ya tiene cinco antídotos para contrarrestar los atrasos y agilizar el avance de obras.

El primero es la Autoridad de Licencias Ambientales, que podría expedir licencias en 20 días. El segundo, la ley de asociaciones público-privadas, que le ayudará a inyectarle capital privado a las obras. El tercero, la aplicación del código de procedimiento civil para agilizar la expropiación.

El cuarto es un proyecto de ley sobre consultas previas con las comunidades que se presentará en esta legislatura. El último es la reglamentación al proceso de reubicación de redes de servicios liderado por el DNP.

Denuncian detrimento al erario

El último informe de la Contraloría General habla de sobrecostos en proyectos viales por 1,5 billones de pesos. El ente de control dice que en los procesos auditados se estableció un posible detrimento patrimonial de 758.000 millones de pesos.

'Abriremos 30 procesos licitatorios': Peñaloza

La topografía del país, amarrada a las dificultades geológicas, también entorpeció la ejecución de las obras, afirma el ministro de Transporte, Miguel Peñaloza.

Ante eso, dice el funcionario, la única solución es el diseño de grandes obras de ingeniería que mitiguen el impacto ambiental y se adapten a las condiciones del terreno.

En ese proceso se va a dar un gran salto con túneles y viaductos, "al pasar de vías con pendientes de 12 por ciento y con una velocidad promedio de 25 kilómetros por hora a carreteras en doble calzada de máximo 6 por ciento de pendiente y una velocidad de 80 kilómetros. En este gobierno vamos a entregar 1.800 kilómetros en operación, es decir, la meta del cuatrienio es construir 1.000".

Peñaloza reconoce que el proceso de planificación que empezó su antecesor, Germán Cardona, actual embajador de Colombia en el Vaticano, fue trascendental para poder trazar una ruta a largo plazo.

"Tenemos ya 30 procesos licitatorios de concesiones por 56 billones de pesos, de los cuales 40 son para vías, 11 para trenes, 2 para puertos, 2 para aeropuertos y 1 para los ríos", comenta el Ministro.

Los primeros proyectos viales que saldrán a licitación serán para la construcción de las vías Girardot-Puerto Salgar-Ibagué, el anillo vial externo de Barranquilla, Mulaló-Loboguerrero y dos corredores de las Autopistas de la Prosperidad: La Pinta-Manizales y alto de Dolores-Puerto Berrío y Zaragoza.

ÉDMER TOVAR CHRISTIAN PARDO
Redacción Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.