La nueva macartización

La nueva macartización

notitle
11 de agosto 2012 , 05:57 p. m.

Algunos medios de comunicación se han puesto en la tarea de hacerle campaña a Carlos Medellín en su aspiración a magistrado de la Corte Constitucional. Penoso.

No es que el doctor Medellín sea un mal candidato, faltaba más. Lo que pasa es que los otros dos de la terna han sido tachados por motivos partidistas por esos medios y algunos comentaristas de prensa, porque exigen que la plaza que desocupó el magistrado Henao cuando pasó a la rectoría del Externado sea ocupada obligatoriamente por un liberal como el doctor Medellín, con el errado convencimiento de que, si la Corte Constitucional no tiene mayoría liberal, se desintegra ideológicamente.

¿Habrase visto una necedad mayor?

Conozco al doctor Medellín, como otros muchos colombianos, porque fue ministro de Justicia de Ernesto Samper y embajador en Londres de Álvaro Uribe. A los doctores Luis Guerrero y Martha Sáchica no los conozco y en realidad los conocen menos personas, porque su vida ha transcurrido entre la academia y los corredores de la Corte. Pero la desvergonzada campaña mediática en pro del doctor Medellín quiere mantenerlos condenados al oscurantismo.

La doctora Sáchica lleva 20 años en la secretaría de la Corte, donde ha desempeñado una labor muy respetable, por lo cual no ha sido muy activa en la formulación de sentencias.

El doctor Guerrero, sí. Fue un valioso asesor de la Constitución del 91, superior en influencia a muchos de los que se autodenominan "padres" de la criatura. Su aporte a la figura de la tutela fue definitivo, comenzando por su bautizo. Y gran sorpresa se llevaron los contertulios de Hora 20 cuando el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil contó que la primera sentencia que reconoció derechos para las parejas del mismo sexo fue proyectada precisamente por Luis Guillermo Guerrero, como magistrado auxiliar.

Pues contra Guerrero se ha enfilado todo el sectarismo político del país, para decir que este colombiano -a quien no conozco, repito, sino solo de referencia por su trabajo- no puede ser magistrado de la Corte porque rompería el obligatorio equilibrio de "la paridad" en la corporación.

Perdón, ¿pero cuál paridad? Un jurista que alcance la altísima distinción de magistrado de la Corte Constitucional, de lo primero que se debe despojar es del vestido de cualquier partido político, ponerse la toga del humanista y enfilar hacia la misión de depositar en la Constitución las grandes razones de la lealtad con su ejercicio intelectual. Y sin sacrificar sus convicciones: que las use para interpretar la Constitución con un insobornable respeto por el derecho.

Previamente, otra campaña mediática había logrado descalabrar las aspiraciones de otra respetable abogada, Ilva Myriam Hoyos. De ella me apartan casi todas las posturas ideológicas que sostiene, menos su derecho de sostenerlas. La macartizaron, por el "delito" de ser muy cercana al Procurador, porque parece ser que en Colombia la Procuraduría es un cargo reservado para ateos. No puede seguir haciendo carrera en Colombia esta nueva macartización, que consiste en que usted tiene derecho de pensar como quiera, siempre y cuando no piense distinto de mí. Como lo llama un amigo, "el pluralismo unanimista" que nos quieren imponer.

Es lo que me motiva a escribir esta columna. Recomendarle al Senado que no cometa el error de desechar el nombre del doctor Guerrero ante la presión de la avalancha mediática que ha tenido la campaña del candidato liberal. Si gana el doctor Medellín, bienvenido. Pero la ausencia de compromisos políticos del candidato Guerrero, que ha vivido una trayectoria profesional visceralmente unida a la Constitución del 91, lo proyecta como el más confiable en una lealtad sin eclipses con la Constitución.

HABÍA UNA VEZ... cuando Jairo Varela aún se levantaba por las mañanas a ponerles música a sus sueños.

María Isabel Rueda

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.