Dream Theater: rock progresivo, virtuoso y titánico

Dream Theater: rock progresivo, virtuoso y titánico

El teclista Jordan Rudess habla de la mítica banda y de la salida del baterista Mike Portnoy.

notitle
11 de agosto 2012 , 05:09 p. m.

Son simplemente músicos mortales, no deidades, como suelen verlos sus fanáticos. Al menos de eso intentan convencerse a diario, confiesa Jordan Rudess, integrante de la banda estadounidense Dream Theater. Pero es difícil apaciguar el ego cuando se tiene en una misma alineación al mejor guitarrista, bajista y teclista de la actualidad, según varios escalafones mundiales, sin contar con las 23 ocasiones -¡eso ya raya en lo vulgar!- en las que el baterista Mike Portnoy coronó los listados de la revista Modern Drummer Magazine.

Por eso, cuando Portnoy anunció en el 2010 que dejaba la banda de virtuosos que ayudó a crear en 1986, el mundo del rock progresivo tambaleó. El músico afirmó en un comunicado que necesitaba un descanso, pero que no dejaría de hacer música. No fueron pocos los que temieron que el grupo se desarmara.

Lejos de ello, Dream Theater -cuyo álbum Metropolis PT. 2: Scenes from a Memory fue elegido por los lectores de la revista Rolling Stone hace dos semanas como "el más importante del rock progresivo", por encima de Pink Floyd, King Crimson, Emerson Lake and Palmer y Genesis- siguió rodando y ahora vuelve a Colombia, después de cuatro años.

"Ustedes son muy afortunados, llevamos en gira cerca de 14 meses, de manera que el grupo está en gran forma y tocando muy bien", asegura Rudess teclista de la banda, que anda en la promoción de su álbum A Dramatic Turn of Events.

No debe ser fácil cubrir a alguien como Portnoy...

Fue un proceso interesante intentar encontrar a alguien que lo reemplazara, fuimos muy afortunados de tener a uno de los mejores bateristas del mundo audicionando para nosotros (refiriéndose a Mike Mangini). Tocó perfectamente todas las canciones que le dimos y todos sonreíamos, por lo que era claro que todo estaba bien. Ha sido una situación emocional pesada que rápidamente se convirtió en positiva (...). Mangini tiene mucha energía, vive feliz, y hemos tenido un año estupendo.

Son 26 años en el ruedo y Portnoy dijo que necesitaba descansar de Dream Theater. ¿Se les ha pasado por la cabeza?

Yo, que llevo tocando en Dream Theater 14 años, siento que hay mucha energía moviéndonos hacia adelante, hay cada vez más emoción de hacer música. El problema que tuvimos con Mike Portnoy, y las razones que llevaron a todo esto, es que él necesitaba un descanso de todo. Ninguno de los demás integrantes del grupo podía compartir ese sentimiento. Por eso, Dream Theater continúa haciendo música. Mucho de este negocio depende de la personalidad con la que lo asumes.

¿No fue sorprendente el premio de los lectores de la 'Rolling Stone' a 'Metropolis'?

Considerando que ese fue el primer álbum que grabé con Dream Theater, esto me hace sentir muy bien. Significó una transición muy importante para la banda, que venía de un periodo de vacilación, necesitaba un impulso. Yo venía de grabar con Liquid Tension Experiment, y cuando grabamos Metropolis, fue un momento de resurgimiento. Fue inspirador y honroso.

Su diálogo musical con Jon Lord

La muerte del líder de la mítica agrupación Deep Purple, el pasado 16 de julio, conmovió a Jordan Rudess, quien está entre los mejores teclistas de la historia del rock y para quien Lord fue una inspiración. Dream Theater le dedicó su concierto en Boston, ese día.

"Realmente no lo conocí muy bien, lo vi varias veces tras bambalinas luego de algunos 'shows', pero, musicalmente hablando, él fue quien realmente escribió la historia de los teclados, a muy pocos se les puede dar ese crédito, y eso es resultado del sonido pesado que le arrebató al órgano. Eso fue muy importante -explica Rudess-, porque hasta hoy, por ejemplo en mi forma de tocar, ese sonido distorsionado y pesado de las notas es fundamental. Aprendí mucho de escuchar su música y de aproximarme a él".

¿Cuándo y dónde?

El concierto de Dream Theater será el próximo 15 de agosto, en el Palacio de los Deportes, en Bogotá, a las 6 p.m. Las boletas, cuyos precios oscilan entre 180.000 y 260.000 pesos, se pueden conseguir en tuboleta.com.

La banda vuelve tras sus conciertos del 2006 y el 2008, pero este es el primero con Mike Mangini.

CARLOS SOLANO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.