Futbolista italiano se encadenó tras sanción por escándalo de apuestas

Futbolista italiano se encadenó tras sanción por escándalo de apuestas

Emanuele Pesoli se 'amarró' junto a la sede de la Federación de Fútbol de su país.

notitle
11 de agosto 2012 , 03:25 p. m.

El futbolista Emanuele Pesoli se ha encadenado ante la sede de la Federación de fútbol italiana (FIGC) para iniciar una huelga de hambre en protesta contra la sanción de tres años de inhabilitación recibida por su implicación en la trama de fraude deportivo que ha salpicado al 'calcio'.

La acción del futbolista, de la que han informado los medios de comunicación italianos, llega un día después de que la Comisión Disciplinaria de la FIGC -la primera instancia en la justicia deportiva- emitiera su decisión de sancionarle, en el marco del proceso por la existencia de una red de amaño de partidos y de fraude en las apuestas deportivas en el fútbol italiano.

Pesoli, exjugador del Siena y actualmente en el Verona, aseguró que se siente "herido" por la condena, pidió poder confrontarse con aquellos que le acusan. "No pongo en duda el trabajo de los magistrados pero querría defenderme de una forma justa", señaló.

Además de Pesoli, la Comisión disciplinaria emitió otras 23 condenas deportivas entre clubes, jugadores y personal federado, entre ellos el técnico de Juventus, Antonio Conte, para quien el organismo dispuso 10 meses de inhabilitación.

La sanción al técnico de Juventus llegó por no informar a las autoridades, pese a conocer las irregularidades, del amaño de dos encuentros cuando era entrenador del Siena en la temporada 2010-2011 en los que el equipo toscano jugó contra el Novara y el Albinoleffe, cuando militaba en la Segunda División.

Quedaron absueltos, en cambio, Leonardo Bonucci y Simone Pepe, ambos jugadores de Juventus, al igual que el delantero Marco di Vaio, después de las contradicciones mostradas por el futbolista que sacó a relucir sus nombres.

Para Bonucci la Fiscalía de la FIGC había solicitado tres años y medio de inhabilitación por acto deportivo ilegal por supuestamente participar hace dos años en el amaño de un partido de su entonces equipo, el Bari, mientras que 12 meses era la solicitud para Pepe, por no haber denunciado el amaño de ese mismo encuentro, cuando era jugador del equipo rival, el Udinese.

Entre las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria de la FIGC figura también el retroceso automático de la Segunda División (Serie B) a la categoría inmediatamente inferior del Grosseto y del Lecce, junto a una multa de 30.000 euros para este último, por responsabilidades en este escándalo de amaño de partidos.

Estas sanciones se enmarcan dentro del escándalo por la existencia de una trama, con ramificaciones en el extranjero, que condicionó o intentó condicionar durante varios meses y hasta la temporada 2010-2011 los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano.

El escándalo fue destapado el pasado verano por la Fiscalía de Cremona (norte de Italia) y en él se han visto implicados clubes y jugadores tanto de la Primera como la Segunda División, así como de categorías inferiores.

La investigación por la Justicia ordinaria, que se ha separado en varias líneas de investigación, sigue adelante, mientras que por la vía deportiva ya se han celebrado varios procesos, que han comportado importantes sanciones para clubes como el Siena y el Atalanta, o para el excapitán de este último Cristiano Doni.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.