Así se mueve el tráfico que extingue a los grandes mamíferos

Así se mueve el tráfico que extingue a los grandes mamíferos

En países donde se encuentran grandes mamíferos no hacen lo suficiente para evitar su extinción.

notitle
10 de agosto 2012 , 08:33 p. m.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las malas gestiones de 23 países de Asia y África están amenazando la supervivencia de los rinocerontes, tigres y elefantes, que enfrentan altos índices de caza furtiva (véase gráfico).

Estos son los grandes mamíferos del planeta, que ahora pasan a engrosar la lista de las especies en vías de extinción por el comercio ilegal de sus cuernos, colmillos y huesos, que son usados principalmente en China y Vietnam para hacer medicamentos.

En el sur de África una guerra tiene un objetivo claro: el rinoceronte, pieza codiciada de los cazadores furtivos, que venden el kilo de su cuerno a más de 40.000 euros en el mercado negro Un cuerno de este animal puede pesar de 1,5 y 3 kilos. El año pasado, en Sudáfrica, se alcanzó la cifra récord de 448 rinocerontes muertos, mientras en lo que va corrido de este año se han matado 262.

De acuerdo con el reporte, muchos vietnamitas han sido arrestados o implicados por la adquisición de cuernos de manera ilegal, incluidos miembros del cuerpo diplomático.

"Es el momento para que Vietnam enfrente el hecho de que su consumo ilegal de cuernos está conduciendo a la caza furtiva generalizada en África, y para que tome medidas enérgicas en contra de su comercio ilegal. Vietnam debe revisar sus penas y sanciones e inmediatamente restringir los mercados minoristas, incluyendo la publicidad en Internet para el cuerno de rinoceronte", ha dicho Elisabeth McLellan, directora del Programa Global de Especies de WWF.

En Kenia también ha aumentado la caza furtiva en el último año. En la década de los 80, la actuación de los ilegales hizo que la población de rinocerontes en ese país descendiera de 20.000 ejemplares a menos de 1.000. El año pasado, fue muerto el último individuo de una subespecie de rinoceronte negro que fue reportada oficialmente extinta en Birmania, India, Bangladesh y Vietnam.

En Asia, y principalmente en Vietnam (el más importante destino de las partes del rinoceronte), existe la creencia folclórica de que el cuerno tiene facultades afrodisiacas al ser molido y mezclado con bebidas.

Se emplea también en la medicina tradicional china y en la elaboración de dagas ceremoniales.

El Gobierno sudafricano está enfrentando esta amenaza, y desde el Ministerio de Defensa se dice que "el fuego contra los animales se responde con fuego".

Para ello, se ha armado mejor a  rangers  o guardabosques que patrullan los parques y que se enfrentan a grupos muy profesionales de cazadores que actúan con alta tecnología. También se ha involucrado el Ejército. La orden perentoria es: "se tira a matar a los cazadores".

El corredor de Zimbabue, Botsuana, Mozambique, Sudáfrica y Suazilandia es una de las áreas donde más trabajan las mafias del cuerno de rinoceronte. En correspondencia con estas acciones, los grupos ecologistas miran también al mercado asiático.

En muchos casos, las mafias van equipadas con potentes rifles con visión nocturna e incluso usan helicópteros. Se hiere a la presa desde el aire y luego se vuelve a tierra sabiendo dónde está, para finalmente rematarla y arrancarle el cuerno, el trofeo final.

Sin embargo, pese al despliegue policial, la matanza no cesa. Además de esta intensa defensa por parte de las autoridades, la academia se ha ofrecido a liderar una moderna forma de protección: la Universidad de Pretoria quiere tomar muestras de ADN de los 22.000 ejemplares sudafricanos y pretende hacer lo mismo con las poblaciones de los países limítrofes, para seguir la pista de la pieza abatida y su ruta comercial. También instalan sistemas de GPS a los rinocerontes para tenerlos controlados. "Si hacen movimientos alocados, sabremos que están siendo perseguidos", explican.

Huesos de tigre, ¿vigorizantes sexuales?

El número de tigres está siempre bajo patrones mínimos. El índice Planeta Vivo, del Fondo Mundial para la Naturaleza, muestra que ha habido un rápido descenso de las poblaciones: en promedio, una reducción del 70 por ciento en los últimos 30 años.

Forzados a competir por el espacio en algunas de las regiones más densamente pobladas de la Tierra, el área de distribución ha disminuido también a tan solo el 7 por ciento de su antigua extensión.

Los tigres están clasificados como 'en peligro' en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN y las estimaciones aportadas por el Programa Global de Recuperación del Tigre señalan que solo quedan entre 3.200 y 3.500 adultos en estado salvaje. Entre el 2006 y el 2008, en promedio, fueron muertos 175 tigres por año. La cifra aumentó a 200 individuos entre el 2009 y el año pasado.

Los principales enemigos de la especie son la caza furtiva, la muerte por represalia (cuando el animal invade fincas ganaderas o cultivos agrícolas y sus dueños tratan de sacarlo a tiros), la pérdida de hábitats y el agotamiento de su presa básica de alimentación en su área de distribución.

Los descensos de población más pronunciados de los últimos años se localizan fuera de áreas protegidas. Las poblaciones son más estables e incluso aumentan en las zonas donde los esfuerzos de conservación han sido más intensos.

Muchas organizaciones conservacionistas, incluyendo Phantera y WWF, están concentrando sus esfuerzos en los últimos hábitats importantes que quedan, como la mejor opción para revertir estos descensos dramáticos a corto plazo. En general, los esfuerzos globales tienen el objetivo de duplicar la población salvaje de tigres hasta alcanzar, al menos, 6.000 en el año 2022.

Pero estos felinos también enfrentan el tráfico de sus huesos para la fabricación de supuestos medicamentos contra el cáncer en Asia, principalmente en China y Vietnam, donde, además, son usados para hacer pócimas contra enfermedades degenerativas.

En China y el sudoeste asiático, se cree que el mejor vigorizante que se puede encontrar es un polvo compuesto por astas de ciervo y huesos de tigre triturados.

"Los huesos de tigre tienen un valor medicinal. Han sido un producto fundamental de la medicina china durante miles de años y no usarlos es un desperdicio", afirmó Wang Wei, director del departamento de Silvicultura de China, nación donde incluso se usan para curar el reumatismo. Comparados con los rinocerontes y los elefantes, los tigres son los más vulnerables.

Marfil, el oro blanco

Muchos países siguen recibiendo toneladas de marfil, provenientes de la caza de elefantes africanos y asiáticos. En África, el animal sufre persecuciones intensas en Camerún, Sudán y Chad. Allí, tal como sucede con los rinocerontes, los traficantes usan aeronaves que los atacan principalmente en las noches.

Según WWF, no hay suficientes esfuerzos para detener este comercio, que se hace mayoritariamente desde los aeropuertos, en Egipto, Tanzania, Laos, Mozambique, Myanmar, Zambia, República Democrática del Congo y Camerún; este último país ya ha reportado extinciones localizadas en su territorio.

El comercio ilegal de marfil de elefantes y cuernos de rinocerontes mueve al año en Asia y África 60 millones de euros, según cálculo de Naciones Unidas.

El tráfico de marfil, usado en la fabricación de joyas, adornos para el cabello, teclas para piano e instrumentos musicales como el shamisen japonés, ha incrementado la venta de armas en países como la República Centroafricana, donde las ametralladoras AK-47 pueden conseguirse a 40 euros por debajo de su precio real, siempre y cuando sean para la cacería de estos mamíferos.

En China, el control insuficiente es el problema. "El flujo continuo de grandes volúmenes de marfil ilegal hacia ese país sugiere que esos colmillos pueden estar haciendo el tránsito hacia mercados legales", dicen expertos.

China ha sido urgida a que, drástica y consistentemente, mejore sus operaciones al respecto, y a que les comunique a los ciudadanos chinos en África que quien sea capturado importando productos ilegales de vida silvestre será procesado y, si es declarado culpable, será severamente penalizado.

Debido a sus colmillos, 10.000 elefantes de África son abatidos anualmente por cazadores furtivos. Tailandia es otro país al que le llueven críticas de todo el mundo porque no logra suplir un vacío legal que les facilita a los minoristas la venta de marfil ilegal procedente de África.
En Twitter: @ElTiempoVerde

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.