Jackeline Rentería recibió la llamada de la gloria olímpica

Jackeline Rentería recibió la llamada de la gloria olímpica

Tras perder opción de oro, se derrumbó. Una hora y media de trabajo psicológico y por teléfono.

notitle
09 de agosto 2012 , 06:08 p. m.

Una llamada desde Cali y una charla psicológica fueron clave para que, este jueves, Jackeline Rentería se convirtiera en la primera mujer colombiana en ganar dos medallas en los Juegos Olímpicos.

La vallecaucana entró destrozada al camerino. En la cara llevaba una toalla con la que se secaba las lágrimas, luego de haber perdido el combate semifinal con la canadiense Tonya Verbeek, que la obligó a pelear por el tercer lugar con la ucraniana Tetyana Lazareva.

Acompañada por el técnico nacional David Gutiérrez, entró al camerino, se recostó, lloró hasta que se le acabaron las lágrimas y descansó un poco. 15 minutos después sonó el teléfono celular: al otro lado de la línea estaba su entrenador, Víctor Capacho, que no pudo viajar a Londres porque no le dieron la visa. "Mujer, tienes que levantarte. Es la oportunidad de la vida. Tienes con qué ganar. Acuérdate de los movimientos que entrenamos. Puedes hacerlo y lo vas a hacer", le dijo Capacho.

Ella cambió la cara. De la tristeza pasó a la tranquilidad. Colgó y se sentó al lado de Rafael Zabaraín, el psicólogo de Colombia. "Viniste por la medalla y la tienes ahí. Hay que levantarse y tienes cómo ganarla. Así que vamos con todo. Piensa en que estás acá por algo, en que clasificaste a los Olímpicos a última hora y eso pasa por algo", fueron las palabras de Zabaraín.

Y salió con todo, con 'sangre en el ojo' y en busca de una medalla, la que logró en tres asaltos, tras zafarse de la desventaja. El primero lo perdió 1-0, el segundo iba 0-0, pero el reglamento obliga a que haya ganador. Rentería sacó la balota roja, lo que indica que la ofensiva la tenía su rival. "Combate perdido", afirmó Gutiérrez, pero no.

Ella se zafó de la marca y de defenderse pasó a atacar. Un movimiento y el 3-0 a su favor. En el tercero no se descuidó y liquidó el combate con un 2-0, lo que le representó otro bronce, el segundo que gana en dos Juegos Olímpicos consecutivos y en la misma categoría: 55 kilos.

Ahora, a disfrutarlo y a celebrar, que Jackeline ha prometido que se preparará para ir por la medalla de oro. Cuando bajó de podio, volvió a sonar el teléfono: "Te lo dije: eres la mejor", le dijo Capacho.

Lisandro Rengifo
Enviado especial de EL TIEMPO
Londres

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.