'Madre de las batallas' se ensaña contra Alepo

'Madre de las batallas' se ensaña contra Alepo

Crónica sobre la gran ofensiva del régimen sirio para recuperar ciudad clave del norte del país.

notitle
08 de agosto 2012 , 08:55 p. m.

"Fue un ataque bárbaro y salvaje". Así describió ayer el coronel disidente Abdel Jabar Oqeidi la incursión del Ejército sirio a Salahedin, un emblemático barrio rebelde en Alepo, importante centro económico del norte del país.

Un convoy de tanques T-80 de fabricación rusa que llegaron hace pocos días a Alepo es, por ahora, lo que ha ocasionado el repliegue de los insurgentes.

A unos 30 kilómetros de Alepo, la ciudad de Azaz está totalmente arrasada después de cinco meses de fieros enfrentamientos entre las tropas de Bashar al Asad y el Ejército Libre de Siria. Una sombra de lo que puede pasar pronto en Alepo.

Los lugareños de Azaz no ocultan su nerviosismo cuando se les pregunta por los acontecimientos en la ciudad vecina, donde, solo ayer, murieron 82 personas.

"Oímos que en los últimos días el Ejército sirio trasladó a la ciudad 20.000 tropas de asalto y tanques", explica un hombre que se identifica con el nombre falso de Ahmad. "Si las milicias de Al Asad recuperan el control de la ciudad, los siguientes en caer seremos nosotros", sentencia.

Algunas familias han regresado en los últimos días, pero muchas otras, que lo han perdido todo, prefieren quedarse en el campamento de refugiados de Kilis, que las autoridades turcas han instalado al lado de la frontera.

La última batalla se libró en la entrada de la ciudad junto a una mezquita y una escuela, que las tropas regulares usaron como cuartel y centro de detenciones. El olor a excremento sigue impregnado en las aulas.

Frente a la mezquita devastada hay siete tanques destrozados que los rebeldes exhiben como trofeos de guerra. Azaz se ha convertido en una especie de destino turístico de guerra para periodistas, donde por cincuenta dólares ofrecen un recorrido por la ciudad.

La gasolina se ha convertido en un bien preciado, debido a la escasez y a los precios que se han disparado. Todas las estaciones de servicio están cerradas, por lo que para conseguir algunos litros de carburante se han ingeniado "las gasolineras móviles" que consiste en una motoneta con un bidón de gasolina que recorre la ciudad en busca de clientes. Un litro de gasolina cuesta ahora casi 4 dólares cuando antes valía unos menos de un dólar.

Una vez fuera de la ciudad, la carretera está semidesértica. Apenas se ven vehículos circulando durante los quince kilómetros que conducen a Maraa, a solo 35 kilómetros del infierno de Alepo.

Un combatiente del Ejército Libre Sirio (ELS) sostiene que la ofensiva del Ejército implica el bloqueo de "todas las entradas del barrio Salahedin e impedir que los rebeldes puedan moverse".

El cuartel general de Salahedin es una escuela secundaria, donde están acuartelados 5.000 combatientes, dirigidos por el capitán Abu Sulaiman, pero en los últimos días han recibido "otros 400 reclutas y se espera la llegada de más", indica el miliciano del ELS. Debido a que las calles del barrio son muy estrechas, los soldados de Al Asad no pueden entrar con tanques, por ese motivo "nos bombardean", aclara el militar rebelde.

"La situación en Alepo se está volviendo muy peligrosa. Hasta hace unos días solo huían las familias del asediado barrio de Salahedin, además, ahora se han intensificado los bombardeos desde cazas MiG-2, al menos tres veces al día", explica Wasim, que trabaja como traductor para periodistas extranjeros.

Wasim, de nacionalidad estadounidense, regresó a Maraa al principio de la revolución y asegura que se quedará hasta el final. "Estamos esperando una gran oleada de desplazados en unos días", advierte el traductor rebelde, en referencia a la gran ofensiva del régimen contra Alepo.

"La debilidad del Ejército serán las deserciones. Hay muchos soldados que aún no han desertado pero pasan información al ELS", revela Wasim. También, asegura que hay deserciones de shabihas (milicias del régimen) en Salahedin, pero que si cae el barrio, ahora bajo control de los rebeldes" y entran las tropas de Al Asad "se cambiarán de nuevo de bando". 

Ethel Bonet
Para EL TIEMPO
Maraa (Siria)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.