Se complica plan de Petro contra las drogas

Se complica plan de Petro contra las drogas

Alcaldía admitió que centros de consumo controlado necesitan respaldo del Gobierno y del Congreso.

08 de agosto 2012 , 08:37 p. m.

La propuesta de construir centros controlados de consumo de drogas ilícitas, que anunció el alcalde Gustavo Petro con 'bombos y platillos', terminó convertida en unidades móviles de atención para los drogadictos, que empezarían a funcionar en un mes y costarían unos 2.400 millones de pesos. (Lea: ¿Bogotá está lista para plan de Petro contra las drogas?)

En rueda de prensa, la Administración Distrital salió a reconocer que dichos centros, que desataron una polémica nacional sobre su viabilidad y eficacia, requieren del visto bueno del Gobierno e incluso del Congreso de la República.

Por ahora, la Alcaldía ha optado por anunciar unos vehículos identificados que recorrerán las calles y brindarán ayuda especializada a la población adicta al consumo de estupefacientes, según anunció el secretario privado, Jorge Rojas.

Mientras tanto, añadió él, se deben dar las condiciones para debatir la propuesta de Petro, que busca replicar algunas experiencias de países europeos. (Lea Centros de tratamiento para drogadictos pueden ser una opción: Policía).

Aunque el Procurador, el Ministerio de Salud y la Personería advirtieron que el Estado no puede suministrar drogas ilícitas a los ciudadanos, otras voces, como la del Fiscal, la del presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y la de expertos vieron con buenos ojos la iniciativa.

El jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez, volvió a arremeter contra la idea. "Proveer de droga al drogadicto es jurídicamente insostenible -dijo a La W-. Es contrario a la dignidad humana utilizar a un drogadicto para un fin de política criminal". (Lea: 'Crear centros de consumo es inconstitucional': procurador Ordóñez):

El director del Idipron, José Miguel Sánchez, respondió y dijo que hay una "sobredosis mediática de moralismo", de "doble moral" de algunos contradictores de la idea y también de un "moralismo básico del siglo XIX".

Las primeras dos unidades móviles para atender a los drogadictos estarían listas en septiembre y su funcionamiento demandaría recursos mensuales de 60 millones de pesos, reveló el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo.

El funcionario explicó que los dineros ya están listos en el presupuesto y advirtió que en estos buses no se suministrará ningún tipo de estupefacientes, sino que se ofrecerá un apoyo integral para tratar su adicción y buscar su rehabilitación.

"Vamos a trabajar con las drogas que están aceptadas, que podemos usar con prescripción médica, que no están disponibles en el mercado y que están controladas", sostuvo Jaramillo.

La idea es que los primeros dos vehículos rueden por las calles del 'Bronx' y San Bernardo, en el centro de Bogotá, y donde están las 'ollas' (expendidos) más grandes de Bogotá. En total, en la ciudad, se han identificado unos 453 puntos de venta de estupefacientes, de acuerdo con la Policía.

Estudio no dio pistas

Por otra parte, este miércoles se revelaron los resultados de un estudio hecho por la Alcaldía, con cifras del 2011, que concluye que unas 125.000 personas consumen sustancias psicoactivas. Sin embargo, las 13 diapositivas, presentadas a la prensa, muestran más un diagnóstico de la situación de consumo de drogas que respuestas puntuales a las dudas surgidas a raíz del anuncio de Petro sobre la construcción de los centros de consumo.

REDACCIÓN BÓGOTÁ.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.