La piscina corrupta/Opinión

La piscina corrupta/Opinión

08 de agosto 2012 , 07:26 p. m.

El nuevo sistema de regalías deja a la Orinoquia a mitad de camino de su desarrollo y con el impacto de la explotación petrolera que nunca midió modelo alguno.

No alcanzó a diversificar su economía ni a mejorar los indicadores sociales. No hay mucha diferencia comparada con otras regiones sin regalías.

En otros países, la redistribución de esos recursos crece cuando las regiones productoras elevan su desarrollo.

El baloto de las regalías fue comprado con números marcados por los nuevos ricos de la región y del nivel central. En el manido cuento de la piscina de olas, los corruptos de la región pusieron el agua y los del centro las olas.

El Estado central gastó miles de millones para vigilar esos recursos y fortalecer las regiones. Pero ganaron la impunidad y la ineficiencia y la región perdería otra década. El tema no ha concluido. La región debe ser compensada y los organismos de control llevarse a los corruptos, como dice Alan Jara.

Nelson Augusto López
Consultor Desarrollo
nalmeta@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.