Los dos años de Santos

Los dos años de Santos

05 de agosto 2012 , 03:52 p. m.

Llevo dos años, los mismos que mañana cumple Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño, en contravía. Cuando el actual mandato arrancó, no compartí el fervor de quienes exaltaban cada decisión de Santos como si fuese una genialidad. Muchos colegas que habían estado contra él en la campaña por ser el candidato de Álvaro Uribe se volvieron furibundos santistas al ver que se distanciaba de su antecesor. Distinguirse de Uribe podía ser una buena idea, pero no daba para estrategia central.

Buen ejemplo es la política de apaciguar a Hugo Chávez. Uribe terminó su gobierno en agria confrontación con él, tras lo cual Santos se acercó al teniente coronel. Cuando casi todos aplaudían esa jugada, dije que me parecía válida la táctica mientras no se convirtiera en estrategia. Si el único objetivo era ahorrarse cualquier confrontación, Colombia no podría exigirle a Caracas siquiera lo mínimo. Y eso fue lo que sucedió: Chávez nombró como ministro de Defensa a un general acusado de nexos con las Farc, y nada pudimos decir. Y hace año y medio prometió el envío de varios jefes guerrilleros que andan allá tan campantes, y no lo ha hecho. Con tal de no molestar a Chávez, nos tragamos cualquier reclamo mientras Venezuela es refugio de terroristas y su plataforma para secuestrar civiles y atacar a nuestros soldados.

También cuestioné, en contra de la inmensa mayoría, el show mediático de Santos en su campaña contra la corrupción, en casos como la Dian y la salud. Me pareció loable el objetivo anticorrupción, pero sostuve que ese show no asustaba a los corruptos sino a los funcionarios honestos, que sabían que por cualquier chulo mal puesto podían terminar en la cárcel. Y ocurrió que el Gobierno se paralizó porque muy pocos se atreven a adjudicar un contrato o a ejecutar un programa, ante el temor de que, por cualquier error, los acusen de ladrones. Una de las grandes víctimas de ese miedo de los funcionarios a ejecutar ha sido la atención a los damnificados por la ola invernal, así como los planes para prevenir que semejante desastre se repita.

Aplaudí las leyes de tierras y de víctimas porque apuntaban a un cometido de justicia histórica. Pero me inquietó que en ese programa falte realismo y sobre voluntarismo. El Ministerio de Agricultura, encargado de buena parte de esta política, ha resultado un pésimo ejecutor: no lo digo yo, sino las cifras de seguimiento a la inversión que lleva la propia Casa de Nariño, desde donde le han encendido el semáforo en rojo a ese Ministerio por su pasmosa lentitud.

Pero así como he criticado estos enfoques, no he estado de acuerdo con quienes aseguran que la seguridad se fue al carajo. Ha habido deterioro en algunos indicadores delicados, como secuestro y ataques contra la infraestructura petrolera. Pero las Farc han recibido durísimos golpes, no sólo a nivel de sus dos principales cabezas ('Jojoy' y 'Cano'), sino de la tropa. La crisis del Cauca tiene que ver, entre otras muchas razones, con que esa guerrilla fue desalojada de su bastión del Cañón de las Hermosas en el Tolima y cientos de guerrilleros se corrieron al Cauca.

En esto, más que en las cifras reales, el lío de Santos está en su escaso liderazgo en momentos críticos como el atentado contra Fernando Londoño o la crisis con los indígenas del Cauca. Eso se extiende a otros campos: en busca de un consenso imposible, no fue capaz de parar a tiempo la reforma de la justicia, que tan envenenada venía. Ahora tiene el desafío de recuperar liderazgo, poner a los ministerios a ejecutar la inversión y lidiar con los coletazos de la crisis económica internacional. Santos aún puede levantar: así como no creí que fuera tan bueno cuando tenía el 70% de imagen favorable, tampoco creo que sea tan malo, ahora que cayó varios puntos por debajo del 50%.

Mauricio Vargas
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.