La dura apuesta de Venezuela en el Mercosur

La dura apuesta de Venezuela en el Mercosur

El presidente Chávez celebra lo que para él es la concreción del eje Caracas-Brasilia-B. Aires.

notitle
04 de agosto 2012 , 11:53 p. m.

Después de una intensa lucha, que incluyó la suspensión de uno de sus países fundadores, Venezuela ingresó al Mercosur. El gobierno del presidente Hugo Chávez celebra el logro de una de sus más altas aspiraciones geopolíticas (formular finalmente lo que ha llamado el eje Caracas-Brasilia-Buenos Aires), pero los sectores productivos locales temen la repercusión sobre la subsistencia de sus negocios.

La apuesta geopolítica es alta: la alianza comercial del sur obtiene acceso más directo a las enormes riquezas petroleras venezolanas y tiene la posibilidad de inundar aún más con sus productos el mercado venezolano. ¿Y Chávez qué consigue a cambio? Quizás réditos más políticos que económicos. ¿Más influencia en la región? ¿Consolidar el bloque de izquierdas en un órgano eminentemente económico? Esto, a un muy alto costo, pues tuvieron que suspender a Paraguay por la abrupta destitución del presidente Fernando Lugo para forzar la entrada de Caracas.

Para el analista político Rafael Cortez, de la consultora Tendencias, en São Paulo, "el ingreso al Mercosur minimiza la idea de la falta de espacio político de Venezuela en América del Sur y eso también podría ayudarlo en su campaña electoral".

Caracas entra a un organismo que luce debilitado por las disputas comerciales entre Brasil y Argentina, las dos locomotoras que mueven el bloque, a lo que se añade que Chávez puede terminar politizando un organismo que se pretendía eminentemente comercial.

En el plano interno, el tema preocupa demasiado. Los analistas destacan que, más allá de la política, el Mercosur es una alianza esencialmente económica en la que son muy claras las vulnerabilidades de Venezuela por una sencilla razón: el país produce muy poco, lo que lo pone en enorme desventaja. El primer dato que muestran todas las cámaras de industria y comercio es clave: Venezuela es un país esencialmente vendedor de petróleo, hasta el punto de que sus exportaciones no petroleras alcanzan solo 4 por ciento.

Para más señas, en lo que va del 2012 Venezuela ha exportado 24.675 millones de dólares en bienes petroleros y solo 1.048 millones en productos no petroleros, según cifras del Banco Central.

A esto se le añade que Venezuela actualmente compra al exterior prácticamente todos sus bienes de consumo (alimentos, medicinas, bebidas, textiles).

No por nada el Mercosur es el principal productor de alimentos del mundo, al que, por cierto, Venezuela ha comprado 460 por ciento más productos desde el año 1999.

Ambos datos dejan claro que, aunque vaya a tener acceso en unos meses (cuando se ponga a tono en el tema arancelario), Venezuela no podría aprovecharlo de inmediato (al menos no en el comercio de bienes y servicios no petroleros) y debe cuidarse ante la posible inundación de productos sureños a bajo costo, que podría poner en riesgo la producción local.

Una amenaza que, según apuntan expertos en integración, como el profesor de la Universidad Central Félix Arellano, podría concretarse fácilmente, puesto que Mercosur no cuenta con esquemas de salvaguarda y solución de diferencias, como sí los tiene la Comunidad Andina.

Derechos humanos
Que se hagan valer los compromisos

Los miembros del Mercosur deben hacer valer ante Venezuela los compromisos del grupo con el respeto a los derechos humanos y las instituciones democráticas que fueron establecidos en el Protocolo de Asunción, pidió en una carta la ONG estadounidense Human Rights Watch.

La ONG, que insiste en los graves problemas en DD. HH. en Venezuela, escribió: "Si los Estados Parte del Mercosur ignoran su compromiso de proteger y promover derechos fundamentales (...) enviarán el lamentable mensaje de que los compromisos internacionales (...) son simplemente letra muerta".

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.