'Baby Sugar' Rojas recordó su título mundial de boxeo hace 25 años

'Baby Sugar' Rojas recordó su título mundial de boxeo hace 25 años

El colombiano fue el primer retador barranquillero en quedar campeón supermosca de la CMB.

notitle
03 de agosto 2012 , 06:55 p. m.

El próximo miércoles, 8 de agosto, se cumple un cuarto de siglo del triunfo en Miami (Estados Unidos) de 'Baby Sugar' Rojas sobre el argentino Santos 'Falucho' Laciar, convirtiéndose el retador en el primer barranquillero campeón mundial de boxeo.

El ahora excampeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), de visita por estos días en Barranquilla (vive en Miami), recordó con EL TIEMPO lo que rodeó aquella pelea celebrada en la Arena Latina, con cuatro mil aficionados, casi todos a su favor.

¿Cómo se entera de la pelea?

Eran los primeros días de julio de 1987. Estaba decepcionado del boxeo. No peleaba desde el 15 de noviembre de 1986, en Barranquilla, cuando derroté al estadounidense 'Bam Bam' Williams. No había oportunidad mundialista y las bolsas que me ofrecía mi apoderado 'Tuto' Zabala eran malas. Hasta que un día, en Barranquilla, recibí la llamada desde Miami de 'Tuto' que salió una pelea mundial.

¿Cómo tomó la noticia ese día?

Yo estaba con mi esposa Yaneth en Salgar, almorzando pescado y tomándome unos tragos, porque en esos días me gané como medio millón de pesos en 'la bolita' (el chance). Realmente no quería saber nada de boxeo y no entrenaba. La noticia fue una sorpresa. Me habían dejado la razón frente a la casa, en el barrio Cevillar, yo regresé la llamada y al día siguiente viajé a Miami. A los cinco días firmé la pelea con (el mexicano Rafael) 'Popeye' Mendoza.

¿Cuánto pesaba y cómo fue la preparación en Los Ángeles con el director técnico argentino Amilcar Brusa?

Llegué con 127 o 129 libras. Era difícil bajar a 115 libras. En los primeros días me quedé en Miami en casa de mi compadre Danilo Arenas. Allá y en Los Ángeles con Brusa solo comía salchichas en latas y galletas. Brusa no daba por mi un centavo. Pero en 15 días agarré la forma, pesaba 117 libras y todo cambió: la alimentación y la seguridad de Brusa.

¿Quiénes fueron sus 'sparrings'?

Un mexicano José García, un japonés, el dominicano Miguel Mercedes y el campeón mundial pluma venezolano Antonio Esparragoza. Con él no me sentía bien, porque creo que no me ayudaba, yo era quien lo ayudaba. Recuerdo que en los primeros días Mercedes me llenó de golpes, luego también eso cambió.

A su regreso a Miami, en su primer entrenamiento, yo estaba en el gimnasio y usted era todo optimismo...

Así era. Ya había pasado lo malo, que pocos se enteraron en aquel entonces. En ese momento, que lo recuerdo perfectamente, tenía la seguridad de que Santos Laciar no me ganaría. No veía como un chiquito de ese me podía pegar.

Recuerdo que usted y Laciar compartieron el camerino...

Sí. Lo vi que tenía la cabeza enterrada y estaba solo. Tenía miedo. Yo llamé a mi hermano Martín y le dije que no me dejara solo. Yo también tenía miedo.

Ha sido la pelea mejor dirigida y ejecutada de un retador colombiano que he visto. Laciar parecía un novato.

Así es. Con Brusa se planificó todo. Jabea con la izquierda y le metía el recto de derecha y me amarraba.

¿Algún recuerdo de la pelea?

Estaba tan seguro de la victoria que al finalizar el cuarto asalto le dije a Brusa que no iba a salir. Él me respondió que no podía hacerle eso. Yo me alegré que mi triunfo sirvió para la revancha de Brusa que se había peleado con 'Tito' Lectoure, el mandamás del boxeo argentino.
 
¿Por qué el grito de '¡Barranquilla: cómo te quiero!'

Por la rivalidad de Barranquilla y Cartagena. Se decía que un barranquillero no podía y yo demostré que sí se podía. Y por eso el grito.

Una familia olímpica y mundial

Baby Sugar Rojas llegó a Miami en 1982 y rápidamente se convirtió en figura del boxeo de esa ciudad. El título mundial frente a Laciar, que realizaba la primera defensa, lo ganó a los 26 años en decisión unánime (118-111, 119-109 y 117-111). En el mismo primer asalto rompió a Laciar, pero luego sufrió tres heridas por cabezazos.

La bolsa del tercer retador fue de 10 mil dólares, mientras el campeón se llevó 50 mil.

Rojas permaneció en la habitación 642 del hotel Shelbore, de Miami Beach, donde se alojaban los enviados especiales colombianos. "Yo no quise entrevista con los periodistas argentinos que me trataban de novato", confesó ahora Rojas.

Realizó en ese mismo 1987 la primera defensa contra otro argentino, Gustavo Ballas, a quien noqueó en el cuarto en Miami. El 8 de abril de 1988, en la misma ciudad, perdió contra el mexicano Gilberto Román.

A su retiro, en 1993, el hermano menor de Clemente (medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Munich-72) quedó con registro de 37 éxitos, 8 derrotas y un empate.

Un conversatorio, este miércoles

Un conversatorio para celebrar la conquista de hace 25 años en Miami (Estados Unidos) de Baby Sugar Rojas se realizará en Barranquilla.

El mismo es organizado por la Oficina del Bicentenario, despacho de la Alcaldía, y el Archivo Histórico del Atlántico, desde las seis de la tarde, en el Museo de Arte Moderno de Barranquilla (carrera 56 No. 74 - 22).

Se presentará la pelea y la misma será comentada por Rojas, en compañía de los periodistas Mike Fajardo y Estewil Quesada, quienes la cubrieron para RCN radio y EL TIEMPO, respectivamente, y sus amigos Felipe Orozco y Carlos Julio Ramírez. Rojas es uno de los personajes de Barranquilla en su Bicentenario que se celebra el próximo año.

Estewil Quesada Fernández
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.