'Estaba preparado para hacer mucho más': Óscar Figueroa

'Estaba preparado para hacer mucho más': Óscar Figueroa

El pesista colombiano, que logró medalla de plata en Londres, habló en rueda de prensa en Bogotá.

03 de agosto 2012 , 07:53 a. m.

Óscar Figueroa aterrizó el jueves en horas de la noche en el aeropuerto Eldorado con la medalla de plata colgándole al pecho.

Este viernes se levantó temprano en la mañana y se dirigió a la sede del Comité Olímpico Colombiano (COC), donde responde a preguntas de los medios.

El medallista pidió disculpas a los periodistas que cubren los Juegos Olímpicos por haber estado "un poco oculto" de los medios, pues argumentó que debió hacerlo porque existía la necesidad de mantenerse concentrado en las competencias.

"Espero entiendan. Era un momento tensionante para mí. Quería tener ese espacio para la concentración total. Uno como deportista se puede esconder o negar a entrevistas, no porque no quiera hacerlo, sino porque a veces es necesario".

El antioqueño, que logró la plata en los 62 kg en los Olímpicos de Londres 2012, le agradeció al médico Felipe Ramírez que se encargó de operarlo luego de sufrir la lesión en los juegos de Pekín 2008. "Por él pude volver a hacer levantamiento de pesas", afirmó Figueroa.

Por su parte, Juan Carlos Peña, subdirector de Coldeportes, aprovechó para felicitar a Figueroa y destacó la medalla de plata en judo de la colombiana Yuri Alvear. Agregó que aún hay más deportistas nacionales opcionados a obtener grandes logros en las Justas, labor que, según él, no ha sido y no va a ser fácil.

El momento del triunfo

Figueroa atribuyó su logro a la calma. "Decidí calma total. Estaba preparado para hacer mucho más. Me pongo la toalla en la cabeza y se me vinieron muchas imágenes", dijo el pesista sobre aquel instante antes de salir a levantar los 177 kg que le permitieron la medalla de plata y el récord olímpico en envión.

Sin embargo, dijo que "el plan que tenían era ganar el oro, pero así es el levantamiento de pesas".

Pero Figueroa recordó también toda la preparación que vivió, pasando por los panamericanos en Guadalajara y los mundiales, siempre acompañado de su equipo.

Sobre su rival, el norcoreano Guk Kim, que se llevó el oro en Londres, Figueroa se refirió en los mejores términos. "Éramos una familia, nos conocíamos muy bien. Siempre lo teníamos claro. Hemos venido peleándonos las medallas", afirmó humildemente.

Figueroa también tuvo espacio para referirse a la importancia de su carrera en administración de empresas. "De nada sirve el talento si no existe la urbanidad", dijo al frente de los micrófonos.

Luego de compartir con la prensa su hazaña deportiva y revivir el largo camino que recorrió después de Pekín 2008, se le vio emocionado cuando en una pantalla grande observó la repetición del momento en el que levantó las pesas.

Exaltado gritó: ¡Viva Colombia Dios mío!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.