A gobernar con diablo rojo

A gobernar con diablo rojo

notitle
02 de agosto 2012 , 04:46 p. m.

El Ministro de Hacienda concibió la metáfora de las locomotoras para simbolizar el impulso que iba a tomar la economía. Ahora, en su última entrevista con Yamid Amat en este diario, dice que va a ser necesario usar diablo rojo para destrabar al Gobierno y poner a marchar las locomotoras. Ese símil va a hacer carrera durante los dos años finales de esta administración. Nadie se explica que tenga tan pocas ejecutorias significativas que mostrar a mitad de período.

Según el diagnóstico del ministro Echeverry, el Gobierno no se mueve porque está atorado y le hace falta diablo rojo, pero no sólo en ministerios como el de Transporte, un hámster que corre siempre en el mismo sitio, sino en el propio Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación (DNP), de donde tradicionalmente han emanado las ideas y el liderazgo en las políticas de crecimiento económico.

Colombia se ha unido a otros países de la región para hacer un frente para promover el comercio con el Oriente, pero no hay planes concretos de vincular al país con el Pacífico. Buenaventura ha sido tradicionalmente objeto de benigno desentendimiento por parte del Gobierno Nacional y del departamento, y continúa padeciendo esa situación. Los concesionarios responsables por la carretera que une a la ciudad con el país no parecen tener afán para terminarla ni el Gobierno los mueve. La administración del puerto está paralizada porque uno de sus socios no admite que nadie distinto de él lo maneje, y quiere tener el control sin pagar por él.

El presidente Santos fue ayer a Buenaventura a reinaugurar el tren que la comunica con el Valle y la zona cafetera, que debe estar a punto de cumplir 75 años de haberse construido. Es un acto simbólico importante y la población le va a agradecer ese interés en la ciudad y en el puerto. Pero el potencial de desarrollo del puerto sería mucho mayor si contara con una línea férrea moderna, porque la concesión que se reinauguró esta semana gasta 10 horas para desplazarse entre Buenaventura y Yumbo y transporta 6.000 toneladas al mes. Va a rebajar los costos de transporte en más del 50 por ciento para quienes la utilicen, pero no va a ser un vehículo de promoción de exportaciones a India o a la China, como aspiraba a serlo el ferrocarril de Occidente, que le propusieron el año pasado al Gobierno los mismos empresarios.

El comercio con el Oriente no va a arrancar a menos que exista un puerto moderno, bien administrado y conectado con los principales centros de producción del país. Ese puerto a corto plazo tiene que ser Buenaventura, y a más largo plazo probablemente se construya otro en Cupica, aunque apenas ahora comienzan a pensar en el ferrocarril entre Barrancabermeja y Cupica como un proyecto que se acometería en un futuro indeterminado. Los dos puertos se beneficiarían enormemente si se extiende la red férrea que se acaba de reinaugurar desde La Felisa a Barrancabermeja. Esto le daría salida por Buenaventura al carbón siderúrgico y a la producción del centro del país y de Antioquia, y comunicaría los dos océanos. Estos proyectos deberían estar figurando entre los primeros en la lista de inversiones prioritarias, pero hoy no son sino una línea sobre una pantalla que trazó un asesor del DNP confrontado con la realidad de que no hay una salida al Pacífico. Quizás la aplicación generosa de diablo rojo en los centros decisorios ayudaría a destrabar estos proyectos vitales, que contribuirían a que los dos sectores productivos más importantes, el agropecuario y el manufacturero, aportaran mucho más de lo que hoy aportan. Solamente representan el 20 por ciento del valor agregado (mientras que en Corea del Sur representan el 42 por ciento y en Brasil, 34 por ciento).

* El autor es y ha sido asesor de algunos socios de la Sociedad Portuaria de Buenaventura y los de la concesionaria del tren.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.