Los vetos más ruidosos de la TV

Los vetos más ruidosos de la TV

Recordamos a los famosos a los que durante mucho tiempo les cerraron las puertas de los canales.

notitle
02 de agosto 2012 , 12:37 a. m.

(Ver aquí los vetos más ruidosos de la TV)

A propósito del espinoso y supuesto tácito veto a Gregorio Pernía en RCN por haber criticado una salida en falso de Jota Mario Valencia, recordamos a otros famosos a los que durante mucho tiempo les cerraron las puertas de los canales.

Andrés García(actor mexicano)
En 1990, RTI trajo al galán de galanes mexicano Andrés García para protagonizar junto a Amparo Grisales Herencia maldita. Cuentan que el mexicano al poco tiempo de empezar grabaciones ya tenía cansada a la producción no solo por sus exigencias sino además por su incumplimiento. RTI decidió terminar el contrato con él y darle un giro a la historia: lo accidentaron y su personaje estuvo vendando durante toda la novela. El reemplazo fue el celador de RTI, que tenía el mismo color de ojos y la estatura del churro manito.

Aura Cristina Geithner
Su sinceridad en más de una ocasión le ha pasado factura. Pero el veto que se ganó fue del canal que la lanzó al éxito por haber exigido regalías por su disco en una demanda contra Sonolux, disquera que pertenecía al canal. Aura Cristina ganó el pleito, pero le costó un veto del Canal RCN, del cual, después de tener un contrato de exclusividad, no volvieron a llamarla.

Gregorio Pernía
Ha sido vetado dos veces. Una, cuando llegó a hacer un casting para una Rosario Tijeras. Llegó encapuchado y, sin avisar, se tomó por asalto la producción. Lo hizo tan real, que el susto fue tremendo, al punto que lo que causó fue indignación por parte de la productora, que nunca volvió a llamarlo. El segundo más reciente fue por la famosa campaña que adelantó en las redes en contra de Jota Mario Valencia, donde pedía que este fuera sacado del canal. Con 'No más Jota Mario' le pedía a la gente que no viera el programa. Aunque el Canal RCN no ha emitido un veto oficial, sí se dice que lo tendrá alejado por un buen tiempo.

Andrea Montenegro
Es una diva en su país natal, Perú. Pero al parecer sus exigencias no caen bien. Oficialmente no ha sido vetada, pero sí supimos que por los lados de Kadabra, seriado en el que participó hasta la segunda temporada, decidieron matar a su personaje para no tenerla en la tercera, pues se estaba volviendo bastante exigente y muy complicada. Hasta ahora la tienen en stand by.

Maribel Abello
Se dice que la barranquillera se ganó un veto por siete años del Canal Caracol. La actriz fue sacada de la novela La sombra del deseo, que protagonizaban Amparo Grisales y Ómar Fierro. Al parecer Maribel no estuvo de acuerdo con los libretos porque al comienzo de la historia su personaje era la buena de la historia y de repente dio un giro y se convirtió en la antagonista. En varias entrevistas, tanto Dago García como Juan Carlos Villamizar, su director, afirmaron que la barranquillera había sido cambiada por Silvia de Dios pues por historia no se podía matar al personaje. Contrario a lo que se esperaba con el cambio de actriz, la novela subió de rating.

Yolanda Rayo
La cantante interpretó el tema musical de una de las novelas más importantes que ha tenido la TV colombiana: Betty la fea. Yolanda, que hacía parte de la disquera Sonolux, decidió demandar a esta empresa por regalías, pero no solo se quedó sin disquera sino que además fue vetada por el Canal RCN, que era filial de Sonolux.

Róbinson Díaz
Aunque el actor nunca ha sido vetado, por poco pierde el puesto en el Canal Caracol cuando protagonizaba El criminal. En unas declaraciones que dio a la prensa despotricó de la calidad de las producciones colombianas, se despachó en contra de libretistas, directores y productores y de tener que actuar con nuevos actores que de talento poco, y dijo que querían llenar la TV de niñas bonitas con buen derriere (atributos que años más tarde lo hicieron caer en la tentación con Sara Corrales). Cuentan que recibió jalón de orejas y debió dar explicaciones.

Vicky Hernández
Sin lugar a dudas es una de las grandes actrices que ha dado el país. Su temperamento recio y el no tener 'pelos en la lengua' le valieron un veto de muchos años. Por ser demasiado sincera y expresar en muchas ocasiones su inconformidad frente a la mediocridad que algunas veces la rodeaba, en la década de los 90 sufrió un veto que le costó su retiro de la pantalla por varios años. En varias entrevistas donde reconoce el veto, también afirma que con los años se ha vuelto más prudente y prefiere quedarse callada. Ganamos sus fanáticos, que no perdemos oportunidad de gozar con sus personajes.

Luz Estella Luengas
Fue la primera Ana María del seriado Padres e hijos. La actriz se encontraba trabajando también para una producción con RTI. Cuando retornaron de vacaciones se le cruzaron los horarios de grabación y la pusieron a escoger, ella eligió quedarse con la producción de RTI, y por supuesto Colombiana de TV, productora de Padres e hijos, decidió matar a su personaje en un accidente automovilístico. Años más tarde las asperezas se limaron, al punto que le crearon otro personaje en el mismo seriado para interpretar a una hermana de Ana María.

Carlos Serrato
El actor era uno de los vendedores de la exitosa novela Hasta que la plata nos separe. Cuando se acercaba el final, al actor le salió una tentadora oferta en España, que él aceptó. A Fernando Gaitán, su libretista, no le gustó mucho la decisión de Carlos y lo sacó de la novela antes de tiempo. Aunque no hubo veto, se dice que sí se molestaron mucho con él.


POR: GLORIA FRANCO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.