Aburrimiento monogámico en el nuevo libro de Hermes Tovar

Aburrimiento monogámico en el nuevo libro de Hermes Tovar

Historia de la infidelidad con base en pesquisas sobre tradiciones matrimoniales en siglos pasados.

notitle
01 de agosto 2012 , 10:11 a. m.

Indagar lo que pasa con la sexualidad de las parejas y sobre la vida íntima de hombres y mujeres, que conviven bajo el mismo techo en distintas épocas, no ha sido asunto que convoque a los científicos sociales. Ni ahora ni en la Colonia. Del tema se han ocupado algunos historiadores por fuera de nuestras fronteras y escasos en nuestro territorio. Por ello, este libro se sale del común de las investigaciones.

Su autor fue presentando por entregas el resultado de sus indagaciones, en diversos auditorios, antes de ensamblarlo para la primera edición que hizo el Fondo Cultural Cafetero en el 2004. Ahora, añadiéndole una singular introducción, el Ceso de los Andes, presenta la II edición y hoy como ayer el texto causa impacto. Impacto que va más allá del título.

En la novedosa introducción el autor se da licencia para mezclar apartes de una historia de infidelidad actual con sus pesquisas sobre las traiciones matrimoniales en los siglos XVII  XVIII y comienzos del XIX. El experimento de intercalar el ayer con el hoy abre el apetito para saber más sobre las traiciones matrimoniales, práctica tan antigua como la humanidad misma.

El avezado historiador Tovar Pinzón, para recrear la infidelidad en el período colonial, escarbó documentos en el Archivo General de la Nación en Bogotá en los Fondos Colonia, Juicios Criminales y República, Asuntos Criminales. No podía ser distinto, en esas épocas remotas, la infidelidad era considerada delito. Delito que, el autor, redime al afirmar, no bien se acaba de comenzar a leer este estudio, que: "La institución de la infidelidad  sirvió durante tiempos coloniales para combatir el dogma que anulaba todo placer sexual dentro del matrimonio y a comienzos del siglo XXI para afirmar la capacidad de autonomía de hombres y mujeres, aburridos con las cadenas de una indisociable unión monogámica." 

Para la actualidad el autor intervino algunos testimonios y realizó  versión libre de una historia de infieles, sin final feliz, por momentos dramática y en otros, cómica, calcada de las cientos de historias que nacen en distintas latitudes entre hombres y mujeres que se aventuran por el camino de la infidelidad sin ponerle punto y final a sus matrimonios.

De los documentos históricos que Tovar seleccionó se lleva el palmarés el testimonio de Manuela Sáenz defendiendo su pasión loca y desenfrenada por Bolívar, que no ha sido muy publicitada, tal vez, por un falso pudor que impide conocer las razones de un amor por fuera del matrimonio de una mujer adelantada a su época.

Como dice el profesor Charles Bergquist en el prólogo, que sirve también de contraportada del libro, Hermes Tovar con este trabajo aumenta un título a su profusa hoja de vida: el de historiador osado que descorre el velo que se ha puesto a la vida privada de seres normales y corrientes en épocas en las que su sexualidad no estaba expuesta a los ojos mediáticos que hoy, casi siempre, no dejan infieles en la clandestinidad.

La batalla de los sentidos. Infidelidad, adulterio y concubinato a fines de la Colonia

Hermes Tovar Pinzón
Universidad de los Andes. Facultad de Ciencias Sociales, Departamento de Historia. Centro de Estudios Socioculturales e Internacionales Ceso. II Edición. Mayo 2012

Por Myriam Bautista

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.