Educación gratuita y ampliación de la clase media

Educación gratuita y ampliación de la clase media

notitle
31 de julio 2012 , 01:20 p. m.

En medio de bizantinas discusiones sobre constituyentes que a nada conducen, crisis en partidos que en realidad no lo son, linchamientos mediáticos judiciales y una que otra farsa política por los tradicionales "volantines sin rubor", se han pasado por alto dos temas que, bien manejados, pueden crear las bases para construir un país de verdad incluyente.

Primero, en la "rendición de cuentas" presentada en Ibagué por la Ministra de Educación, el país supo que, tras muchos esfuerzos de varios gobiernos, e impulsado de manera decisiva por el actual, alcanzamos la meta de la educación oficial gratuita, hasta el bachillerato completo.

También se revelaron los planes del Icetex para garantizar, mediante préstamos sin interés, la educación superior para estudiantes de estratos 1 y 2. Si estos propósitos se desarrollan habremos sembrado las bases para conseguir lo que Lleras Restrepo llamó una sociedad "crecientemente igualitaria".
Para lograrlo, esa educación oficial tiene que ser de calidad, mediante la formación de docentes, la utilización de tecnología para la educación de nuestros niños y jóvenes de escasos recursos y la consecución del bilingüismo.

La nuestra es una democracia cerrada y bloqueada por los privilegios. A veces parecemos un país monárquico sin los oropeles de la realeza. Se heredan, además de bienes, títulos, gabelas, privilegios, liderazgos políticos y económicos.

Para conseguir una verdadera democracia, necesitamos que la educación sea el gran canal de ascenso social, económico y político. Que el país quede en manos de los mejores por su educación, disciplina y compromiso con la Nación.

En los países desarrollados se estimulan el talento, la consagración y el estudio. Con una nueva juventud, podemos romperle el pescuezo a la desigualdad. Así, construiremos el país del futuro y derrotaremos los privilegios.

Esa es la forma de acabar con el amiguismo, el clientelismo, las roscas y la corrupción. Que cada quien se abra paso con su talento en una sociedad con igualdad de oportunidades. Solo así construiremos un país ajeno a las prácticas corruptas. Con educación gratuita para todos y en condiciones que les permitan a los jóvenes competir en el mundo globalizado de hoy.

Igualmente, debe repensarse el tema de la formación universitaria para que el Estado, más allá de compromisos políticos, controle el surgimiento, funcionamiento y calidad de la educación superior.
Por eso, no debe subsistir esa tremenda brecha en los centros de formación superior. Y ello sin olvidar la necesidad de formar profesionales con bagaje humanístico, acorde con las necesidades de desarrollo del país. Y claro, sin descuidar la preparación técnica.

Si el gobierno Santos consolida en este tema educativo lo ya iniciado, habrá dado, sin duda, un paso revolucionario, cuyas consecuencias positivas se verán a mediano y largo plazo, así no lo registren todavía las encuestas.

La otra buena noticia para la democracia es la de la duplicación de la clase media entre el 2002 y el 2011. Reconforta saberlo, pues entre más consumidores más se mueve la economía, sin olvidar que la clase media sostiene la democracia en países avanzados y es la que permite que existan partidos políticos de verdad, no surgidos de hoy a mañana alrededor del 'ponqué burocrático' sino de firmes convicciones sobre la sociedad y el Estado.

Una clase media amplia, auténtico catalizador de la democracia, garantiza mucha mayor libertad para elegir bien, eliminando los cacicazgos apalancados en favores.

Estos dos temas sí miran al cambio de la estructura social del país, pues hasta hoy hemos actuado al revés: expedimos constituciones y leyes a profusión para que todo siga igual. ¡Justo cuanto denunciaba el gran pensador radical Manuel Murillo Toro en 1848!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.