Putumayo dejó de sacar la mitad de su petróleo

Putumayo dejó de sacar la mitad de su petróleo

Ecopetrol detuvo la producción de cuatro pozos tras ola de atentados. Reportan 41 ataques este año.

notitle
28 de julio 2012 , 07:54 p.m.

"A causa de los ataques de la guerrilla, este año en Putumayo se ha dejado de extraer el 50 por ciento del crudo", asegura el gobernador, Jimmy Díaz. (Siga este enlace para leer: El país pierde US$ 1 millón al día por ataques a oleoductos).

El mandatario reporta 41 atentados contra la infraestructura petrolera del departamento, que convierten el 2012 en uno de los años más negros para el sector en esta región del sur del país, responsable del 7 por ciento de la producción nacional (38.000 barriles diarios). El último ataque de las Farc se produjo el viernes en San Miguel, contra el oleoducto del Oso. Ecopetrol ya había tenido que parar la producción en la vereda La Esmeralda, en el mismo municipio, luego de un ataque contra un colector el 20 de julio. "El derrame afectó la quebrada La Dorada. Hacemos un llamado para que se abstengan de consumir agua de esta fuente hasta que se descarte la presencia de hidrocarburos", advirtió la compañía.

Pero la arremetida más grave fue la del 3 de julio, cuando cinco empleados de dos firmas contratistas de Ecopetrol murieron y tres quedaron heridos tras un ataque indiscriminado con armas de fuego en un pozo de Puerto Caicedo, atribuido a las Farc.

Ecopetrol produce en Putumayo y el sector de Sucumbíos (Nariño) 6.600 barriles de crudo diarios, de los cuales ha dejado de producir 600 por problemas de orden público. Por la misma razón, en el primer semestre del año la empresa dejó de producir un promedio de 10.700 barriles diarios en todo el país.

La petrolera nacional controla más de la mitad de la producción de crudo en el sur del país y cuenta con cuatro oleoductos: San Miguel, Mansoya, Churuyaco y Trasandino: todos han sido golpeados. El más importante es el Trasandino, que recibe el crudo de los otros tres, sale de Orito, atraviesa Nariño y termina en Tumaco. También han visto afectada su producción Canacol, Gran Tierra y Colombia Energy (Vetra).

Para contrarrestar la presión de la guerrilla, el Ejército ofrece millonarias recompensas por los cabecillas de los frentes 32 y 48 de las Farc. "La mayor amenaza contra la infraestructura petrolera en Putumayo es Darío Lee Díaz, 'Robledo', del frente 48. Por este sujeto, el Ejército ofrece hasta 475 millones de pesos", afirmó el coronel Juvenal Díaz, comandante de la Brigada de Selva 27, responsable de la región. El otro subversivo buscado por las autoridades es Orlando Molano González, 'Mauricio Caballo'.

Los sueños rotos de 96 transportadores

Hace cinco meses no se mueve un solo barril de petróleo de los pozos de San Vicente del Caguán. Los ataques de las Farc frenaron el transporte de crudo y acabaron con los sueños de 96 familias que vivían de transportarlo entre Caquetá y Huila. Holman Martínez es cabeza de una de estas familias que pensaron que tras los hallazgos de petróleo llegaba una bonanza, pero encontraron una pesadilla.

"Yo me endeudé en 360 millones de pesos para comprar un camión cisterna que se está pudriendo al sol y al agua", dice Martínez, quién, a través de una contratista, transportaba desde el 2010 el petróleo de la Emerald en Caquetá. Aunque el Ejército creó dos batallones para acompañar a los transportadores, estos no se animaban a volver a transitar, porque les podía más el miedo a la muerte que a las deudas con los bancos.

Cuando pensaban volver a sus labores, la guerrilla voló hace diez días el puente que comunica a San Vicente con Puerto Rico, ruta obligada de estos conductores. Arreglarlo costará por lo menos 7.000 millones de pesos, según Invías.

Armando Triviño, de una de las empresas que transporta el petróleo de Emerald, dijo que, para completar el panorama, le llegó un anuncio de la multinacional: "Nos van a cancelar el contrato, que era hasta abril del 2013".

Van 25 ataques de las Farc

Desde el 2010, cuando se empezó a transportar crudo en Caquetá, las Farc han perpetrado 25 ataques. Los más recientes: la voladura de un puente el 20 de julio y el asesinato de un conductor el 12 de marzo. Desde junio del 2011 tienen secuestrados a cuatro ciudadanos chinos que trabajaban en los pozos.

En Arauca, el Eln retrasa el oleoducto Bicentenario

La primera de las cuatro etapas del oleoducto Bicentenario -que proyecta transportar 450.000 barriles de crudo al día entre los llanos orientales y la costa Caribe- debía estar lista hace seis meses, pero los actos terroristas del Eln la retrasaron.

El más reciente hecho de violencia ocurrió el pasado 24 de julio, en Saravena, Arauca, cuando el Eln secuestró a la periodista Élida Parra y a la ingeniera Gina Uribe, que trabajaban en el oleoducto. Cinco días atrás, habían asesinado en Tame al arquitecto Ricardo Mora, vinculado, a través de un contratista, a esta obra de 976 kilómetros.

La misma guerrilla ya había secuestrado en noviembre del 2011 y por tres meses a otra ingeniera y, en febrero pasado, a un grupo de 11 trabajadores, que liberaron 72 horas después. En junio, quemaron una volqueta, atacaron dos buses que transportaban a 80 obreros y pintaron grafitis en Saravena declarando objetivo militar al oleoducto.

JOHN MONTAÑO Y REDACCIÓN ARAUCA Y CAQUETÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.