La sequía más intensa en Colombia estaría apenas por llegar

La sequía más intensa en Colombia estaría apenas por llegar

Si el fenómeno del Niño se consolida, el país tendría menos lluvias incluso en la época invernal.

notitle
27 de julio 2012 , 09:09 p.m.

Aunque una situación climática extrema por un fenómeno del Niño -que implicaría una reducción de las lluvias entre septiembre y mediados diciembre próximos- está apenas en desarrollo, sus efectos ya se están comenzando a sentir en casi todo el país, con especial intensidad en la región Andina.

Las probabilidades de que el Niño se presente están consolidadas hoy en el 65 por ciento, aunque van en aumento. Aun sin el fenómeno en pleno, los meteorólogos ya reportan aumentos de temperatura en varias zonas -sobre todo en el Valle y Boyacá-, disminución de las lluvias, alertas por incendios y sitios en crisis por falta de agua. No dudan en advertir que un panorama similar o más intenso podría ser protagonista hasta finales del 2012. La Oficina de Gestión del Riesgo ha llamado a los habitantes a ahorrar agua, entre otras cosas por la disminución del caudal del río Magdalena, que ha descendido 1,2 metros a la altura de Barrancabermeja.

Y aunque en la mayoría del centro del país se reporta normalidad en el abastecimiento y los embalses acumulan agua por encima del 90 por ciento de su capacidad (por lo que una crisis energética está casi descartada), en el departamento del Valle más de 100.000 habitantes de Cali y Yumbo comenzaron a afrontar un racionamiento de agua por los bajos caudales de los ríos Meléndez, Cali y Cauca.

Una situación similar podría presentarse en Neiva (Huila) e Ibagué (Tolima).

Alerta roja por incendios

Los incendios ya han dañado más de 1.500 hectáreas de terrenos.
El Ideam ha sostenido una alerta roja por esta amenaza para la región Andina, la Orinoquia y el Caribe. Y el peligro ha aumentado para Cundinamarca, Huila, Boyacá, Tolima y Santanderes y para 20 de los 42 municipios del Valle, como Palmira, Jamundí, Florida y Yumbo.

María Teresa Martínez, subdirectora de meteorología del Ideam, explicó que desde septiembre -cuando comienza la otra temporada invernal-, siempre y cuando haya Niño, algunas regiones registrarán un déficit de lluvias: el Caribe, Antioquia, Eje Cafetero, occidente de Santander, Tolima y algunas zonas de Boyacá.

Advirtió, sin embargo, que si el Niño llega, no anulará las lluvias, que siempre se prolongan hasta la mitad de diciembre.

Por estos días, la sabana de Bogotá continuará influenciada por días de sol combinados con días lluviosos, por nubosidad procedente de los Llanos Orientales y la influencia de los vientos.

"Lo que el país debe tener en cuenta es que si el Niño se consolida, una temporada seca se intensificaría desde finales de diciembre y se uniría a la clásica época soleada de enero y febrero.
Por eso, hay que tomar medidas de contingencia para garantizar el abastecimiento", anotó Martínez.

Comenzaron los cortes de agua en Cali

Cali y Bogotá. Unos 100.000 habitantes de Cali, de las comunas 18 y 20 -zonas de ladera-, que representan el 4 por ciento de los habitantes de la ciudad, empezaron a tener cortes de agua. El racionamiento se aplica entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana. Emcali explicó que entre esas horas se llenan los tanques de almacenamiento para evitar cortes durante el día. La comuna 18 se abastece del río Meléndez y la 20, del Cali, que presentan una reducción de más del 50 por ciento de su caudal.

A esta disminución se suma la del río Cauca, que hoy registra un promedio de 120 metros cúbicos por segundo. De bajar hasta 78 metros cúbicos, el 75 por ciento de la ciudad enfrentaría graves problemas de abastecimiento, explicó la Universidad Nacional.
Juan Gabriel León, doctor en ciencias de la tierra y del medio ambiente de esta institución, llamó la atención sobre el hecho de que hay sectores que consumen mucha agua. Según registros, en la comuna 18 el promedio de consumo de una familia es de 70 metros cúbicos, cuando el promedio de consumo de toda la ciudad es de 19 por familia.

Zonas de alta temperatura

Alerta en Barranquilla

Barranquilla. En alerta están los organismos de socorro de Barranquilla debido a los 34 grados centígrados que, en promedio, se están presentando en la ciudad y que, combinados con la brisa, podrían provocar emergencias por incendios.

El bombero Martín Gallo dijo que hasta ahora los incendios han sido pequeños. "Dos máquinas atendieron emergencias este viernes (ayer) en un sector de la orilla del río y en la zona comercial", anotó.

El Ideam informó que, mientras Puerto Colombia está en alerta amarilla, Campo de la Cruz, en el sur del Atlántico, está sufriendo una intensa sequía.

En Santa Marta bajaron niveles de ríos

Santa Marta. El prolongado verano y las altas temperaturas en la región Caribe han provocado la disminución en un 15 por ciento del caudal de los ríos Piedras y Manzanares, de los cuales se abastece el acueducto de Santa Marta.

Aunque la situación aún no es alarmante, según Luis José Londoño, gerente de Metroagua, operadora del acueducto local, si no llueve pronto habría que hacer racionamientos en algunos sectores.

"Hasta el momento, la situación no es preocupante, pero a medida que avance el verano puede presentarse escasez", dijo Londoño, quien les recomendó a los usuarios hacer uso racional del agua, y a las personas que residen en la zona rural y están conectadas fraudulentamente a las tuberías que no utilicen el líquido para riegos.

Oleada de incendios en Caldas

Manizales. Salamina y La Dorada, con cuatro y tres incendios forestales, respectivamente, han sido los municipios de Caldas más afectados en las dos últimas semanas por la oleada de emergencias de este tipo, provocadas por las altas temperaturas.

También se han presentado incendios forestales en Riosucio y en Samaná, según Félix Ricardo Giraldo, director de Prevención y Atención de Desastres de Caldas.

Fuego avanza en el Tolima

Ibagué. El incendio forestal más grande de este año en Tolima había devorado hasta ayer 320 hectáreas en una zona limítrofe de los municipios de Carmen de Apicalá y Suárez. Las llamas, que arrasan bosques, pastos y plantaciones del cerro El Paso, tratan de ser controladas por 250 socorristas. El capitán Jhon Henry Morales, del cuerpo de bomberos de Carmen de Apicalá, señaló que las llamas habían alcanzado dos metros de altura.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.