'Estamos cansados de escuchar que la guerrilla cambió de estrategia'

'Estamos cansados de escuchar que la guerrilla cambió de estrategia'

Presidente de la Cámara, Augusto Posada, anunció que el Congreso propondrá reforma a la salud.

notitle
25 de julio 2012 , 03:26 p. m.

A punto de cumplir 42 años, el representante a la Cámara de 'la U' escaló una de las más importantes dignidades en el Congreso: ser presidente de la Cámara de Representantes.

Posada nació en Pereira, se crió en Medellín y es bachiller del Brookline High School de Massachussets, EE. UU.

Actualmente encabeza en la Comisión de Acusación de la Cámara la investigación contra el expresidente Ernesto Samper por su presunta responsabilidad en el crimen de Álvaro Gómez y fue el primero de los cinco representantes a la Cámara que se han separado del proceso contra el expresidente Álvaro Uribe.

En diálogo con ELTIEMPO.COM, el nuevo presidente de la Cámara dijo que si los ministros del despacho siguen faltando a las citaciones del Congreso, "no deberían estar" en sus cargos.

Horas antes del debate de este miércoles en la plenaria de la corporación sobre la difícil situación en el Cauca, le hizo un llamado al Gobierno para que ajuste su estrategia contra los grupos armados ilegales de manera "rápida y contundente".

¿Cuál será el tema principal en el que trabajará en este año de gestión?
 
Hay tres temas, pero me gustaría empezar por el que los colombianos rechazaron en los últimos días y es la forma en que el Congreso está funcionando. Tenemos claro que tenemos que modernizar el Congreso y acercarlo a los colombianos. Ese, sin duda alguna, será uno de los temas que más ocupe la agenda interna del Congreso, pero los asuntos de salud y defensa son los que está reclamando la opinión pública para que se tomen las medidas necesarias. Reformas que permitan que la salud les llegue efectivamente a los más pobres y a los que más la necesitan, a la clase media, a todos los ciudadanos sin excepción alguna, y en eso el Congreso es muy claro. En conjunto con el Senado estamos trabajando en una propuesta entorno a la reforma a la salud, en la que estamos tomando las decisiones para evitar que se sigan prestando servicios de salud en instalaciones de garaje. Que no se le siga negando a quienes tienen derecho, según el Plan Obligatorio de Salud (POS), el acceso a servicios, para que no se le haga el quite de parte de ciertos especialistas a aquellas personas que buscan el servicio. El tema de la intermediación hay que atacarlo de fondo y es algo que no está dando resultados en el sistema de salud y el Congreso ha sido tímido en tomar esas decisiones.
 
¿En qué términos será esa reforma de la salud que propondrá el Congreso?
 
En estos momentos se están convocando unas comisiones de técnicos de Senado y Cámara con congresistas que manejan estos temas. Esperamos que para finales de septiembre podamos tener unas ideas centrales que puedan ser debatidas en unos foros nacionales.
 
¿Y en seguridad?
 
En seguridad nacional, la Cámara de Representantes ha llamado a los señores ministros del Interior y de Defensa para que este miércoles se haga un debate claro y se les explique al país y a la Cámara qué es lo que está sucediendo en el Cauca, en el sur y el oriente del país y en otras regiones para que el Congreso pueda vigilar muy de cerca las estrategias, porque los colombianos ya estamos cansados de escuchar que la guerrilla cambió de estrategia y que nos estamos acomodando. Esos cambios tienen que darse de manera rápida y contundente, y ese es el mensaje que esperamos escuchar del Gobierno Nacional.
 
¿Al Congreso le ha faltado más control político sobre los funcionarios del Gobierno?
 
Sin duda alguna. Esta nueva relación entre el Gobierno Nacional y el Congreso lo que busca es fortalecer la autonomía de los poderes, que el control político se haga de manera directa, sin ánimo de revanchismos ni venganzas, porque eso no le ayuda al país. Los colombianos no estamos esperando unos poderes enfrentados, lo que estamos esperando son soluciones concretas a nuestros problemas y eso se logra de dos maneras: con un diálogo fluido y cumpliendo con las funciones de cada uno de los poderes, entre ellas, la del Congreso: ejercer el control político.
 
Hay congresistas que han hablado de 'apretar' más a los ministros en los debates de control político, ¿usted cree que esto será así?

No. El tema no es de 'apretar', la cuestión es cumplir con nuestras funciones y, desde luego, vamos a tener que ejercer un control muy concreto en estos temas que he mencionado. Si eso para algunos es 'apretar', pues bueno, pero para mí no es la palabra que describa muy bien cuál es la tarea que debe ejercer el Congreso.
 
¿Hay que exigirles más a los ministros en el Congreso?
 
Incluso creo que ni siquiera es exigirles más a los ministros, es que el Congreso se exija y haga controles políticos con autonomía y propositos. Repito, esto no es de 'apretar' ni de llegar con revanchismos, lo que hay que hacer es discutir los temas que afectan a los colombianos.
 
Pero hay una queja de muchos congresistas de que muchos ministros no asisten a las citaciones que se les hacen...
 
Eso es cierto y ha sido una queja que yo también he planteado. No tiene presentación alguna que cuando se cite a un ministro, este no haga presencia, ya que es su obligación y el Congreso está cumpliendo su papel. Por eso para el próximo debate sobre seguridad nacional les he insistido a los señores ministros del Interior y de Defensa para que asistan y ellos han confirmado que irán.
 
¿Y en el caso de que empiecen a darse esas ausencias de ministros?
 
Considero que quienes no quieran cumplir con sus tareas y las funciones para las que han sido nombrados, deben replantear cuál es su papel para enfrentar los problemas del país.
 
¿Eso quiere decir renuncias o mociones de censura por parte del Congreso?
 
Es un llamado a atender, valga la redundancia, los llamados del Congreso. Obviamente el Congreso tiene unos mecanismos para ejercer su control político, pero creo que no deberíamos llegar a esas instancias. Aquí estamos tratando de cumplirle al pueblo colombiano y obviamente quien no quiera asistir o responderle al Congreso tiene que recapacitar sobre si sigue o no cumpliendo con esas funciones.
 
¿Cree que se llegue a la moción de censura?
 
Ojalá que no porque estoy convencido de que los ministros están esperando las citaciones para poder responderles en el control político al Congreso y a los colombianos, pero desde luego esperemos no tener que llegar hasta estas instancias, que estoy seguro no tendremos que utilizar, pero el mensaje es muy claro: nuestra mano está extendida pero firme y los ministros tienen la obligación de asistir al Congreso y responderles a los colombianos y las inquietudes de los congresistas.
 
¿Y si no asisten?
 
Pues yo creo que no deberían estar.
 
Usted ha dicho que impulsará una reforma al reglamento del Congreso, ¿en qué términos será?
 
Colombia está reclamando un Congreso más cercano al país y algunas de las medidas que se quieren establecer son controlar y modificar la forma en que se están conciliando los proyectos y la manera cómo se discuten las iniciativas. Tenemos que tener un Congreso de cara a la ciudadanía. Considero que los tiempos modernos del país y del Congreso ameritan que se consideren las tareas de las comisiones constitucionales, ya que las que tenemos establecidas son del año 91, cuando las realidades del mundo y del país eran muy distintas, y espero que ahí tengamos unos aportes interesantes. Se han presentado algunas ideas para convertir en más eficiente la administración del Congreso, la forma de las votaciones, una estructura profunda que les sirva a los colombianos para escrutar de manera directa qué se hace en el Congreso, cómo se aprueban las leyes y los tiempos reglamentarios. No podemos seguir trabajando leyes de un día para otro o en las noches, cuando eso produce muchas suspicacias por parte de la opinión pública.
 
¿Cómo cree que será la nueva relación entre el Gobierno y el Congreso?
 
Será una relación transparente, de acercamiento y que le va a convenir al pueblo colombiano, a las instituciones de nuestra Nación en las que el pueblo tiene que jugar un papel preponderante en el escrutinio de las mismas. Esa relación y estas crisis, para mí, se constituyen en una gran oportunidad para que saquemos adelante los objetivos que tenemos, que son reconocer e identificar el querer del pueblo colombiano y traducirlo en leyes y en funciones del Congreso.

JUAN FRANCISCO VALBUENA G.
REDACCIÓN POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.