Lionel Messi: un recorrido por las calles que lo vieron crecer

Lionel Messi: un recorrido por las calles que lo vieron crecer

Canchallena.com indagó la vida del astro argentino y publicará una serie de notas de su vida.

notitle
25 de julio 2012 , 10:34 a.m.

La avenida Uriburu o el famoso boulevard Oroño en el barrio General Las Heras de Rosario son las vías para acceder hasta los lugares donde el pequeño Lionel Messi vivió su infancia, antes de su éxodo hacia Barcelona.

Un altar construido en honor al Gauchito Gil sobre la calle Ayacucho antecede la llegada a la casa donde nació Leo que, en un giro incomprensible del arte popular, tiene un gran mural de Rosario Central en un paredón, pese a que la familia Messi lleva varias generaciones de identificación con Newell's.

La calle Estado de Israel aparece y desaparece en varios tramos de su recorrido al punto que se generan pasillos que, según los vecinos, eran recorridos por Leo, sus hermanos mayores (Rodrigo y Matías) y sus primos Bruno, Emanuel y Maxi, siempre con una pelota como fiel compañera.

"Compramos el terrenito, comenzamos a edificar de a poco y allí nacieron nuestros cuatro hijos. Siempre volvemos a nuestro barrio, porque en él nos conocemos con todos los vecinos. Aquí están las verdaderas raíces de la familia", contó Celia en una nota realizada hace tiempo en el diario El País .

En su recorrida por el barrio de Messi, canchallena.com recogió varios testimonios de vecinos, que describieron a la familia del crack como gente "muy sencilla que siempre se relacionó con todos de una forma muy cordial; a veces Celia y María Sol (la hija menor de la familia) todavía pasan por aquí".

Ahora la escenografía del barrio presenta un asfalto prolijo. Allí, una cortada entre la casa de Leo y la de sus abuelos era el lugar de reunión de los chicos para compartir el obligado picado de la tarde, que se extendía hasta la noche.

Ante la pregunta sobre el regreso del niño prodigio al barrio, Liliana, una de sus vecinas, dice: "Hace mucho que no se lo ve por acá. La última vez que lo vieron a Lionel fue hace tres años y en aquella oportunidad no podía salir a la calle y todos le tocaban timbre para saludarlo y sacarse una foto".

Con respecto a la pintada canalla que emerge en el muro principal de la casa, la leyenda urbana cuenta que lo hicieron hace unos años sabiendo que se trataba de la casa de los Messi, identificados con una cultura leprosa, fundamentalmente Jorge, el padre de Leo.

En su infancia, junto con el fútbol, la otra pasión de Lionel era la bicicleta, esa que le habían comprado con tanto esfuerzo sus padres que lo llevaba desde el barrio Las Heras hasta la escuela y su primer club, Abanderado Grandoli.

Otra vez la avenida Uriburu y el famoso boulevard Oroño son las vías elegidas para dejar atrás el barrio General Las Heras, con reminiscencias messiánicas de sus primeras gambetas callejeras, esas mismas que luego hicieron deleitar a propios y extraños en todos los estadios del mundo.

Canchallena.com
Lanación.com.ar
GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.