La crisis económica mundial obliga blindar la economía colombiana

La crisis económica mundial obliga blindar la economía colombiana

El país mira posibilidades como acelerar obras, reducir tasas o intervenir más el mercado del dólar.

23 de julio 2012 , 10:39 p.m.

Las caídas de las bolsas en el mundo ayer recordaron, una vez más, que Colombia debe seguir alerta ante el impacto de la debilidad mundial, que puede agudizar la desaceleración que ya se siente en el país.

Los expertos mencionaron posibles decisiones que pueden amortiguar en Colombia los efectos del difícil entorno mundial como, por ejemplo, bajar las tasas del Banco de la República, o que esa misma institución intervenga más agresivamente comprando dólares, precipitar, de una vez por todas, el mayor gasto en obras y, en general, que haya más gasto público.

El efecto negativo que puede sufrir el país, especialmente por Europa, se relaciona en buena parte con las exportaciones en las que, al igual que hacia Estados Unidos, el petróleo ha venido ganando peso.

Buena parte de los 3.893 millones de dólares que se vendieron en los primeros cinco meses del año a la Unión Europea obedecieron al repunte de los combustibles, que pasaron de 1.981 millones de dólares en el acumulado del 2011 a 2.925 millones de dólares en el acumulado a mayo del 2012.

Otro efecto, que ya se ha sentido, es la caída, en los tres primeros meses del año, de las remesas provenientes de España, que se redujeron en 48 millones de dólares.

Sobre el tema, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo recientemente, durante un foro sobre soluciones para evitar la apreciación del peso, que el Gobierno tiene la capacidad de hacer un cambio en su política fiscal, si la situación internacional así lo ameritaba.

Para Andrés Escobar, exsubdirector de Planeación y presidente de E-Concept, firma de estudios económicos, es inminente que, ante la situación, el Banco de la República tenga que empezar a disminuir su tasa de interés, que actualmente está en 5,25 por ciento.

"Creo que es un hecho que las va a bajar. El asunto es si por cuenta de la situación internacional tan complicada lo va a hacer en más de 25 puntos básicos. Lo mínimo, creo, es que va a hacer dos bajadas este año, pero no en julio, sino en agosto y septiembre", explicó.

Añadió que además se deben contemplar salidas estructurales, como un menor déficit del Gobierno y más ahorro afuera.

Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos de Davivienda, dice que es hora de una política más agresiva para frenar la apreciación del peso frente al dólar, al que tradicionalmente se le atribuye la caída en la generación de empleo en sectores intensivos en mano de obra.

Recordó, al revisar datos con motivo del TLC con Estados Unidos, que Colombia exportó a ese país 38 millones de dólares en calzado en el año 1991, mientras el año pasado las ventas fueron de 1,5 millones de dólares.

"Hoy hay que mirar cuánto contribuye el petróleo y la minería en las exportaciones y revisar el empleo que han generado esas exportaciones", indicó.

Según Andrés Pardo, gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, se necesita una mejoría en la infraestructura para que haya un cambio que genere más competitividad para el país.

"No es que mañana vayamos a tener un montón de dobles calzadas -dice Pardo-, y así vamos a mejorar.

Este es un tema de mediano plazo, en el que hay que trabajar y mientras tanto sí podemos hacer algo con la ayuda del banco central".

LIQUIDEZ EN ESPAÑA ALCANZA PARA UN PAR DE MESES

Idafe Martín Pérez
Para EL TIEMPO

Bruselas. Los mercados financieros hicieron ayer sangre, hundiendo las bolsas del continente y al euro y volviendo a hacer subir el riesgo país de España e Italia.

El riesgo país de España ya está 638 puntos por encima del alemán y los bonos españoles a 10 años pasaron del 7,5 por ciento.

Madrid reconoció el viernes, a punto de perder acceso a los mercados de capitales, que sólo tiene liquidez para llegar a principios del otoño. La bolsa madrileña llegó a caer a media jornada 5,5 por ciento.

Al final, perdió 1,1 por ciento, luego de que el Gobierno prohibió, durante tres meses, las operaciones bursátiles especulativas a corto plazo. Italia anunció la misma prohibición, pero sólo para tres días. El euro, a 1,21 dólares -llegó a caer de esa barrera- se cotiza a mínimos no vistos en los últimos dos años.

El gobierno alemán reconoció ayer que Grecia se sigue hundiendo y necesitará un tercer rescate, pero que difícilmente lo tendrá. La troika -representantes del FMI, la Comisión Europea y el BCE- llega hoy a Atenas para comprobar la aplicación de los ajustes.

La única salida para España e Italia a corto plazo sería una intervención del Banco Central Europeo en los mercados de deuda, pero su presidente, el italiano Mario Draghi, dijo al diario francés Le Monde que el BCE no está "para resolver los problemas financieros de los Estados miembros".

ESPERAN IMPACTO DE DESACELERACIÓN EN RESULTADOS DE VARIAS EMPRESAS

La desaceleración de la economía se empezaría a notar en los negocios, y buena parte de las empresas colombianas registrarán una caída en sus ganancias, de acuerdo con las estimaciones de expertos, cuando comienza la temporada en la que las firmas presentan sus resultados.

Por ejemplo, las estimaciones de Interbolsa hechas para 19 empresas muestran a 8 de ellas ganando menos en el segundo trimestre del año, y a otras 9 aumentando sus ganancias.

La restante -Fabricato- pasa de ganar a perder, y es la única de esta muestra que habría tenido resultados negativos.

Las compañías que más habrían disminuido sus utilidades, según el cálculo de Interbolsa, serían Cemargos, Petrominerales y Pacific Rubiales.

Entre tanto, Interbolsa cree que las que más aumentaron sus beneficios fueron AviancaTaca, Davivienda y Helm Bank.

Según el análisis, el entorno internacional llevó a una caída en precios del petróleo que, sumada a las demoras en las licencias, ponen a las petroleras en el país a ganar menos que en el 2011.

"Igualmente -dice Interbolsa-, los resultados de las compañías mineras también se verán afectados por un menor precio internacional del oro y por la apreciación del peso".

Así mismo, la desaceleración general ha significado una disminución en la generación eléctrica, con el lógico impacto en los resultados de ISA e Isagén, que también se estima que hayan ganado menos.

Dentro de la desaceleración, también es un hecho la debilidad en la ejecución de obras de infraestructura, lo que, de acuerdo con Interbolsa, debe incidir negativamente en los ingresos de las constructoras. No obstante -dice la firma-, la dinámica de las edificaciones en Colombia y

Centroamérica beneficiaría los resultados de Cementos Argos.

Por el lado de las compañías industriales, como el Grupo Nutresa, el comportamiento de los precios internacionales de las materias primas podría haber impulsado los márgenes de rentabilidad.

Por el contrario, las textileras habrían continuado con la tendencia negativa debido a la fuerte competencia que representan las importaciones.

Respecto a Almacenes Éxito, el reporte sostiene que sus ingresos operacionales se verán beneficiados por las actividades promocionales y nuevos locales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.