Salud de niños y maternas de Medellín está en riesgo de colapsar

Salud de niños y maternas de Medellín está en riesgo de colapsar

El cierre paulatino de camas habilitadas sobrecarga los servicios de alta complejidad.

notitle
23 de julio 2012 , 08:18 a.m.

El cierre de más de 200 camas para atención pediátrica y de ginecosbtetricia en Medellín, especialmente en los niveles 1 y 2 de complejidad, tiene en riesgo la salud de los niños y las madres gestantes de la ciudad. 

Esto se debe a la baja rentabilidad que representa para las clínicas y hospitales tener habilitados dichos servicios, que han sido sustituidos por otros para pacientes con enfermedades de alto costo como cáncer y trasplantes.

Las Clínicas Medellín, Sagrado Corazón, Bolivariana, Las Vegas, Noel y León XIII cerraron entre el 2009 y el 2011 camas de pediatría y de maternidad para servicios de cuidado intensivo y hospitalización.

Se redujo también el número de horas de urgencias pediátricas. Ahora solo hay consulta externa y, en algunos casos, cirugía infantil.

En el caso de Metrosalud, con el cierre por remodelación del Hospital Concejo de Medellín, se cerró un importante número de camas y los servicios de pediatría se concentraron en una sola unidad intermedia, San Javier, que cuenta con 45 camas.

Por su parte, los servicios obstétricos se trasladaron a la unidad de Manrique que tiene 74 camas habilitadas.

La situación ha ocasionado que los hospitales de alta complejidad tengan que atender niños con enfermedades que no requieren servicios especializados y partos sin ninguna complicación, reduciendo la oportunidad de atender a quienes lo necesitan más.

"Como en otras partes no están recibiendo a los niños entonces nos los cargan a nosotros, nos están llegando pacientes sin remisión a urgencias y nos toca atenderlos, aún cuando tengan enfermedades que pueden ser tratadas en un nivel de complejidad bajo".

"Con las maternas tenemos sobrecupo. Nos aumentaron en los últimos periodos del 45 al 75 por ciento los partos normales", explica Leopoldo Giraldo, gerente del Hospital General.

Otro ejemplo del colapso se vive en el Hospital San Vicente Fundación donde tienen 202 camas de alta complejidad con un porcentaje de ocupación, en lo que va corrido del año, del 96 por ciento.

Lo más grave es que diariamente, en promedio, dos pacientes en urgencias no pueden ser trasladados a hospitalización porque no hay camas.

"Cuando intentamos remitirlos nos dicen que no hay camas. Hoy nos es imposible recibir todas las remisiones que nos llegan".

"El problema no es nuevo y lo que nos angustia mucho es que hay un 30 por ciento de los niños que en realidad necesitan atención de alta complejidad y un 70 por ciento no, pero como no tienen donde ser atendidos, vienen y ocupan las camas para servicios especializados", explica Juan Pablo Guerrero Quintero, jefe del Hospital Infantil San Vicente Fundación.

En cuanto a los servicios de ginecobstetricia, ellos cuentan con 40 camas en unidad neonatal, urgencias y hospitalización para maternas, esto para atender situaciones complejas con una ocupación del 90 por ciento, de las cuales el 10 por ciento no presentan ningún riesgo para la terminación de su embarazo.

Es decir, que ese porcentaje podría ser atendido en otros centros pero no es posible porque no hay camas disponibles.

La grave situación es constatada por la Personería de Medellín que, de acuerdo con el reporte que reciben dos veces al día de las E.S.E. y hospitales públicos y privados de la ciudad, durante los últimos tres meses, por ejemplo, la disponibilidad de camas para pediatría y maternidad era cero.

"En unos casos muy, pero muy aislados vemos que reportan, una, dos o tres camas disponibles, de resto todo está copado, y así ha sido desde hace tiempo. Eso nos muestra que sí hay un colapso en la red de atención de estos servicios", asegura Diana Guerra, de la Personería.

Todo esto ha conllevado a que los pacientes sean atendidos en camillas, sillas y en condiciones inapropiadas, con tal de que no se queden sin una solución médica apropiada. 

Llamado a una solución Tanto la Sociedad Colombiana de Pediatría regional Antioquia, como el Hospital San Vicente Fundación, han llamado la atención sobre el problema tanto a la administración local como al Estado, pero no ha habido respuesta.

"Nos parece muy grave que esté primando el interés económico sobre la protección de los niños, y que no se haga nada para impedir el cierre de los servicios o el remplazo de estas camas".

"Hemos enviado cartas al Ministerio de Protección Social denunciando los casos pero al día de hoy no hemos tenido respuesta", dice Óscar Velásquez, presidente de la Sociedad regional Antioquia.   

Angélica Cervera Aguirre
Redacción ADN
Medellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.