Con 111 muertos, Irak vivió la jornada más violenta en últimos 2 años

Con 111 muertos, Irak vivió la jornada más violenta en últimos 2 años

Más de 235 personas resultaron heridas por los hechos registrados en distintas ciudades.

notitle
23 de julio 2012 , 07:12 a.m.

Una serie de 27 atentados no reivindicados dejaron al menos 111 muertos y 235 heridos este lunes en varios lugares de Irak, en la jornada más violenta de los últimos dos años, según un balance de las autoridades.

Los atentados del lunes, el tercer día del Ramadán, afectaron tanto a Bagdad como a otras ciudades del norte del país, entre ellas Kirkuk, fronteriza con la región autónoma de Kurdistán. Entre las víctimas figuran numerosos soldados y policías.

Estados Unidos denunció este lunes la ola de violencia en Irak, y aseguró que esos ataques durante el mes de Ramadán eran "cobardes" y "censurables".

"Condenamos en los términos más fuertes estos ataques, que tuvieron lugar hoy (...) en Irak. El ataque a inocentes siempre es cobarde. Es particularmente censurable durante este mes sagrado de Ramadán", dijo a la prensa la portavoz del departamento de Estado, Victoria Nuland.

El presidente del Parlamento iraquí, Osama al Nujaifi, y el representante de la ONU en el país condenaron los atentados.

Irán estimó que "el objetivo de esos actos terroristas es crear disensiones confesionales y amenazar la seguridad, la estabilidad y la independencia de Irak".

El atentado más sangriento se produjo en Taji, una ciudad situada 25 kilómetros al norte de Bagdad. Una serie de explosiones dejó al menos 42 muertos y 40 heridos, según dos fuentes médicas. "Oí una explosión a lo lejos. Salí a la calle y delante de mi casa vi un coche que no conocía", explicó a la agencia AFP Abu Mohamed, un habitante de Taji. Luego avisó a la policía, que determinó que se trataba de un coche bomba. "Hemos pedido a los vecinos que evacúen la zona, pero cuando estaban saliendo de sus casas la bomba explotó", dijo el testigo.

Cerca de la ciudad de Duluiya (90 km al norte de Bagdad), hombres armados entraron en una base militar hacia las cinco de la mañana (02h00 GMT) y abrieron fuego contra los soldados.

Quince de ellos murieron y otros dos resultaron heridos, según un teniente del ejército y una fuente militar. También hubo ataques en las ciudades de Saadiya, Jan Beni Saad, Kirkuk, Tuz Jurmatu y Dibis, todas ellas situadas al norte de Bagdad.

En Kirkuk (la capital de la provincia del mismo nombre), Tuz Jourmatu y Dibis murieron al menos siete personas y otras 29 resultaron heridas en una serie de explosiones.

En la provincia de Diyala, en el noreste de Bagdad, retenes del ejército y la policía fueron atacados por hombres armados y se oyeron estallar bombas que dejaron 11 muertos, entre ellos miembros de las fuerzas de seguridad.

Cuarenta personas resultaron heridas, según las autoridades y un médico de la capital provincial, Baquba.

Bagdad también vivió una jornada de violencia. Dos personas murieron en la explosión de un coche bomba en los barrios de Huseiniya y Yarmuk, según responsables de las fuerzas de seguridad y médicos. Al menos otras tres personas murieron y 21 resultaron heridas.

En el bastión chiita de Sadr City, en el corazón de la capital, otras 12 personas murieron y 22 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba.

En Dujail, en la provincia de Salahedin, una mujer murió en un atentado también con coche bomba. El vehículo estaba estacionado cerca de una mezquita chiita. Cuatro personas resultaron heridas.

Sobre la ola de atentados de este lunes no se conocen responsables, pero una rama de Al Qaeda en Irak afirmó recientemente que quería intensificar su combate.

Se trata de la jornada más violenta desde el 10 de mayo de 2010, cuando murieron 110 personas, la mayoría en la explosión de coches bombas en un parking de una fábrica textil de Bagdad.

El mes pasado fue uno de los más sangrientos en el país tras la salida de las tropas estadounidenses, con al menos 273 muertos y 603 heridos.

Irak, cuya enorme provincia desértica de Anbar, un bastión suní, limita con Siria, está alterado por el impacto del conflicto que hace estragos en el país vecino, escenario de una revuelta suní contra el régimen alauí del presidente Bashar al-Assad.

BAGDAD
AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.