'Santos es nuestro candidato natural': Roy Barreras

'Santos es nuestro candidato natural': Roy Barreras

El nuevo presidente del Congreso dice que el Legislativo debe limpiarse para recuperar confianza.

notitle
21 de julio 2012 , 09:09 p.m.

La elección de Roy Barreras como presidente del Congreso sirvió de excusa para que 'la U', principal partido de la coalición de gobierno, decida si se queda con el presidente Juan Manuel Santos o con el expresidente Álvaro Uribe. Y aunque no ha habido una votación formal en ese sentido, todo parece señalar que la mayoría se queda con Santos. Eso es lo que cree el nuevo líder del Senado.

En entrevista con EL TIEMPO, Barreras dijo además que la reelección del presidente Juan Manuel Santos en 2014 es una necesidad que va más allá de su deseo personal.

¿Comenzó a mejorar la relación Congreso y Gobierno rápido?

Sí, sin duda. Tenemos dos tareas: restablecer la comunicación entre el Gobierno y el Congreso, pero sobre todo entre el Congreso y los ciudadanos. Agradezco las palabras del presidente Santos, generosas con el Congreso, reconociendo la tarea legislativa. Ese es un primer paso para restablecer esa comunicación, que además es restablecer la confianza.

¿Por qué ejes debe pasar esa restauración de confianza? Algunos están pidiendo cambios de ministros...

La decisión sobre su gabinete es de su exclusivo resorte, y no es determinante en la relación con el Congreso. Pero sí lo es para su eficacia y su capacidad de ejecución. Si el Presidente me lo preguntara, yo le diría que sí es bueno que algunos de sus ministros cambien las botas Louis Vuitton por las pantaneras. El Presidente necesita ministros en terreno, en campaña, trabajando por la gente. Hay ministros demasiado distantes, lejanos, fríos, aburridos y algunos ineficentes.

¿Qué lectura ha hecho del mensaje de "unidad" del presidente Santos?

A mi modo de ver, que se mantenga firme y sólida la coalición y el apoyo a su gobierno, que ayer marcó con tres conceptos: más empleo, menos pobreza y más seguridad. Esta afirmación marca además un centro ideológico que aclara el panorama. Después de la presentación hace unas semanas del Puro Centro Democrático, desde la derecha, y de la fractura de la izquierda entre Polo, Progresistas y Marcha Patriótica, faltaba el centro, y ese centro es la unidad nacional definida por el Presidente.

¿Qué quiere decir con que al Congreso le llegó la independencia?

La costumbre es que el Congreso sea un apéndice del Gobierno, arrodillado, manoseado; esa es la parte de más crítica. Recuperar la autoestima y la confianza de los ciudadanos es lo primero que tenemos que hacer.

Pero también la dignidad y el decoro, ¿no le parece?

Sí. Uno no puede recuperar la autoestima si no se mejora a sí mismo, si no se baña, si no se limpia, si no se sana. Una persona enferma, abandonada, descuidada, no tiene autoestima, entra en depresión. Y esa persona tiene problemas de relación con el mundo. Así encontramos a este Congreso. Este Congreso se ha equivocado y con mayúscula. Vamos a corregir.

¿Qué hay que corregir?

No volverá a ocurrir que los ministros hagan las ponencias; ni que se atrevan a decirle a un senador "deme la firma" y después "no importa, confíe en mí"; no volverá a ocurrir que por falta de previsión, los ministros lleguen con proyectos en octubre, para aprobarlos a las patadas. El Gobierno debe tener listas sus reformas y no empezar a pensar el 20 de julio cuáles sí y cuáles no. Eso es la independencia.

¿Es distinto ejercer control político a hacer oposición?

El elemento más grande de la independencia es el control político. Estamos listos con esta mano a hacer todo el esfuerzo para apostarle al éxito del gobierno Santos -otros le apuestan al fracaso-, pero con la otra, cuando haya un ministro incapaz y que no le esté ayudando a Santos, seremos los primeros en hacerle los debates necesarios.

Pero la agenda legislativa de ahora no está clara...

La reforma estructural a la salud es la más urgente. Las soluciones están inventadas. No es suficiente con la inyección económica ni con ajustes puramente administrativos, muy buenos pero insuficientes. Eso es como agarrar a un enfermo y cambiarle la ropa.

¿Qué otras iniciativas son prioritarias?

Se requiere con urgencia la reforma de la educación pública. La reforma del sistema nacional ambiental es mucho más importante de lo que la gente cree, no solo es la reforma de las CAR. La ley de desarrollo rural, ahí está la verdadera revolución agraria. Y una reforma que parece pequeñita pero que tranca todas las demás y debería estar radicada mañana, que es la reglamentación de las consultas previas.

¿Y para detener la criminalidad?

Está el Estatuto para la Criminalidad Urbana. Los colombianos deben saber que el 85 por ciento de los delitos contra la vida de las personas provienen de la delincuencia común, que es seguridad urbana en las calles -el atraco, el homicidio, la puñalada por el celular-. Pero, claro, como el terrorismo logra su objetivo de centrar la atención, la gente olvida que allí está apenas el 15 por ciento de la violencia.

Con la realidad política de hoy, ¿cómo ve las cosas para una eventual reelección de Santos?

El Presidente ha dicho que no va a hablar de esa posibilidad hasta el año entrante... 'La U' tendrá candidato presidencial en 2014, y el candidato natural, la primera opción que tiene, es el presidente Santos. La reelección de Santos es necesaria, más allá de su deseo personal, porque todas estas políticas públicas necesitan más tiempo.

'A 'la U' le llegó la hora de quedarse con Santos'

¿Le llegó a 'la U' la hora de quedarse con Santos o con Uribe?

Llegó la hora porque es necesario. Era un momento indeseable. Intentamos un puente de comunicación con la idea de mantener unidos a los dos jefes naturales de nuestro partido y que los dos nos guiaran. Pero digámonos la verdad: no hay nada que hacer en esa comunicación. Aquí no solo hay una ruptura, que hubiera podido ser un divorcio pacífico. Hay un divorcio a gritos, con una separación de bienes estrepitosa. Una de las partes se fue para la oposición.

¿Y los hijos?

Los hijos de esos padres ideológicos somos las víctimas de esa pelea. Pero llega un momento en que uno tiene que definir con quién se queda: con el padre que garantiza la estabilidad, que está reconstruyendo la casa, mejorándola, o con el padre que tira piedra desde fuera y que quiere terminar de quebrar los vidrios. Nadie puede pensar que apostarle al fracaso de Santos es bueno para Colombia. Eso es un error político inmenso. No se puede apostarle al fracaso de Colombia con fines políticos. El frente contra el terrorismo somos todos, no son los señores de El Nogal. Allá se planteó un falso dilema entre seguridad y paz. Eso no existe. Sin seguridad no hay paz. Llegó la hora en que 'la U', que es el partido de gobierno, escuche el llamado que le hizo el presidente Santos. La Unidad Nacional debe estar firme y sólida garantizando el éxito de las políticas públicas del Buen Gobierno que está liderando Juan Manuel Santos.

¿Ve al expresidente Uribe encabezando una lista para el Senado?

Ese es un camino legítimo, democrático y exitoso que aclara el panorama ideológico. Él es un líder portentoso, el más arraigado. Tiene el camino político que quiera.

Votación pública para secretario

"Lo primero que se hizo fue aplazar esa elección. No vamos a improvisar ni a elegir un secretario sin todas las garantías para la opinión. Haremos una audiencia pública para que se sepa quiénes aspiran. Y vamos a hacer una votación nominal y pública".

'No a las salidas bizarras'
Sobre Constituyente o revocatoria

"Estoy de acuerdo con lo que el presidente Santos planteó en su discurso del viernes.

Los escenarios que invitan al caos solo les sirven a quienes aspiran a pescar en río revuelto. Esas propuestas bizarras de constituyente y revocatoria no llevan a ninguna parte. Vamos a hacer control político, pero no se le pueden poner zancadillas ni bombas en el camino al Gobierno. En vez de anunciar el fracaso de un gobierno, hay que ayudarle a que le vaya bien. Eso no es solución para nadie, es un distractor político para quienes están en las extremas izquierda y derecha".

'Hay que esperar al Vicepresidente'

"Los colombianos tienen derecho a saber qué pasó. Pero esa información tiene que ir acompañada de prudencia y paciencia para entender que las situaciones neurológicas se pueden recuperar y que evaluarlas precozmente puede ser injusto. Hay que bajarle a la angustia. Hay unas instituciones que funcionan. Creo que hay que esperar unos 3 meses desde el accidente".

EDULFO PEÑA Y LUIS GUILLERMO FORERO C.
Redacción Política

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.