21 kilómetros ponen en jaque a la Ruta del Sol

21 kilómetros ponen en jaque a la Ruta del Sol

Tramo entre Villeta y Guaduas desata polémica entre el Gobierno, ingenieros y el concesionario.

notitle
21 de julio 2012 , 07:40 p. m.

Un tramo de 21,6 kilómetros, en la vía entre Villeta y Guaduas, en Cundinamarca, tiene hoy frenado el proyecto de infraestructura más ambicioso de los últimos años en el país: la Ruta del Sol, y se puede convertir en el cuello de botella para el sueño de comunicar en 10 horas a Bogotá con la Costa.

A la afectación que ese primer tramo causa a la Reserva Forestal del río San Francisco, argumento con el cual la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) se abstuvo hace tres meses de conceder la licencia, se suma ahora la posible inestabilidad del terreno.

En opinión de voceros del gremio de la ingeniería y de personas cercanas al proyecto de la Concesión Vial Helios, encargada de la construcción de los 78 kilómetros entre Villeta y Puerto Salgar, la franja de 500 metros por la que se extiende el trazado del primer sector cruza por una zona que se desestabilizó con el fenómeno de la Niña (entre 2010 y 2011), lo mismo que por un entramado de fallas geológicas.

Según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), esos argumentos son una excusa del contratista para cambiar el trazado, como lo intentó Commsa. Para la entidad, el trazado solo puede moverse dentro de 500 metros y bajo riesgo del concesionario.

No obstante, para expertos, las características del terreno impedirán resolver incomodidades como trancones a causa de deslizamientos y hundimientos, y encarecerían la operación. Incluso, como lo advierte el gobernador Álvaro Cruz, el tramo Villeta-Guaduas podría "convertirse en el cuello de botella. Se va a volver una ruta crítica si no se resuelven pronto el trazado y el tema ambiental".

La polémica por los 21 kilómetros se desató cuando Andrés Uriel Gallego era ministro de Transporte, y ahora revivió. "Las dificultades que enfrenta el tramo estaban cantadas. Cuando la Corporación Financiera Internacional (del Banco Mundial) socializó el proyecto, la ingeniería del país le advirtió al Ministro que el trazado pasaba por una reserva forestal y que tenía problemas geológicos y geotécnicos muy complejos", dijo un vocero de los ingenieros.

Pero el experto fue más allá. Señaló que ese sector no es competitivo para un país, que está firmando tratados de libre comercio. "Es una carretera con altas pendientes, del 7 por ciento, y con túneles en los picos. Por una vía así, una tractomula no transita a más de 20 o 30 km por hora", dijo.

En efecto, el trazado contractual alcanza los 1.600 metros (altura a la que se encuentran dos túneles unidireccionales). Este diario conoció que la Concesión le propuso 10 alternativas a la ANI, que evitan la reserva y áreas desestabilizadas y fallas, como la del Alto del Trigo, La Magdalena, Bituima y La Masata.

En contra de esas opciones juega que no solo implican mayores inversiones (cerca de 600.000 millones de pesos adicionales) y cambian la estructuración del proyecto, sino que también extienden en el tiempo la ejecución y la entrada en operación de la Ruta del Sol entre 2016 y 2017.

Sin embargo, ninguna de esas alternativas ha sido contemplada por la agencia. Su presidente, Luis Fernando Andrade, asegura que ese trazado se escogió porque es el de menor riesgo. Insistió en que el concesionario no puede pretender cambiar las "reglas de juego", luego de que ganó la licitación sobre un trazado y con un menor valor (el contrato es por 962.000 millones de pesos, a precios del 2008).

Y aunque la Anla no se pronunció, pues espera que el Ministerio de Ambiente resuelva los recursos de reposición y recusación que interpusieron la ANI y la concesión, respectivamente, EL TIEMPO conoció que la entidad también se inclina por mantener el trazado por la franja de 500 metros que causa polémica.

Alternativas para el tramo

Desde un nuevo trazado hasta una posible multa

Ante las dificultades que se presentan entre Villeta y Guaduas, la Concesión Vial Helios le propuso a la ANI diez trazados que esquivan la reserva y las áreas inestables. Uno de estos tiene 18,5 kilómetros e incluye un túnel de 9 kilómetros, pero la construcción tardaría de 8 a 9 años. Otra de las propuestas tiene 22 kilómetros, incluidos dos túneles: uno de cinco y otro de cuatro kilómetros, y su ejecución tomaría cinco años.

Cualquiera de esas opciones significará más tiempo, pues solo realizar los estudios demanda cerca de un año, sin contar los trámites de licencias y una nueva licitación.

Según la Agencia, si la autoridad ambiental le da el visto bueno al tramo contratado, el concesionario deberá comenzar de inmediato las obras. De no hacerlo, se expone a multas.

De ser así, el concesionario ya advirtió que pedirá el acompañamiento de la Contraloría y la Procuraduría.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ Y CHRISTIAN PARDO QUINN
Redacción de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.